Dinero Susana Balbo y la disminución de rentabilidad del sector vitivinícola

"No se le puede echar la culpa a los proveedores"

La devaluación ayudó a la competitividad, pero la inflación sigue poniendo en jaque al sector. Susana Balbo, productora de Dominio del Plata, asegura que "como empresaria me pasa lo que a las otras empresas: se sigue erosionando la rentabilidad".
Avatar del

MDZ

1/2
"No se le puede echar la culpa a los proveedores"(Gentileza DDP)

"No se le puede echar la culpa a los proveedores" | Gentileza DDP

"No se le puede echar la culpa a los proveedores"(Gentileza DDP)

"No se le puede echar la culpa a los proveedores" | Gentileza DDP

Mientras que el sector vitivinícola asegura que la devaluación significó un aumento de competitividad para el sector, reafirman que la inflación se lleva las ventajas que pudieran obtener.

>

Susana Balbo, productora de Dominio del Plata, asegura que “como empresaria me pasa lo que a las otras empresas: se sigue erosionando la rentabilidad”.

En comunicación con MDZ, Balbo afirma que esta problemática “no le sucede solo a las bodegas, les pasa también a nuestros proveedores. No se puede decir que la culpa es de los proveedores. Hay un tema preocupante de inflación que se debe solucionar”.

Balbo explicó que, por ejemplo, “en cuanto a los hornos de vidrio, el precio ha subido en un 20% y ellos consumen principalmente energía, no la tienen subsidiada”.

La empresaria aseguró que “esto yo lo veo con muchísima preocupación y la variable de ajuste es la parte más débil de la cadena, que son los empleados”, de todas maneras argumentó que “en mi empresa no va a haber despidos, pero no puedo hablar por las otras”.

Hay sectores que han ajustado sus precios, nosotros lo hemos muy poco a lo largo de estos años.

“Se debe dialogar por un plan general para paliar el tema de la inflación y no caer en luchas con nuestros empleados por temas salariales, porque a ellos tampoco les alcanza la plata”, advirtió Balbo.

Con respecto a las seguidas reuniones que suele tener el sector con funcionarios provinciales y nacionales, Balbo contó que lo que les exigen es traer divisas. “La industria vitivinícola está claro que trae divisas, pero ante la pérdida de competitividad se va perdiendo”, dice la enóloga.

La productora de Dominio del Plata hizo en los últimos meses una fuerte apuesta al mercado local y explicó cómo hace para arriesgar con este escenario incierto. “No podemos poner el foco en la coyuntura, yo estoy apostando a los próximos 15 años. No puedo quedarme en los próximos dos años. Sí espero que el próximo gobierno tenga un plan económico con diálogo y que se suba al mundo, porque estamos alejados de él”.