Siete claves financieras de final de jornada

Siete claves financieras de final de jornada

El Estudio Ber ofreció su análisis de la jornada financiera a nivel nacional e internacional, en el día en que el dólar dio un respiro

1.Ante el respiro que intercaló Wall Street, aún cuando sigue atento a la desaceleración económica global, los activos locales acompañaron aunque con un comportamiento expectante, frente a lo cual el dólar registró una pausa a raíz de la mayor calma en emergentes y las medidas del BCRA.

2.Así es que el S&P Merval se recuperó un ~2,2%, sustentado principalmente por los ADRs de los bancos y las energéticas tras el fuerte ¨sell-off¨ que venían experimentando, más allá de que el volumen resultó más reducido dado que aún prevalece la cautela entre los operadores.

3.También los bonos intercalaron un respiro a través de ligeras mejoras promedio del ~0,2% en sus cotizaciones en dólares, con un riesgo país todavía orillando los ~790 pb., mientras que una vez más se invierte la curva dado que los títulos más cortos exhiben rendimientos de hasta el 15% anual.

4.A pesar de los respiros que pueda ir intercalando en el camino, Wall Street sigue transitando una etapa de mayor cautela al ritmo de las preocupaciones sobre una desaceleración económica global, como refleja una UST 10 años por debajo del 2,40% y una curva invertida.

5.El respiro de los emergentes otorgó la oportunidad, aún dentro del clima de incertidumbre electoral y económica local, para que los activos domésticos pudieran ensayar una tímida y selectiva recuperación, sin demasiada convicción ya que aún prevalece la cautela inversora.

6.Ocurre que las fuertes ventas recientes desde el exterior han colocado a las acciones y los bonos ante una vulnerable posición técnica, ya que la demanda no puede frenar la mayor oferta. Aún reconociendo las castigadas valuaciones, e incluso el riesgo de ¨overshooting¨ como reflejan títulos cortos en dólares rindiendo un ~15%, la crisis de confianza de los inversores está al mando y ello dificulta que se reanuden apuestas ante la incertidumbre.

7.A nivel cambiario, el respiro de las monedas emergentes -en especial del real brasileño- junto a las medidas anunciadas por el BCRA para incentivar mayores tasas en plazos fijos, despertaron inicialmente una apreciación del peso que se fue esfumando durante la rueda, y así es que al final el dólar mayorista cerró con un moderado descenso en los ~$ 43,63. Más allá de esta pausa, cuya duración y alcance resultan inciertos, los operadores siguen atentos a la evolución de los plazos fijos y a la mayor oferta de divisas (Tesoro, cosecha) para anticipar si resultarán suficientes ante un proceso de dolarización que ganaría ritmo junto al calendario electoral.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?