Licitación petrolera: 7 áreas generarán más de $1.800 millones en inversión

Cuatro compañías realizaron 11 ofertas para concesionar áreas petroleras de Malargüe, San Rafael y Tupungato.
Avatar del

MDZ, Dinero

1/3
Licitación petrolera: 7 áreas generarán más de $1.800 millones en inversión

Licitación petrolera: 7 áreas generarán más de $1.800 millones en inversión

Licitación petrolera: 7 áreas generarán más de $1.800 millones en inversión

Licitación petrolera: 7 áreas generarán más de $1.800 millones en inversión

Licitación petrolera: 7 áreas generarán más de $1.800 millones en inversión

Licitación petrolera: 7 áreas generarán más de $1.800 millones en inversión

Ayer se abrieron los sobres B de la licitación de 11 áreas petroleras. Las propuestas excedieron las expectativas del Gobierno, ya que resultó "el proceso licitatorio que recibió mayor cantidad de empresas y de ofertas. De los 11 proyectos, hubo interés por 7 de ellos. Es decir que se llamará nuevamente a licitación para las cuatro áreas que resultaron desiertas", explicó el ministro Martín Kerchner.

La inversión mínima estipulada para la exploración de las áreas era de US$ 31,8 millones y lo que se ofertó es de US$ 40,6 millones, es decir 30% por sobre el mínimo. 

Mientras que en el caso de la explotación para los próximos diez años, el monto supera ampliamente la inversión exigida por el Estado, pasando de US$ 8,2 millones a US$ 35 millones de dólares, un porcentaje 300 veces superior.

De las cuatro empresas que siguen en carrera, YPF presentó ofertas por cinco áreas: Puesto Pozo Cercado Oriental, Occidental, Los Parlamentos, CN7A, CN3 Norte. De estas, sólo una pertenece a explotación, el resto son para exploración.  

Selva María + Integra Oil fue la única firma que por razones jurídicas no pasó el filtro técnico.

Por su parte, Aconcagua Energía se interesó por las áreas Atuel Norte y Pozo Cerrado Oriental, ambas ya aptas para explotar. De la misma manera, la firma Gy G compite por Atuel Norte.

El Trébol SA presentó sobres para explotar el área Pozo Cerrado Oriental y explorar las áreas CN7A y Loma Cortaderal Cerro Doña Juana.

La adjudicación se producirá luego de ponderar tres coeficientes que se tienen en cuenta para ordenar las ofertas de explotación y que están relacionados al pago inicial, el porcentaje de regalías de crudo y la inversión ofertada.

En cambio, el criterio para otorgar las licencias de exploración tiene que ver con las unidades de trabajo (UTES), es decir la inversión para encontrar nuevas reservas, que generará nuevas fuentes de empleo y ampliará la productividad hidrocarburífera de la provincia.

Esta licitación incorporará a la actividad petrolera 6.000 km2 de superficie en exploración, con lo que se espera generar un buen número de fuentes de trabajo directo e indirecto y favorecer el desarrollo de la cadena de proveedores locales que suministran bienes y servicios a la actividad petrolera.

El proceso de análisis se completará en aproximadamente un mes, tras la revisión de las ofertas que tendrá el control de la Fiscalía de Estado y de otros organismos involucrados. "Es la primera vez en diez años que volvemos a pensar en construir reservas energéticas en la provincia, en este caso de hidrocarburos", cerró el funcionario.