Se recupera la construcción en Mendoza

Algunos índices, como los despachos de cemento y la actividad de empleadores, muestran signos de reactivación. Los salarios siguen siendo bajos.
Avatar del

Nicolás Munilla

1/2
Se recupera la construcción en Mendoza(Alf Ponce / MDZ)

Se recupera la construcción en Mendoza | Alf Ponce / MDZ

Se recupera la construcción en Mendoza(Alf Ponce / MDZ)

Se recupera la construcción en Mendoza | Alf Ponce / MDZ

La construcción, uno de los sectores económicos más castigados por la crisis. comienza a dar signos de reactivación en Mendoza. Un informe del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC) señaló mejoras en los indicadores de actividad de empresas, despacho de cemento y contratación de trabajadores en los últimos meses del año pasado. Sin embargo, la provincia todavía tiene algunas cuentas pendientes, como los salarios.

Estos signos de recuperación se replican a nivel nacional, especialmente luego de un primer semestre del 2016 altamente recesivo para la construcción y que afectó a todas las provincias por igual. Con el reimpulso de la obra pública y las tibias inversiones inmobiliarias, el sector parece iniciar un camino alcista, aunque de modo desparejo respecto a las jurisdicciones subnacionales, de acuerdo al IERIC.

En el caso de Mendoza, en base a los datos desglosados en el informe de la organización, varios indicadores muestran signos positivos. Uno de ellos es el despacho de cemento Portland, que en la provincia creció un 8% interanual en noviembre, siendo una de las pocas jurisdicciones que mostró crecimiento.

Este positivismo se reflejó en la cantidad de empresas constructoras activas. Para diciembre del año pasado habían 735 constructoras o contratistas en Mendoza, frente a las 713 empleadoras registradas en el mismo mes del 2015. Misma tendencia tuvieron las subcontratistas, pasando de 146 empresas en diciembre del 2015 a 179 en el último mes del 2016.

En total, unas 914 empresas vinculadas a la construcción estuvieron activas en Mendoza hasta fin del 2016, un 6,4% más que en diciembre del año anterior.

Aquí también Mendoza fue una de las pocas jurisdicciones que creció en cantidad de empleadores en la construcción, junto con la Ciudad de Buenos Aires, San Juan, Santa Fe, Corrientes, La Rioja, Tierra del Fuego y San Luis.

Respecto a los trabajadores, el IERIC reveló que en noviembre del año pasado se contabilizaron en Mendoza 12.527 trabajadores registrados en la construcción, una leve retracción del 0,1% frente a los 12.535 empleados que había activos en octubre pasado. Aunque la baja fue mínima, es una de las tres provincias, junto con Jujuy y Formosa, donde no creció el empleo ese mes.

En comparación con noviembre del 2015, la caída del empleo registrado en la construcción fue del 3,2%, y en los once meses del año pasado, se acumuló una baja del 12%. De todas maneras, las cifras no estuvieron lejos de los indicadores nacionales y de otras jurisdicciones, por lo que Mendoza se ubicó en un "punto medio" o "por encima de la media" en cuanto a la dinámica laboral en el sector.

Más allá de lo negativo, se advierte un paulatino crecimiento del empleo, ya que en junio del 2016 habían 11.247 trabajadores registrados, pasando a 11.446  en julio, 11.917 en agosto y 12.406 en septiembre. 

Por otro lado, el IERIC informó que salario promedio del trabajador de la construcción en nuestra provincia, para noviembre del año pasado, fue de 11.522,50 pesos, estando entre los tres más bajos del país, solo superando a Tucumán (8.928 pesos) y Corrientes (11.459,70 pesos).

Así, el sueldo promedio mendocino reportó un crecimiento mensual del 1,7%, un interanual del 40,2% y un acumulado del 27,7%. Salvo el último porcentaje, el resto habría estado acorde a los índices inflacionarios oficiales y estimativos.

Teniendo en cuenta algunos de estos datos, es importante recordar que el Índice de Costo de la Construcción en Mendoza, cuyo último mes relevado por la DEIE fue octubre, arrojó una suba general del 0,25% frente a septiembre pasado, sensiblemente menor a la inflación general de ese mes, que fue del 4,7%.

El porcentaje interanual, es decir, frente al mes de octubre del 2015, arrojó un crecimiento del 26,03%, y una suba del 21,79% en los primeros diez meses del 2016, ubicándose ambos por debajo de los cálculos inflacionarios provinciales.

Por la misma línea se movió la tasa de incremento del costo de los materiales para la construcción, ya que en octubre creció un 0,74% respecto a septiembre, un 34,73% interanual y un 21,39% en el acumulado enero-octubre del 2016.

Más acotado fue el movimiento del costo de la mano de obra, ya que prácticamente no tuvo variación mensual, y tanto el crecimiento interanual como el acumulado de los primeros diez meses del año pasado fue del 22%.