Dinero ¿Mejor el remedio que la enfermedad?

Los medicamentos aumentaron un 17,9% en enero

El Secretario General del Colegio Farmacético de Mendoza explicó porqué aumentan, y quienes deciden los precios. Además, indicó que los valores están muy por debajo de la inflación y de los salarios desde hace más de tres años.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/3
Los medicamentos aumentaron un 17,9% en enero

Los medicamentos aumentaron un 17,9% en enero

Los medicamentos aumentaron un 17,9% en enero(Gentileza)

Los medicamentos aumentaron un 17,9% en enero | Gentileza

Los medicamentos aumentaron un 17,9% en enero(Gentileza)

Los medicamentos aumentaron un 17,9% en enero | Gentileza

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich reclamó a laboratorios farmacéuticos que "retrotraigan el nivel de precios", luego de acusarlos de tener una "propensión a la inconducta", los convocó a una reunión en los próximos días.

Y adelantó que el Gobierno planea crear un pool con las obras sociales que están bajo su órbita como el PAMI, para impulsar una baja en los precios de los medicamentos. Los remedios aumentaron, pero ¿Quién decide su costo, y de qué dependen los mismos?

El secretario general del Colegio Farmacéutico de Mendoza (COFAM), Jorge Jakubson, explicó que el Gobierno de la Nación junto a los laboratorios deciden los incrementos en los precios de los medicamentos. E informó que desde el 23 de diciembre hasta la fecha estos aumentaron en un 17, 9% ponderado.

Si bien algunos tuvieron subas de hasta un 100%, la mayoría no aumentó más del 12%, razón por la cual el promedio es más bajo de lo que se informó en algunos medios.

"El porcentaje es aumentado, porque hay muchos más medicamentos que aumentaron menos, y muy pocos que aumentaron más, tenemos el precio absolutamente retardado, de baja rotación y alto costo", aseguró Jakubson.

El secretario general de COFAM, explicó que el aumento lo decidieron los laboratorios, y el gobierno está pidiendo que se baje, pero los medicamentos que son importados no van a bajar de precio.

En cuanto a esto comentó que existen 230 laboratorios en el país de los cuales 30 son multinacionales y el resto son nacionales y tienen "excelentes productos, con precios más accesibles que los otros que hacen más regalitos o pagan mayor publicidad, pero todos deben comprar la droga afuera porque acá no hay nada, porque hasta el almidón se compra afuera -Jakubson mencionó, que si bien existen productores de almidón en el país, no hay para medicamentos-."

"Lo que se hace en las fábricas nacionales es confeccionar los medicamentos pero las cápsulas son importadas, hasta los prospectos vienen hechos de afuera, y ni las cajas las fabricamos acá", lamentó el farmacéutico y dijo que la industria nacional está "finiquitada".

Según Jakubson, cuando se fue Moreno, los laboratorios dijeron basta y acordaron un aumento que más o menos equipare la situación, porque el año pasado, mientras la inflación se calculó entre un 24 y un 26%, los medicamentos aumentaron el 12% en tres partes.

"Hoy  Capitanich (Jorge) -el jefe de Gabinete- dijo que va a reclamar a los laboratorios farmacéuticos que retrotraigan el nivel de precios, en vez de retrotraer lo que va a pasar es que van a dejar de mandar medicamentos, porque no van a bajar sus precios por debajo de la inflación", entiende el farmacéutico.

Igualmente, comentó que todavía están esperando ver que sucede con los productos importados que ya no ingresan al país, como era un nebulizador italiano que deberá reemplazarse con otro producto.

Por otro lado, explicó que ya que el 80% de la gente está mutualizada por lo que medicamentos primordiales como son las insulinas que pueden costar hasta mil pesos, se le entregan sin que pague nada, y si no tiene obra social puede acudir a los hospitales públicos donde deben dárselos de forma gratuita.

"El promedio de precio de los medicamentos está en $85, de eso la mayoría lo absorbe la obra social, o va al hospital público y se lo regalan, acá nadie queda desprovisto de medicamentos, y los jubilados tienen una cobertura tremenda, tienen hasta el 100% de cobertura", explicó.

