El comercio sigue en crisis, pero algunos zafan con un 'veranito' del turismo

La crisis golpea con fuerza al comercio mendocino desde hace varios años. Ante la caída del consumo y los aumentos de costos, sumado a otros factores como el dólar, la presión impositiva y salarial y la competencia desleal, el sector espera mejoras en la economía mientras algunos rubros sobreviven con mejor éxito que otros.

Avatar del Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

El comercio sigue en crisis, pero algunos zafan con un 'veranito' del turismo

Pachy Reynoso/MDZ

La crisis golpea con fuerza al comercio mendocino desde hace varios años. Ante la caída del consumo y los aumentos de costos, sumado a otros factores como el dólar, la presión impositiva y salarial y la competencia desleal, el sector espera mejoras en la economía mientras algunos rubros sobreviven con mejor éxito que otros.

En una recorrida de MDZ por un perímetro céntrico delimitado por las calles San Martín, Catamarca, Entre Ríos y Rioja, se detectaron más de 60 locales cerrados que, en su mayoría, fueron desocupados en el último año. Sin embargo, en sectores como Arístides Villanueva se percibe una mayor actividad comercial, especialmente en rubros como el gastronómico y hotelero.

Estos contrastes se explican por un elemento fundamental en la economía provincial: el turismo. "A Mendoza le está yendo mejor que al resto del país gracias al turístico internacional, siendo que en estos últimos fin de semana llegaron muchos turistas, sobre todo chilenos y brasileños, lo que ayuda a sostener la actividad de algunos sectores del comercio, la hotelería y la gastronomía", explicó el presidente de la Cámara Empresaria de Comercio, Industria, Turismo y Servicios de la Ciudad de Mendoza (Cecitys), Adrián Alín.

Al mismo tiempo, Alín aseveró que la desaparición de comercios en el centro obedece a que éstos "sufrieron aumentos en sus alquileres y no pudieron acordar con los propietarios o las inmobiliarias". Sin embargo, destacó que "la crisis se detuvo un poco estas últimas semanas, lo que nos ayuda a prepararnos mejor para el fin de año".

La suba del precio de los alquileres llevó a muchos comercios a cerrar sus puertas.

Por su parte, el titular de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), Daniel Ariosto, opinó en forma similar: "Algunas actividades del comercio se ven más favorecidas que otras, gracias a que en octubre y los primeros días de noviembre hubo mayor cantidad de visitantes foráneos. Esa afluencia de turistas causa un efecto derrame en muchos rubros y se convierte en un factor que beneficia tanto al sector público como al privado de las pymes".

"En contrapartida, los comercios que no reciben la afluencia turística siguen complicados, ya que el consumo interno no se ha recuperado", añadió.

El vicepresidente 3ro de Comercio de la Federación Económica de Mendoza (FEM), Adolfo Trípodi, detalló por su lado que "las ventas en el comercio minorista no repuntan por una mayor contracción del consumo". En cuanto a rubros, señaló que algunos "están funcionando mejor gracias a la afluencia de turistas extranjeros y argentinos", pero remarcó que, a diferencia de otros años, "no es un turismo de compras, sino de paseo que no se vuelca al resto de los sectores" que, al mismo tiempo, "no la está pasando nada bien".

"En general, la actividad comercial está muy mal, con algunos rubros en peor situación y otros un poco mejor, como los vinculados específicamente al turismo", resumió.

Indistintamente el rubro, las negociaciones con los proveedores han sido esenciales para evitar un mayor impacto de la inflación, según Alín: "Muchos comercios tuvieron que acordar con proveedores y fábricas para no aumentar drásticamente los precios de algunos productos, con el objetivo de mantener las ventas para no seguir descapitalizándose y perder sus negocios".

solo los rubros vinculados al turismo, como hotelería y gastronomía, sostienen sus actividades con mayor éxito.

Expectativas positivas, pero cautelosas 

Tradicionalmente, el mes de diciembre es más favorable al comercio gracias a la proximidad de las fiestas navideñas y el cobro de los aguinaldos, que sumado a los movimientos turísticos moviliza el consumo y las ventas. En ese marco, las cámaras empresarias de Mendoza esperan que repunte la actividad comercial mientras aguardan lo que ocurrirá con la economía tras la asunción del nuevo gobierno nacional encabezado por Alberto Fernández.

"Hay mucha expectativa de ver lo que sucede en los próximos meses, esperando con más optimismo teniendo en cuenta que en fin de año se vende mejor. Creo que el gobernador electo (Rodolfo Suarez) está bien interiorizado sobre la situación del comercio, mientras que el próximo gobierno nacional debiera encarar políticas macroeconómicas que ayuden al consumo", manifestó Alín.

Para Trípodi, las expectativas "son esperanzadoras" en tanto que la futura gestión de Fernández asuma lo que prometió en campaña, ya que "todos coincidimos en que hace falta ponerle plata en el bolsillo a la gente". "El consumo es el motorizador de la economía dado que genera un círculo virtuoso que potencia el ahorro y la inversión, y sin ello será imposible salir adelante", reflexionó.

Ante ese análisis, el empresario criticó al actual gobierno de Mauricio Macri por "tenernos durante casi cuatro años con caídas mensuales en las ventas minoristas y pérdidas de 20.000 empresas pyme", lo que revela "una falta de interés por recuperar el consumo de los argentinos".

Ariosto, en tanto, consideró que hoy "atravesamos un periodo de calma luego de las elecciones, ya que octubre fue un infierno por el altísimo grado de incertidumbre". En ese sentido, indicó que entre los empresarios mendocinos reina "un estado de serenidad" respecto a la futura gestión de Suarez ya que impera "una expectativa favorable" gracias a la administración del actual mandatario Alfredo Cornejo: "El gobernador afrontó los problemas heredados y deja las cuentas ordenadas, creo que se continuará en la misma línea".

En cambio, fue más cauto sobre el próximo gobierno nacional: "Nos inquieta lo que podría pasar, ya que hay muchos rumores y pocas certezas sobre lo que harán. Por ejemplo, que se anuncien en los medios aumentos salariales del 20% para diciembre nos genera preocupación e inquietud, ya que sería insoportable para las pymes". 

"Veremos qué actitud asume el nuevo gobierno nacional frente a la economía y qué medidas tomará al inicio de su gestión bajo un plan económico de reactivación", señaló.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?