Por qué YPF le pagó $270 millones a la Provincia

La petrolera y el Gobierno de Mendoza acordaron dar por finalizados contratos de exploración en áreas adjudicadas en 2008 por la gestión de Celso Jaque. El concesionario original de estos yacimientos era una empresa del grupo Vila-Manzano, que posteriormente vendió su participación a la ex Repsol-YPF.

Avatar del

Redacción MDZ Online

Jaque y el exCEO de YPF Sebastián Eskenazi.

Jaque y el exCEO de YPF Sebastián Eskenazi.

El Gobierno de Mendoza recuperó áreas petroleras que se encuentran sin actividad de explotación, las cuales podrán ser licitadas nuevamente. Esto ocurrió después de un acuerdo entre la Provincia e YPF, que pagó 270 millones de pesos por incumplimientos de inversiones.

Las historia de las áreas San Rafael y Ñacuñán comenzó en 2008, cuando la gestión de Celso Jaque las adjudicó a dos empresas del grupo Vila-Manzano: Kilwer y Ketsal. Posteriormente, vendieron los derechos a la ex Repsol-YPF.

Tras la nacionalización de la petrolera, en 2012, ninguna de las áreas fue relevante para YPF ya que no revestían interés geológico. "YPF optó por pagar los montos no invertidos y de esta manera dejar las áreas vacantes para otros operadores", indicó el Gobierno ahora.

Desde el Ministerio de Energía indicaron que "con esto se concluye la normalización de los contratos petroleros en la provincia, proceso mediante el cual se revirtieron ocho áreas, para ponerlas nuevamente en producción".

"La provincia de Mendoza analiza volver a licitar las áreas en los próximos llamados siguiendo los éxitos experiencia de las áreas de Los Parlamentos y Puesto Pozo Cercado, también revertidas durante el mismo proceso y hoy licitadas y ya con fuertes inversiones en proceso", añadieron.

Temas
  • Petróleo
  • YPF
  • Ketsal
  • Kilwer
  • licitaciones petroleras
  • áreas petroleras revertidas