Bajó 5,2% el consumo de electricidad de los usuarios residenciales en Mendoza

El dato corresponden al año 2018 y figura en el reciente Informe Anual de Demanda de 2018 del EPRE.  

Avatar del Mario Simonovich

Mario Simonovich

.

El EPRE elaboró el balance energètico de 2018 y de allí se desprende que los usuarios residenciales, a lo largo de ese año, disminuyeron el consumo un 5,2%; lo mismo sucedió con la rama que agrupa a pequeños comercios, talleres e industrias (usuarios generales), también con 5% de caída de la demanda. Esto llevó a que también disminuyera la generación total de energía eléctrica en Mendoza: la generación térmica en el 2018 se redujo un 2% en relación con el año anterior mientras que la generación hidráulica bajó un 20% con respecto al 2017.

La energía facturada (vendida) también retrocedió: -5,2% en usuarios residenciales y -5% en usuarios generales. Si bien creció la demanda de alumbrado público (5,5%), riego agrícola (0,8%) y las grandes demandas (3,6%), los usuarios residenciales representan una buena parte del total general, lo que determinó que la demanda de la energía eléctrica de Mendoza fuese de -0,1%

Fuente: EPRE

En cuanto a la industria y el comercio, el 2018 registró una gran caída de la demanda el comercio, restaurantes  y hoteles (-7,0%) seguido de la construcción (-5,7%). De los ocho sectores evaluados, el único que registró un aumento de la demanda fue "electricidad, gas y agua" (3,6%).

Fuente: EPRE

En la siguiente imagen, las tasas de crecimiento globales de los consumos  anuales de electricidad de Mendoza: registra una caída en 2016 -en coincidencia con la devaluación y el inicio de los tarifazos- luego una recuperación  a partir de octubre de ese año hasta enero de 2018, que decae e inicia períodos cíclicos desde mayo en adelante.

Fuente: EPRE
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?