Aunque Dujovne lo niega, el Gobierno negocia usar dólares del FMI para controlar el precio de la divisa

El Ejecutivo prepara un plan para poder vender alrededor de U$S 1.000 millones mensuales desde mayo y hasta fin de año. Se usarían unos U$S 8.000 millones de los desembolsos  que hará el FMI durante este año.

redacción mdz

dolar

Pachy Reynoso/MDZ

Aunque Nicolás Dujovne aseguró que en la reunión que sostuvo ayer con la titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, no se habló del dólar, lo cierto es que hay negociaciones para poder usar parte del dinero que se reciba este año desde el organismo internacional para ejecutar política monetaria.

Según indica este jueves el columnista de MDZ Radio, Carlos Burgueño, en una nota de Ámbito, el Ejecutivo prepara para los próximos meses un pedido formal al FMI para que permita usar parte del dinero de los desembolsos del organismo para controlar el dólar.

El pedido específico sería que a partir de mayo y hasta el fin de este mandato de Macri, el organismo autorice mecanismos de acción directa pero sin abandonar la zona de no intervención aplicada desde el BCRA desde octubre de 2018.

El problema con esa idea es que el Fondo estaría desencantado por la manera en que en el pasado reciente se aplicó esta maniobra desde el Gobiern. El FMI, al negociar el nuevo acuerdo en septiembre, dejó explícito que no quiere volver a vivir la misma experiencia que tuvieron bajo la administración de Caputo cuando usó el dinero para tratar de frenar la corrida cambiaria. La recomendación es la de dejar libremente cotizar al dólar, y operar sólo cuando la divisa llegue a un nuevo equilibrio.

De acuerdo a Pablo Wende, periodista especializado de Infobae, el objetivo es salir a vender unos U$S 8.000 millones desde mayo y hasta fin de año, pero con un scronograma de venta que se conocerá con una antelación de por lo menos 15 días con una cifra diaria "constante, transparente y previsible". Con esa modalidad el Gobierno asegura que no intervendría de manera discrecional en el mercado cambiario para evitar saltos bruscos de la divisa.

El Tesoro vendería alrededor de U$S 1.000 millones mensuales, incluyendo diciembre aún cuando en el medio se produzca el cambio de Gobierno.

Estas licitaciones serían diarias, similares a las que en su momento llevó adelante el equipo económico cuando Luis Caputo era ministro de Finanzas, pero sin cambiar de regla como se hacía en ese momento -un día se vendía más o menos y en ocasiones se suspendían- y ahora se harían todos los días constantemente por un monto de alrededor de U$S 50 millones.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?