Y agregó que hasta la leche maternizada tienen cobertura, por lo que la gente no va a sufrir el aumento.

Jakubson criticó a quienes los acusan de especuladores ya que el precio no lo disponen ellos, sino que viene directamente desde Buenos Aires, y los laboratorios aumentaron los costos porque con la devaluación que hubo "es racional y lógico que exista un aumento".

Asimismo comentó que los productos de mayor salida, los que la gente tiene que pagar de su bolsillo ,como puede ser un antiinflamatorio o un analgésico, aumentaron hasta un 12% y algunos hasta el 30%, pero no se trata de productos "de vida o muerte". 

El beneficio que tienen los medicamentos para hacer bajar sus costos es que la última etapa, que es la de la comercialización no está gravada con el IVA, según dijo el farmacéutico. "Nosotros nunca vamos a poner el precio, y nunca vamos a salir a decir que lo aumenten, porque es un tema muy sensible".

Además, explicando la rentabilidad del sector, Jakubson comentó que "mientras que la mayoría de las farmacias de la provincia, el 80%, es chica o medianita, tiene entre siete y 21 días para hacer sus pagos, las mutuales tardan dos meses en pagar".

"Hoy una farmacia chiquita que vende $60.000 por mes, que contrata un cadete, paga un alquiler e impuestos, pierde $3.800 por mes. Si el local es del farmacéutico, y no tiene contador ni cadete, puede estar ganando unos cuatro o cinco mil pesos", informó Jakubson, al tiempo en que dijo que si la situación continúa, las farmacias chicas van a cerrar y van a ser absorbidas por instituciones más grandes como viene pasando, y continuó:

"Mientras que un minimarket que venda la misma cantidad de dinero al mes, gana 18 mil pesos, pero nosotros no podemos pedir un subsidio cuando se nos está por fundir una farmacia, como hacen los productores, no podemos pedir subsidios de nada, lo único que podemos hacer es cerrar y dedicarnos a otra cosa".

E indicó que para obtener $15.000 de ganancias es necesario vender 250 mil pesos. El margen de ganancias es del 31%, pero el 70% de lo que venden se hace por obra social, y estas incluyen descuentos que del 14%, por lo que las ganancias se reducen al 17%, mientras que el costo operativo hace que una farmacia medianita tenga una rentabilidad del 9%, y del 5 o el 6% las que deben pagar alquiler.

Para que la rentabilidad del farmacéutico aumente y la gente pague menos precios, Jakubson explicó que el cliente tiene que aprender a pedir que le sustituyan.

"Porque hay una diferencia astronómica entre los precios de los productos para los que no se hace ninguna publicidad, que le hacen promociones a la farmacia, y al mismo tiempo nos permiten ofrecer mejores precios a los clientes", dijo.

Además, comentó que "todos los analgésicos y antibióticos de primera y segunda generación tiene un sustituto, pero cuando el profesional le explica al cliente que puede venderle uno más económico que es exactamente igual, prefieren pagar uno más caro, cuando podrían llevarse otro".

El farmacéutico dijo que en el sector no se sienten vendedores, sino expendedores, porque el vendedor elige los productos que desea vender, mientras que en el caso de ellos quien decide es el médico, el que hace la receta.

Y finalizó comentando que la gente confía en la marca que dispuso el médico, por más que la droga sea la misma y podrían llevarse otro que no aumente la rentabilidad de los laboratorios que cobran precios excesivos por los mismos productos.


Precio de los medicamentos según los Laboratorios

Igualmente, desde la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos informan que "desde el año 2007, los precios de los medicamentos deben adecuarse a pautas establecidas por la Secretaría de Comercio Interior".

La institución gubernamental decide los aumentos "sobre la base de tres categorías, productos masivos, especiales y premium", los mismos se decidieron en 2013 en tres tramos de p0co más de un 4% cada uno.

En tanto que la canasta de “servicios médicos”, elaborada por la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados (Adecra), ya arrojaba para el año pasado un incremento de 31,5 por ciento. En función de los datos de Comercio, la variación normal del precio debería ser entre un 4 y un 5 por ciento, porque el peso del componente importado en esa cadena es del 20 al 25 por ciento.