Expectativa en las estaciones de servicio mendocinas tras los anuncios

A tres días de la fuerte escalada del dólar y pocas horas después del anuncio del Gobierno nacional para congelar el precio de las naftas, en las estaciones de servicio se experimenta una situación de normalidad, con algunos inconvenientes muy puntuales, mientras crece la expectativa por lo que ocurrirá en las próximas jornadas en cuanto al abastecimiento de los combustibles.

Avatar del Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

Normalidad y expectativas en las estaciones de servicio tras los anuncios

ALF PONCE/MDZ

A tres días de la fuerte escalada del dólar y pocas horas después del anuncio del Gobierno nacional para congelar el precio de las naftas, en las estaciones de servicio mendocinas se experimenta una situación de normalidad, con algunos inconvenientes muy puntuales, mientras crece la expectativa por lo que ocurrirá en las próximas jornadas en cuanto al abastecimiento de los combustibles.

El panorama actual en las estaciones de servicio es tranquilo: no se ven filas de espera para cargar nafta ni carteles que advierten sobre faltantes de hidrocarburos. En algunos paradores sí hubo complicaciones tras la suba de la divisa estadounidense: "El martes y miércoles tuvimos problemas de abastecimiento y vino mucha gente a cargar su auto. Hoy la situación se normalizó y bajó el flujo de clientes", contó a MDZ un empleado de una estación ubicada en los alrededores del Parque Cívico.

Durante la semana también aumentaron las consultas en cuanto a lo que pasará con los precios e incluso si seguirán recibiendo tarjetas en forma de pago. "La gente estaba preocupada, pero buscamos llevarle tranquilidad porque hasta ahora sigue todo igual", acotó el encargado de otro parador céntrico.

Lo cierto es que hay expectativas sobre lo que ocurrirá en los próximos días, teniendo en cuenta que el congelamiento de precios dispuesto por la Nación llegará en desacuerdo con la postura de las petroleras. "Veremos que pasa", era la frase repetida entre los consultados. 

Raúl Castellanos, de la Federación de Expendedores de Combustibles, explicó por su parte en MDZ Radio que “ha habido idas y vueltas desde ayer a la mañana con distintas versiones sobre lo que se quería hacer. El punto actual es que según el Gobierno va a aplicar la Ley de Abastecimiento desde mañana, aunque tampoco significa que sea la última palabra”.

“Lo deseable es que se llegue a algún tipo de acuerdo para que la solución sea viable y armónica, de lo contrario podríamos esperar un tiempo de turbulencia”, añadió.

Luego de aclarar que la decisión del gobierno nacional no perjudica a los empresarios expendedores de combustibles, Castellanos aseguró que “por nuestra parte, la provisión de naftas está asegurada”, aunque dejó dudas respecto a las refinerías: “si se aplica una medida coercitiva, existe la posibilidad que haya una alteración en el abastecimiento. Es un riesgo que se corre”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?