Reacción de la AFIP tras la libertad de Cristóbal López

La autoridad fiscal apelará para que la causa por evasión se mantenga en la Justicia Federal y evitar así una rebaja en sus deudas con el fisco.
Avatar del

MDZ, Dinero

1/2
Reacción de la AFIP tras la libertad de Cristóbal López

Reacción de la AFIP tras la libertad de Cristóbal López

Reacción de la AFIP tras la libertad de Cristóbal López

Reacción de la AFIP tras la libertad de Cristóbal López

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) apelará a la Cámara de Casación Penal para que la causa Oil Combustibles, propiedad del Grupo Indalo, se mantenga en la Justicia Federal, de modo de evitar que los empresarios excarcelados, Cristóbal López y Fabián de Sousa, se vean beneficiados con una disminución de sus deudas con el fisco.

El cambio de carátula significa que López y De Sousa deberán rendir cuentas por evasión ante la Justicia Penal Tributaria, lo que podría permitir a los empresarios solicitar la adhesión a una moratoria que les posibilitaría una considerable reducción de la deuda que tienen con el fisco.

"Vamos a mantener la correspondencia y la coherencia que tuvimos desde el primer momento, considerando que tanto Cristóbal López cómo Fabián de Sousa defraudaron al Estado. Por lo tanto, analizamos la presentación de un recurso de apelación ante la Cámara de Casación Penal para que la causa se mantenga en la órbita de la Justicia Federal", señaló a Télam una alta fuente de la AFIP.

La cúpula del organismo recaudador se mostró hoy "sorprendida" por el "subrepticio" cambio de carátula que benefició a ambos empresarios, que, de acuerdo con el fallo de la Sala I de la Cámara Federal, integrada por los jueces Jorge Ballestero, Eduardo Farah y Leopoldo Bruglia, pasarán a ser investigados por el delito de evasión en el fuero Penal Tributario.

La excarcelación de ambos empresarios, más el cambio de carátula, los coloca bajo investigación en la Justicia Penal Tributaria y esto podría cambiar sustancialmente el futuro financiero del Grupo Indalo en lo que respecta a su deuda con la AFIP.

López y De Sousa estaban procesados por el juez federal Julián Ercolini como partícipes necesarios de administración fraudulenta en perjuicio del Estado Nacional y ahora, en libertad, serán investigados por el delito de evasión en la Justicia Penal Tributaria.

"Con este recalificación de los hechos se redujo el embargo de 17.000 millones a 8.000 millones de pesos y, además, tendrán la posibilidad de adherirse a los beneficios de la ley 27.260, que les reduce en forma considerable la deuda que mantienen con el Fisco", agregó la misma fuente.

El propio titular de la AFIP, Alberto Abad, una vez conocidos los hechos, ordenó "estudiar al detalle los fundamentos esgrimidos por la Sala I y analizar la posibilidad de presentar un recurso de apelación ante la Cámara de Casación" para sostener las actuaciones del organismo desde el nacimiento de la causa, en marzo del 2016.

"No cuestionamos la liberación de los empresarios, era previsible, pero nos llama poderosamente la atención el subrepticio cambió de carátula, particularmente que no se interprete la conducta de los empresarios como una real defraudación al Estado", afirmaron en la AFIP.

"Oil Combustibles no es agente de retención, sino responsable indirecto del impuesto a los combustibles, en consecuencia no puede ser calificada por retención indebida de tributos en términos de la Ley Penal Tributaria", subrayó la fuente al criticar el fallo de la Cámara.

En la AFIP no descartan que a la apelación del organismo se sume la del fiscal federal, por tratarse de un delito que claramente debe continuar bajo el mandato de la Justicia Federal.

"Tenemos 10 días hábiles para presentar el recurso ante Casación y lo haremos luego de un minucioso análisis de lo dispuesto por los jueces Ballestero y Farah, que votaron a favor del cambio de carátula y dispusieron la excarcelación de Cristóbal López y Fabián de Sousa", concluyó la fuente.

El tercer integrante de la cámara, el doctor Leopoldo Bruglia, votó en línea por lo dispuesto en su momento por el juez Julián Ercolini en cuanto a la acción de defraudación al Estado que derivó en la detención de ambos empresarios.