Dinero Dudas sobre el acuerdo del Gobierno con los laboratorios

Los remedios pierden rentabilidad

Farmacéuticos advierten sobre la poca rentabilidad del sector, absorbido por la inflación y la disparada del dólar. Reclaman al Gobierno un estudio profundo de la matriz del negocio de los medicamentos. Críticas al modo en que se fijan los precios.
Avatar del

Jimena Catalá

1/4
Remedios. Imagen ilustrativa.(WEB)

Remedios. Imagen ilustrativa. | WEB

Los remedios pierden rentabilidad(Agenciacomunas.com.ar)

Los remedios pierden rentabilidad | Agenciacomunas.com.ar

Los remedios pierden rentabilidad

Los remedios pierden rentabilidad

Los remedios pierden rentabilidad(1.bp)

Los remedios pierden rentabilidad | 1.bp

El anuncio del Gobierno sobre el acuerdo con laboratorios en busca de rebajar los precios a los medicamentos está lejos de ser un "santo remedio". Farmacéuticos plantearon sus reparos al incipiente convenio. 

Este miércoles el jefe de Gabinete nacional, Jorge Capitanich, informó: “Se ha establecido un proceso de análisis junto a la industria de los medicamentos para retrotraer los precios al 15 de enero, desde la semana que viene en todo el país por 18.000 productos”.

Agregando que, por iniciativa de la industria, se planteó una disminución de 600 precios a diciembre, lo que se traduciría en una lista publicada por los propios productores de remedios. El acuerdo -que aún no está firmado- abarcaría a 12 mil farmacias de todo el país.

Evaluando esta iniciativa del Ejecutivo nacional a la luz de los recientes aumentos (ubicados en un promedio del 30 por ciento) registrados en los medicamentos entre diciembre de 2013 y enero de 2014 y desde la perspectiva del paciente o consumidor, la disminución prometida podría tener efectos positivos.

Sin embargo, farmacéuticos hicieron foco en la poca rentabilidad del sector (aún con los últimos incrementos realizados), en el mecanismo unilateral de fijación de precios a través del cual el único beneficiado termina siendo el laboratorio y en la necesidad de que el Gobierno defina una política de fijación de precios de los remedios.

Es que como ocurre en cualquier cadena de comercialización, en el caso de los medicamentos: el precio lo fija el laboratorio (productor), el Gobierno lo autoriza y, finalmente, droguerías y farmacias deben manejarse con el precio preestablecido de lista.

El problema de la rentabilidad

Sobre el final de 2013 y comienzos de 2014 se registró un aumento promedio cercano al 30 por ciento en los medicamentos en las farmacias de todo el país; sin embargo, desde el sector aducen no haber visto reflejado el incremento en su estructura de costos y apuntan a la reciente disparada del dólar oficial como otro factor contraproducente ya que los insumos o principios activos con los que se fabrican los remedios son importados.

“Hay dos cosas a tener en cuenta. El primer tema es que los medicamentos en los últimos años, desde 2007 en adelante, han venido aumentando por debajo de la inflación. El promedio de aumento ha sido entre un 12 o 13 por ciento, cuando la inflación ha estado en el mejor de los casos cercana al 22 o 23 por ciento”, comentó a MDZ Online Adolfo Brennan, tesorero del Colegio Farmacéutico de Mendoza (Cofam).

Adolfo Brennan, miembro del Consejo Directivo del Colegio Farmacéutico de Mendoza.

Sostuvo que el aumento, en ese mismo período, de la estructura de costos de las farmacias (entre los que enumeró sueldos de empleados, gastos de alquileres y otros) ha terminado absorbiendo las últimas subas de los precios de los medicamentos.

“Asimismo, el dólar tiene un efecto directo sobre los principios activos de los medicamentos, porque en la Argentina se elaboran remedios pero no sus principios activos (la droga activa que hace el efecto terapéutico y todos los coadyuvantes como blisters, cápsulas blandas, según aclaró) que son todos materiales importados. El dólar afecta inmediatamente, entonces, sobre la estructura de costos”, añadió.

Bajo ese panorama, el referente de la entidad que representa a farmacéuticos mendocinos dejó entrever que una retracción de los precios podría complicar, aún más, la rentabilidad de la actividad.

Por su parte, Marcelo Peretta, presidente del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, sostuvo: “Desde el punto de vista de la gente (el acuerdo de precios) es beneficioso; ahora, desde el punto de vista de la farmacia habrá que verlo porque pasa que las prepagas están pagando en un plazo mucho mayor al que lo hacían habitualmente -30 días-, hoy deben estar pagando a los 60 o 90 días. Eso hace que la farmacia tiene que pagar el producto a los 23 días a la droguería, pero recibe el saldo a los 90 días, con lo cual económicamente no le es viable. Es decir, hay una situación económica de las farmacias que va a haber que entender”, apuntó en conversación con MDZ Online.

Marcelo Peretta, secretario general del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos. (Foto publicada por Agenciacomunas.com.ar)

En tal sentido, añadió: “En este momento, sin ir más lejos, estamos en plena paritaria pidiendo aumento para el farmacéutico pero nos encontramos con que la economía de la farmacia se mete en la paritaria porque no podemos pedir demasiado incremento salarial, justamente, por esta situación que están atravesando”.

El mensaje para Capitanich

Si bien desde las entidades consultadas prefirieron no aventurar conclusiones respecto del acuerdo con los laboratorios, reclamaron una política de fijación de precios y un estudio profundo de la matriz del negocio farmacéutico.

“Lo que puedo decir es que seguimos complicados. Sin embargo, no estoy diciendo que los medicamentos estén baratos ni que la diferencia la tenga que pagar la gente; lo que digo es que hay que estudiar la estructura de costos de los medicamentos y el sistema en general y ver que no siempre el hilo se tiene que cortar por lo más fino que son las farmacias”, postuló Brennan al tiempo que dijo que esperarán la lista de precios definitiva para evaluar su impacto en la actividad.

Peretta, por su parte, cuestionó la unilateralidad del acuerdo y pidió que se incluya a los farmacéuticos en la definición de precios. “Respecto del tema del precio hay que tener una política y para ello es importante que participen todos y no sólo los laboratorios que forman los precios de modo unilateral. Lo que está pasando es que el laboratorio fija el precio, lo aumenta y ahora acuerda con el Gobierno bajarlos. Considero que debe participar el farmacéutico que es quien, en definitiva, pone la cara frente al paciente”, señaló el titular del gremio que representa a farmacéuticos y bioquímicos.

Cuestionó, asimismo, este tipo de acuerdos porque -a menudo- contemplan productos que no son los que mayor demanda presentan. “En los listados que suelen aparecer con medicamentos de precios cuidados la sensación es que se incluyen medicamentos de poca utilidad; es decir, con el fin de sumar cantidad de productos con precio cuidado o reducido aparecen productos que no tienen salida”, sostuvo. Continuó: “La presentación de Amoxicilina que es el antibiótico más utilizado se consume habitualmente de 500 miligramos por 21 comprimidos pero si ponen la de 750 miligramos que no es la que más se compra, la reducción es en vano”, ejemplificó.

Sin rúbrica

MDZ Online intentó comunicarse con referentes de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (Cilfa) cuyas fuentes de prensa solamente confirmaron que el acuerdo con el Gobierno "no está firmado". Según la estimación del propio Ejecutivo la lista de precios y la reducción de los mismos estará vigente a partir de la semana próxima.

Sin embargo, todo indica que la papa caliente seguirá quemando a los eslabones más débiles de la cadena: consumidores, en primer lugar, y farmacéuticos, en segundo lugar.