Columna inmobiliaria: Ante la vulnerabilidad del mercado, responsabilidad

Columna inmobiliaria: Ante la vulnerabilidad del mercado, responsabilidad

Fanny Cruz analiza en esta columna el momento inmobiliario del país.

¡Qué vulnerable que está argentina! Escuché a lo lejos en un café, y es así.

Vulnerabilidad extrema. Todo parece incidir en nuestro rumbo en nuestro destino las elecciones, la devaluación del yuan absolutamente todo.

Siempre he considerado que nosotros desde el sector inmobiliario tenemos una responsabilidad inmensa. Porque ni más ni menos somos formadores de precio.

No concibo que a veces inescrupulosamente se infle el precio de una propiedad para captarla y tenerla cual trofeo de caza en el portfolio de propiedades, me parece erróneo y desleal. De qué sirve tomar un inmueble fuera del rango de mercado sólo para captarla, sabiendo que estará parada meses, o años. Con el consiguiente perjuicio no sólo económico sino también moral que le ocasiona al propietario quién ha cifrado su confianza en los servicios de ese prestador inmobiliario.

A tenor de ser sinceros, no es fácil concientizar a un propietario del valor real de su propiedad, y es lógico, no sólo se proyecta el valor edilicio en la misma sino que se involucran otros valores tales como: el esfuerzo que demandó su adquisición, las vivencias, las historias compartidas, el acervo familiar. No es en lo absoluto tarea fácil, concientizar sobre los valores vigentes de mercado, pero creo que indefectiblemente es el camino más certero.

He sido muy terminante también respecto a mi posición sobre los porcentajes de actualización de los alquileres. Yo sostengo que en la coyuntura actual y cercana no debe superar el 12,5% semestral. Sé que muchos colegas manejan el 15% semestral y no es mi función decir que está bien y qué está mal, simplemente creo que si asentimos sin resistirnos al 15% semestral convalidamos la aceleración del proceso inflacionario.

Si sé que somos formadores de precios, y como tal nuestra responsabilidad es determinante.

Creo que si queremos resetear esta Argentina devaluada no solo en su moneda, sino también en sus valores, debemos empezar por hacernos cargo de lo que nos toca a cada uno. Responsabilidad que por definición es ni más ni menos que habilidad para responder.

Desde el lugar que me toca, desde mi rol en esta sociedad, insisto en que no contribuyamos a ser parte de la llamada inflación inmobiliaria.

Tal vez es más difícil confrontar al cliente con la realidad, tal vez nos quedemos con una o dos propiedades menos de gente que preferirá que le sigan “vendiendo espejitos de colores” y le digan que su propiedad vale lo que no vale. Tal vez sea una opción, pero si somos más, si somos una masa crítica los profesionales actuando con criterio y responsabilidad, tal vez, solo tal vez podamos resetearte querida Argentina para que seas cada vez menos vulnerable.

Fanny Cruz

Martillera pública

Coach internacional

¿Querés recibir notificaciones de alertas?