Para Lavagna, la Argentina ya padece un "rodrigazo en cuotas"

El exministro de Economía señaló que el Gobierno aplica la fórmula de 1975 pero "con un discurso progresista que distrae".
1/2
Para Lavagna, la Argentina ya padece un "rodrigazo en cuotas"

Para Lavagna, la Argentina ya padece un "rodrigazo en cuotas"

Para Lavagna, la Argentina ya padece un "rodrigazo en cuotas"

Para Lavagna, la Argentina ya padece un "rodrigazo en cuotas"

El ex Ministro de Economía de los gobiernos de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, Roberto Lavagna, afirmó que el Gobierno actual aplica lo que llama un "rodrigazo en cuotas", diferente en buena medida al plan que aplicó Celestino Rodrigo en 1975, pero con similar resultado para el bolsillo de los argentinos.

>

"El Rodrigazo ya está y es un intento de sectores que se tornan conservadores y retrógrados por bajar el salario del grueso de la población. Se hace, desde el punto de vista de la mecánica, de una sola vez, como se intentó en aquel momento, cuando se subieron todos los datos de la economía arriba del ciento por ciento, y se intentó que los salarios fueran el 60. Obviamente, los trabajadores perdían. Eso es un Rodrigazo y esto es lo que está pasando", explicó el economista en una extensa entrevista con el diario Perfil.

El hombre desplazado de su cargo en 2005 por el presidente Kirchner explicó que "hay un intento de lograr lo mismo" que hizo el gobierno de Isabel Perón en su momento, pero con niveles de inflación totalmente distintos. "Porque hoy en el mundo no existe la inflación", aseguró.

"Se han subido desde los precios privados a los precios públicos –los impuestos, las valuaciones impositivas–, todos arriba del ciento por ciento, incluso tarifas de consumo más o menos masivo, como es el colectivo. Y al mismo tiempo se sugiere que los salarios podrían ser del 15 o del 18. Pero en lugar de hacerlo de una sola vez, y vanagloriándose de hacerlo, como se hizo en el año ‘75, este Rodrigazo es con un discurso progresista que distrae, y en cómodas cuotas", argumentó.

Según el ex ministro, este desbarajuste económico traerá problemas en las paritarias de este año, que se aproximan: "Ocurrirá lo mismo que en el Rodrigazo. Los sindicatos no van a permitir una pérdida, por los menos de la magnitud de la que les están sugiriendo".