Paritarias y precios: Cristina recibe a la CGT de Caló

Tras más de siete meses, la CGT oficialista liderada por Antonio Caló volverá esta semana a ser recibida por Cristina Kirchner para hablar sobre las próximas paritarias, los precios y la deuda con las obras sociales.
Avatar del

MDZ

1/2
Paritarias y precios: Cristina recibe a la CGT de Caló(Casa Rosada)

Paritarias y precios: Cristina recibe a la CGT de Caló | Casa Rosada

Paritarias y precios: Cristina recibe a la CGT de Caló(Casa Rosada)

Paritarias y precios: Cristina recibe a la CGT de Caló | Casa Rosada

Tras más de siete meses, la CGT oficialista liderada por Antonio Caló volverá esta semana a ser recibida por Cristina Kirchner para hablar sobre las próximas paritarias, los precios y la deuda estatal con las obras sociales sindicales, en un intento por dejar atrás las tensiones por el cruce público entre la Presidenta y el metalúrgico.

"Vamos a a hablar de todo. Las obras sociales y las paritarias es lo más importante. Lo positivo es que nos volvemos a reunir después de siete u ocho meses sin un encuentro oficial", señaló el titular del sindicato de empleados textiles de la AOT, Jorge Lobais, en declaraciones a Noticias Argentinas.

La audiencia se realizará en la Casa Rosada entre el lunes y miércoles, antes de la reunión de Consejo Directivo de esta CGT prevista para el jueves, y por la central asistirán Caló y "tres o cuatro dirigentes más de la mesa chica", adelantó Lobais.

Sobre el tema paritarias, lo que más preocupa a los sindicalistas y sus representados, Lobais sostuvo que las negociaciones "como siempre se harán por sector, sin techo y cada actividad se las arreglará como pueda", al tiempo que consideró que a la hora de reclamar porcentajes "habrá que ver si camina bien el acuerdo de precios y que pasa con el dólar, porque sino no sirve de nada lo que pidas en un principio".

Al recibir este viernes a gremios docentes nacionales, el Gobierno se mantuvo firme en su postura de no desdoblar las paritarias y mantener un aumento para todo el año y escalonado, mientras que aún no dio definiciones sobre otras propuestas que acercó la CGT de Caló, como la implementación de "sumas puentes" antes de iniciar las paritarias.

Otro tema central de la reunión será el pedido que hará la presidenta Cristina Kirchner a los sindicalistas para que se comprometan a respaldar el acuerdo de Precios Cuidados lanzado por el Gobierno, algo que ya reclamó con un tono más duro en su último discurso público, el mismo en el que salió a amonestar a Caló por haber dicho que a algunos trabajadores "el sueldo no les está alcanzando para comer".

Este acuerdo con los supermercados es la principal apuesta que hizo el Gobierno para contener el alza de precios y la mandataria espera mayor énfasis de la CGT oficialista para acompañar el plan, aunque desde antes de su lanzamiento estos gremialistas ya deslizaban sus dudas sobre la eficacia de esta clase de iniciativas para luchar contra la inflación.

Este encuentro entre la CGT oficial y Cristina Kirchner se resolvió luego de una reunión privada y a solas que mantuvieron Caló y la jefa de Estado el miércoles último en la residencia de Olivos, adonde el metalúrgico fue convocado para poner paños fríos luego de que la mandataria rechazara en público aquella frase del titular de la UOM.

"Ya está, ya pasó, no hay problemas", sostuvo Lobais al ser consultado por ese cruce entre Caló y Cristina Kirchner, y advertir así que ya dieron vuelta la página sobre ese tema.

El constante reclamo del sindicalismo por la millonaria deuda que mantiene el Estado nacional en concepto de giro de fondos por las obra sociales también volverá a ponerse sobre la mesa, ya que varias de ellas se encuentran en serios problemas para dar las prestaciones por falta de dinero.

Ante eso, la CGT oficialista espera que la Presidenta se compromete a liberar un nuevo giro de dinero: "Veremos si largan una nueva suma y también vamos a reclamar que la APE sea más ágil", advirtió Lobais.

La Administración de Programas Especiales (APE) era el organismo clave que manejaba los fondos por los reintegros que debía girar a las obras sociales sindicales, pero el Gobierno la disolvió en 2012 y la reemplazó por el Fondo Solidario de Redistribución, que depende de la Superintendencia de Servicios de Salud.