Qué hará Tarjeta Naranja para conquistar a Mendoza

La empresa cordobesa de tarjetas de crédito comenzará a operar en la provincia el 1 de noviembre en reemplazo de Nevada, marca local que posee un fuerte arraigo social entre los mendocinos. Para lograr la aceptación del público, buscará seducirlo con mejores servicios digitales, nuevos beneficios y una 'experiencia única' en atención y satisfacción de las necesidades del cliente, siguiendo una filosofía 'humanizadora'.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

Qué hará Tarjeta Naranja para conquistar a Mendoza

Pachy Reynoso/MDZ

La próxima semana, más exactamente el 1 de noviembre, ocurrirá un nuevo hito en el mercado financiero al iniciar formalmente sus operaciones en Cuyo la empresa Tarjeta Naranja, que luego de un proceso de fusión con Nevada incorporará más de 320.000 clientes de Mendoza y San Juan a su extensa red nacional de productos y servicios. El arribo de Naranja a Cuyo marca el final del proceso de fusión con Nevada bajo la insignia de la compañía cordobesa, el cual inició en distintas regiones del país. Mendoza y San Juan representan, a priori, el máximo desafío debido a que en esta región la marca mendocina posee su mayor peso comercial y un fuerte arraigo social. Para conquistar a los cuyanos, Naranja intentará seducirlos a través de una propuesta de negocios integradora y enfocada en la satisfacción del cliente. contenidos/2018/05/29/noticia_0007.html Con las inclusiones de ambas provincias, Tarjeta Naranja logra tener una presencia absolutamente federal, formando una red de más de 5,5 millones de clientes y 10 millones de tarjetas emitidas, junto con 260.000 comercios 'amigos' (adheridos) y 3.600 'colaboradores' (empleados) en las 24 jurisdicciones de todo el país. Alejandro Asrin, presidente de Tarjeta Naranja, encabezó la presentación de la marca que se llevó a cabo ayer en el hotel Hyatt, en compañía del conductor Diego Leuco. En un tono coloquial y distendido, explicó ante la prensa que esta absorción de Nevada, con la que compartía el holding accionario, obedece a un plan de afianzamiento de la marca Naranja en la Argentina: 'Hace un par de años redefinimos nuestra estrategia para evolucionar a un modelo de consumo superador, focalizando todas nuestras operaciones en nuestra nave insignia que es Naranja'. tarjeta_naranja_-_alejandro_asrin_-_01.jpg 'Se trata fundamentalmente de mirar esa estructura como una propuesta de negocios que evoluciona más allá de la tarjeta, dándole a cada cliente lo que necesita no solo en el sector crédito, sino también en otros como editorial, turismo, entretenimiento y en cualquier cosa que, como interlocutores válidos, podamos entregar', añadió. ¿Con qué se encontrarán los clientes? Asrin brindó algunas precisiones respecto a lo que encontrarán los clientes de Nevada cuando empiecen a utilizar sus nuevas tarjetas: 'Tendrán acceso a una gama de productos, servicios, promociones y beneficios mucho más potente, pero sobre todo que puedan tener una compañía que brinde más servicios financieros y modelos de pagos digitales, para que los clientes entren a un ecosistema de negocios basado en el factor local'. 'Queremos ser la tarjeta de los mendocinos y sanjuaninos, como lo hemos logrado en casi todo el país, ofreciendo una propuesta de alcance local, nacional e internacional que logre que el cliente esté absolutamente convencido en su preferencia', destacó. tarjeta_naranja_-_alejandro_asrin_-_10.jpg En ese sentido, hizo hincapié en el proceso digital en el que se encuentra sumergida la empresa: 'Estamos evolucionando para llegar al cliente con una propuesta digital completa, pero no como reemplazo a la atención física, sino en algo que agregue valor y se complementen a la asistencia en sucursal'. Como ejemplo señaló la aplicación Naranja para teléfonos celulares, que permite realizar las mismas operaciones que en los centros de atención. De todos modos, Asrin recordó que todo esto está basado en la 'humanización' de lo financiero, apostando a una experiencia digital que sea distinta a las habituales. 'En Naranja sentimos que hacemos las cosas diferentes, no por ser excéntricos sino porque siempre hemos puesto a las personas en el centro de todo. Darle un abrazo a un cliente y recibirlo con un caramelo, hacer eventos distintos de acuerdo a las fechas o sorprender con un coro sucursal, son acciones cotidianas que intentan humanizar una operación netamente financiera para que el cliente viva una verdadera experiencia y quiera volver', expresó. La apuesta, según el presidente de la empresa cordobesa, es tratar de 'captar clientes, convencerlos, atenderlos y entenderlos', entendiendo que 'el crédito es un commodities y las tasas están reguladas por ley, por lo que el diferencial está en la atención'. tarjeta_naranja_-_alejandro_asrin_-_03.jpg 'Naranja es una marca universal que llega a todos los sectores, por lo que en nuestra forma de seducir al mendocino, que será paulatinamente, no pretendemos llevarnos puestos nada. Creemos que poco a poco, con la propuesta de valor más la calidad de servicio y nuestros matices diferentes, lo vamos a conseguir', subrayó. El proceso de fusión Si bien ambas empresas ya eran en cierto modo 'hermanas' y compartían varias cuestiones operativas, la absorción de Nevada a manos de Naranja planteó desafíos y no pocas inquietudes, que a criterio de Asrin están siendo sobrellevados satisfactorialemente: 'El proceso de fusión viene excelente, porque hemos hecho una integración pensada y basada en las personas. Más allá de los procesos, saldos y clientes, lo más importante en lo que nosotros reparamos es que, con todos sus matices, estamos integrando culturas y personas'. tarjeta_naranja_-_alejandro_asrin_-_09.jpg Puso como ejemplo las tareas de capacitación que recibió el personal mendocino en la sede central de Córdoba, donde fue instruido, entre otras cosas, sobre las políticas de atención al público y la filosofía de la empresa. 'Creemos que paso a paso lo estamos dando', aseveró. Esta unión ocurre en un contexto económico nacional adverso, con altas tasas de interés y cerrado acceso a los mercados, lo que encarece el crédito y retrae el consumo. Cuando se diseñó el plan de fusión, estos aspectos no estaban contemplados, por lo que hubo algunos retoques sobre la marcha. De todos modos, Asrin expresó su fe en que la situación mejore en los próximos meses, mientras se sobrelleva la turbulencia: 'Ya viví muchas veces esta situación, siempre con altibajos, por lo que cuando la crisis apura hay que restringir la propuesta de valor y la cartera. No soy ni optimista ni pesimista, pero tengo esperanza en que el año que viene esto se va a revertir y nos vamos a ubicar de vuelta en la senda del crecimiento'. Acerca de Naranja Naranja nace en 1985 en Córdoba, como la tarjeta que identificaba las cuentas corrientes de la casa de deportes 'Salto 96', fundada por dos profesores de Educación Física. Rápidamente, la tarjeta se expandió transformándose en un instrumento de compra para otros comercios. En 1995, la inclusión accionaria de Banco Galicia posibilitó consolidar la expansión geográfica y generar nuevos planes y servicios financieros para los Titulares. Hoy Naranja es la principal emisora de tarjetas de crédito de Argentina, con 5,5 millones de clientes, 10 millones de plásticos, una red de 250 sucursales y un equipo de 3.600 colaboradores. Además es una de las compañías con mejor clima laboral del país, figurando desde 2004 en el podio del ranking Great Place to Work y, desde 2010, se posiciona entre las 20 empresas con mejor reputación corporativa de la Argentina según la consultora Merco, liderando el sector Tarjetas de Crédito.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?