El complejo sistema agroalimentario y la globalización

El columnista, entre otros aspectos, considera que la globalización produjo influencias muy marcadas en las dietas, llamada dietas globales, que alejaron a la comunidad de sus alimentos locales.

jorge silva colomer

[MISSING]binding.image.description

Años atrás el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, junto a la Universidad Nacional de Cuyo, y el Centro Científico Tecnológico, Conicet, Mendoza, crearon la Unidad Mixta. Tiene como finalidad contribuir a la comprensión de las complejidades y transformaciones en los territorios de interfaz con visión de largo plazo, derivar implicancias para el desarrollo y la sustentabilidad del sistema agroalimentario regional y proponer estrategias de abordaje para la formulación de políticas públicas.

En el presente es difícil interpretar el funcionamiento del sistema agroalimentario sin tener en cuenta el territorio y sus componentes humanos, ambientales, productivos, etc.

El concepto de sistema agroalimentario siempre existió pero en sus comienzos, hace más de 100 años, solo se consideraba la producción primaria de cereales, carne, frutas y verduras, como comienzo del sistema y al final del mismo el consumo. En un extremo se buscaba eficiencia en lo referente a mayor producción y bajos costos y en el otro enfocaban principalmente entre los regímenes alimentarios y patrones de consumo y de cómo estos cambiaban según las variaciones del ingreso per cápita. Era una relación lineal con pocos eslabones. Posteriormente la cadena de valor sumo eslabones pero siempre en un enfoque lineal. Sus componentes principales eran producir, transformar, transportar, consumir. Además, adquirirán importancia las relaciones socioeconómicas involucradas en ese proceso, tales como la comercialización, procesamiento industrial y distribución final de alimentos, entre otros

En la actualidad no se puede pensar en un sistema agroalimentario sin tomar en cuenta la compleja red de factores multidimensionales y multiescalares donde intervienen tanto políticas macroeconómicas globales como así también políticas de escala nacional y provincial.

Por otro lado la globalización produjo influencias muy marcadas en las dietas, llamada dietas globales, que alejaron a la comunidad de sus alimentos locales. También es muy marcada en los sectores con mayor disponibilidad de recursos financieros la búsqueda de alimentos nutritivos en su relación con la salud. En otro sector el consumo en exceso de hidratos de carbono hacen que un porcentaje importante de la comunidad mundial sea obesa complicando su salud.

Está claro que tanto los que eligen sus alimentos por valor nutritivo y aquellos otros que consumen especialmente harinas, tienen un punto en común que es la posibilidad de comprar alimentos aunque ellos sean de distinta calidad y diferente valor de adquisición. Frente a esto no podemos dejar de citar a las FAO que nos habla de más de 800 millones de personas que no cubren sus necesidades nutricionales básicas. En las provincias de Mendoza y San Juan, existen valores oficiales que nos llevan a inferir que aquí también hay situaciones comprometidas de alimentación adecuada.

Si queremos continuar complejizando al sistema agroalimentario actual, debemos remarcar la influencia del cambio climático sobre diferentes regiones y su importante daño en los recursos naturales. También es muy importante remarcar el crecimiento de la población en las ciudades y el avance de las mismas sobre las tierras que se destinaban a cultivos.

Las tecnologías especialmente las disruptivas y las innovaciones que se llevan adelante sobre la base de las mismas son una variable de peso dentro del sistema. Una parte importante de la sociedad está convencida que esta alta complejidad del sistema agroalimentario se soluciona con innovación tecnológica en los distintos eslabones de la cadena de valor y no dan tanto valor a lo social y a las multidimensiones que se entrelazan en los subsistemas en un movimiento continuo.

Desde la Unidad Mixta creemos que la innovación es una herramienta fundamental que debe ser considerada en profundidad pero que las políticas públicas para lograr un sistema agroalimentario sustentable debe ver más allá que la tecnología y la innovación.

Por este motivo realizamos el 5 Foro de Gestión territorial rural en el cual invitamos actores del territorio con influencia en el sistema para que desde su posición nos ayuden a interpretar el presente e imaginar necesidades de políticas públicas que nos lleven a escenarios deseados en la búsqueda de soberanía y sustentabilidad alimentaria.

Dr. Jorge Silva Colomer, Universidad Maza, INTA

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?