Precios: supermercadistas culpan a proveedores

Tras los escraches los supermercadistas le pidieron al gobierno que preste atención a quienes les venden los productos. Agrupaciones ultrakirchneristas afirman que continuarán con la defensa de los "Precios Cuidados".
Avatar del

NA

1/3
Precios: supermercadistas culpan a proveedores(Nacho Gaffuri/MDZ)

Precios: supermercadistas culpan a proveedores | Nacho Gaffuri/MDZ

Precios: supermercadistas culpan a proveedores(Twitter)

Precios: supermercadistas culpan a proveedores | Twitter

Precios: supermercadistas culpan a proveedores(Nacho Gaffuri/MDZ)

Precios: supermercadistas culpan a proveedores | Nacho Gaffuri/MDZ

El Gobierno debería agudizar su mirada fiscalizadora sobre los proveedores y aplicarles multas también en el caso de comprobarse abusos que puedan afectar el normal funcionamiento del programa "Precios Cuidados", subrayaron autoridades de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS).

Después de que el Ministerio de Economía anunciara sanciones de hasta 1,3 millones de pesos a supermercados que no cumplían con el acuerdo de precios, el vocero de la CAS, Fernando Aguirre, sostuvo que "llama la atención que ningún proveedor" haya sido multado, cuando "los aumentos de precios son cosas de todos los días", afirmó.

En este sentido, expresó que los supermercados sancionados por el gobierno nacional "por supuesto" que recurrirán a la Justicia para apelar la multa, que supera los 3,4 millones de pesos en su conjunto.

En declaraciones a Noticias Argentinas, Aguirre también expresó la preocupación del sector frente a los "escraches" de agrupaciones kirchneristas a empresarios del rubro, con una reciente pegatina de afiches, o a supermercados, como ocurrió
este viernes con una protesta realizada frente a un local de Disco en cercanías del Congreso.

Tras las multas aplicadas por el Gobierno a las grandes cadenas Carrefour, Día, Vea, Coto, Walmart y Changomas por faltante de productos del acuerdo de precios y falencias en la señalización en las góndolas, Aguirre sostuvo que también se debería sancionar a los proveedores.

"Me llama la atención que no hayan sancionado a ningún proveedor, cuando la realidad es que hemos hecho una infinidad de denuncias por aumentos de precios y problemas de entrega con los proveedor", manifestó.

El vocero de la cámara supermercadista insistió en que "los aumentos de precios son cosas de todos los días y prácticamente en todos los productos" y añadió: "Nosotros hemos trasladado a la Secretaría de Comercio una gran cantidad de denuncias".

"No vemos motivo para que se sancione al supermercado y no al proveedor. Suponemos que será en una segunda etapa, porque en realidad, el que maneja el negocio es el proveedor, no el supermercadista. La responsabilidad de los proveedores es determinante", enfatizó.

Aguirre manifestó que "si los proveedores aumentan los precios, el supermercadista no puede hacer nada" y en el caso de los socios de la CAS y otros pequeños y medianos comerciantes trasladan esos incrementos a las góndolas porque no están en condiciones de asumir los costos.

>

"Es una pelea de todos los días", remarcó, y aseveró: "Nosotros no somos como las grandes cadenas, no podríamos hacernos cargo del costo".

"Estamos esperando las sanciones para los proveedores. Motivos hay de sobra", afirmó.

Por otra parte, consideró que "es extraño y preocupante que se incite a la gente a que vaya a quejarse al supermercado", cuando faltan productos en las góndolas, en alusión a recientes arengas de la presidenta Cristina Kirchner para que los usuarios fiscalicen el cumplimiento del acuerdo de precios.

"Habría que informarle a la gente que el supermercado no es más que un intermediario. Habría que hacerle ver a la gente que el supermercadista no tiene una responsabilidad completa, porque hay que ver si le han entregado los productos en cantidad y al precio adecuado", recalcó.

Insistió en que el supermercadista "tiene la voluntad de cumplir" con el programa "Precios Cuidados", porque "está en contacto con la gente todo los días y la gente le reclama directamente a ellos".

"El primer interesado en cumplir con este acuerdo es el supermercadista, pero muchas veces no lo puede hacer. Por ejemplo en el caso de los cambios de envases, es un tema del proveedor, el supermercado no tiene nada que ver, no puede cambiar el envase de un producto para venderlo a otro precio", dijo.

"La gente tiene que estar muy mal informada para creer que es responsabilidad del supermercado", manifestó Aguirre, al expresar la preocupación del sector por recientes "escraches" realizados a empresarios del rubro y frente a locales comerciales.


Agrupaciones K dicen que se busca "Restaurar orden Neoliberal"

Tras los escraches a supermercados y empresarios por el incumplimiento del programa "Precios cuidados", agrupaciones alineadas con el gobierno llamaron hoy a "organizarse para defender a la República de intentos de desestabilización y restauración del orden neoliberal", en medio de una pulseada entre la Casa Rosada y los mercados.

La presidenta Cristina Kirchner denunció en la semana que sectores económicos pretendían hacer "volar por los aires" a su gobierno, en medio de su ofensiva para tratar de frenar la escalada de precios, ahora reconocida por la Casa Rosada.

En el marco de un llamado a la "militancia" para salir a controlar los precios, organizaciones ultrakirchneristas continuaron los escraches a supermercados, como ocurrió el viernes en el Disco de Callao 35, a metros del Congreso de la Nación.

Esos escraches fueron cuestionados por cámaras empresarias como la UIA, ACDE, IDEA y otras, mientras que los supermercadistas se preguntaron por qué el gobierno aplicó multas a ese sector y no hizo nada con los "formadores de precios", como el sector fabril, en especial las alimenticias.

Una recorrida por supermercados Coto permitió comprobar que ese establecimiento está denunciando a los "proveedores" por los faltantes de productos en las góndolas correspondientes al listado de 194 "Precios cuidados".

Afiches con la firma de la agrupación kirchnerista Unidos y Organizados en los que se muestran rostros y nombres y apellidos de ejecutivos de empresas aparecieron la semana pasada pegados en paredes y carteles de la ciudad de Buenos Aires.


Grupos kirchneristas impulsaron, además, un boicot contra grandes cadenas de supermercados por los aumentos de precios el 7 y el 14 de febrero.

Desde la legisladora María José Lubertino a usuarios y hashtags de Twitter como Tiempo de Pueblo, ContigoSiempreCFK, Estamos Mirando, #CFKtieneaguante o #TropaARG, la campaña sigue adelante.

El Frente para la Victoria de Vicente López salió a convocar "al pueblo argentino a organizarse para defender a la república de los intentos de desestabilización y restauración del orden neoliberal".

"La sociedad soporta el asedio de grupos económicos de poder que intentan revertir el aumento de la participación de los trabajadores en el PBI. En esta puja distributiva, los gobiernos de Néstor y Cristina pusieron al Estado a intermediar de manera no neutral, en favor de los trabajadores. Los intentos de desestabilización son contra la política de pleno empleo y la defensa del salario que el gobierno puso en marcha en el 2003", señaló esa agrupación.

El kirchnerismo denunció que "los mismos grupos económicos radicalizaron su estrategia de desestabilización, intentando generar un caos económico que provoque la salida anticipada del gobierno".

"Generando corridas bancarias y especulando con la no liquidación de la producción agrícola, pretenden un cambio de gobierno para luego apropiarse de las reservas del banco central que son fruto del trabajo de los 40 millones de argentinos", sostuvo esa agrupación.