Dinero Hasta un 150% de aumento

Las tasas de interés, por las nubes

Luego de la devaluación del dólar, los bancos y otras entidades financieras incrementaron sus tasas de interés, y aunque los incrementos en estos son importantes, aún más lo son cuando se suman los costos de financiación. Advierten hasta un 150% de aumento.
Avatar del

Bárbara Del Pópolo

1/6
Las tasas de interés, por las nubes

Las tasas de interés, por las nubes

Las tasas de interés, por las nubes

Las tasas de interés, por las nubes

Las tasas de interés, por las nubes

Las tasas de interés, por las nubes

Las tasas de interés, por las nubes(MDZ)

Las tasas de interés, por las nubes | MDZ

Las tasas de interés, por las nubes

Las tasas de interés, por las nubes

Las tasas de interés, por las nubes(Economiteca)

Las tasas de interés, por las nubes | Economiteca

Luego de la devaluación del peso y de las medidas económicas dispuestas por el Gobierno, en los últimos días, los bancos, tarjetas de créditos y entidades financieras comenzaron a ajustar créditos, planes de cuotas y, sobre todo el costo financiero, que en algunos casos se elevó hasta el 100%.

Plazos fijos, tarjetas de crédito, préstamos y otras operaciones financieras del ciudadano "común" sufrieron un incremento en las tasas de interés de entre un 5 y un 15% con respecto al mes pasado, es decir que antes se cobraba un 25% y hoy esta cifra asciende al 35%, o más dependiendo de la entidad financiera. MDZ consultó a economistas, al representante de una reconocida tarjeta de crédito mendocina y los datos oficiales, para mostrar el panorama crediticio.

José Vargas
El economista de la consultora Evaluecon, José Vargas explicó que todas esas operaciones tienen una tendencia alcista desde diciembre del año pasado, y "se incrementaron durante los primeros días del mes de enero, cuando empezaron a caer los depósitos en pesos, porque la gente decidió pasarlos a dólares y retirar la plata del banco, con lo cual el fondeo es cada vez menor"

Según el economista las operaciones crediticias crecieron entre un 5 y un 15% -sobre las tasas nominales anuales- dependiendo de cada entidad bancaria y el tipo de crédito al que la persona acceda.

Igualmente, Vargas comentó que el mayor impacto para el bolsillo del consumidor no se observa tanto en las tasas de interés como en el costo financiero total que llega casi hasta el 100% en la mayoría de los créditos -este incluye envío de resumen, gastos administrativos, seguro, etc.-, y la situación empeora para quienes habían solicitado préstamos en dólares o atados a las variaciones de esta moneda -dólar linked- para los cuales el interés "pegó un salto importante".

"Si una persona hoy quiere sacar un préstamo personal de 20 mil pesos y lo devuelve en dos años, va a terminar devolviendo un 150% más, es decir entre 45 mil y 50 mil pesos", ejemplificó y comentó que hay que prestar atención, porque en muchas oportunidades las personas "están muy necesitadas y lo que miran no es el valor total que terminan pagando, sino la cuota mensual, y si se ajusta a su bolsillo no dimensionan el total".

Vargas brindó otro ejemplo práctico para entender el grado de incremento que han sufrido las operaciones crediticias, que más allá de los intereses incluyen altos costos financieros:

Si uno decide sacar con una tarjeta de crédito de la casa un electrodoméstico, por ejemplo un lavarropas, va a terminar devolviendo tres, cuando antes de la devaluación del dólar se devolvían dos.

"Cuando en realidad, cuando uno termina de pagar un electrodoméstico, generalmente dos años después, este sufrió un incremento del 70%", agregó.

En cuanto a planes de ahorros de los vehículos, el economista consideró que se hace mucho "más peligrosa la operación", porque estos trabajan con cuotas móviles que suben según lo haga el "valor del vehículo", por lo que en este y en los otros casos, Vargas recomienda adelantar cuotas siempre que el consumidor tenga esa posibilidad para ahorrar costos financieros.

"Como consejo fundamental yo le diría a quien quiera solicitar un crédito, préstamo o plan de ahorro, que mire muy bien el contrato y mire el costo financiero total anual, que por ley todas las casas deben publicar, cuando lo que hacen es colocar el costo financiero mensual, entonces a uno le parece chiquito cuando en realidad puede ser hasta de un 100%", advirtió.

Finalmente se refirió al nuevo IPC Nacional, que según el gobierno fue de 3,7% en enero. Vargas indicó que en Mendoza, según su consultora, fue de 4,54%, por lo que, si bien le parece bajo el oficial, "está mucho más cerca de lo que pensaban y es una forma de acercarse al FMI para que se abran para la Argentina los mercados de créditos".

Igualmente advirtió que esto no debería impactar de manera directa al mercado, porque este "no viene manejándose con la inflación del INDEC". Por lo que los insumos deberían ajustarse a ese valor.

Lisandro Nieri
Por su parte el asesor financiero Lisandro Nieri, explicó que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) ha ido "tomando fondos a tasas más altas, consolidando tasas cercanas al 30%, las últimas colocaciones del BCRA llegan al 30% anual, y por lo tanto las tasas de tarjeta de crédito o giros en descubierto se corrigieron para arriba".

"Para refinanciar una tarjeta de crédito o hacer un descubierto, el costo financiero pasa a ser mucho más alto de lo que era, pero en el sentido contrario, para un ciudadano que tiene un excedente de dinero pequeño y quiere colocarlo en un banco las tasas pasan a ser mucho más atractivas, pero no tanto como la depreciación que está teniendo el peso".

"Es atinado elevar las tasas, porque hay que lograr que sea mucho más atractivo ahorrar, si no hay ahorristas imposible que haya inversiones", agregó.

Con los excedentes de un ahorrista común no se puede comprar una casa, por lo tanto, "sin duda hay que tomar una deuda, entonces para que exista un círculo económico razonable, en el que existan créditos y se puedan comprar casas, no con fondos subsidiados o planes de entidades intermediarias, tiene que haber ahorristas, pero en este país nadie pone plata a mucho más de 60 días en este país".


"La tasa de referencia del BCRA creció del 19 al 25% -luego de la devaluación del 23 de enero-, y al pequeño ahorrista le suelen pagar un punto menos, pero esto dependerá de cada entidad bancaria, y de los beneficios que otorgue a sus clientes dependiendo de cómo los categorice, o de los distintos incentivos de que dispongan", explicó el asesor financiero.

Para que el sistema financiero avance, según Nieri, tienen que "existir tasas reales positivas", es decir que se ofrezcan intereses por encima de la inflación.

"Si depositas una cantidad de dinero a plazo fijo suficiente como para comprarte un Corsa, y finalizado un año te alcanza para comprarte solo un modelo más nuevo, o por el contrario no te alcanza ni para el mismo auto, entonces hablamos de una tasa de interés negativa o que simplemente sirven para preservar los ahorros", explicó.

Al igual que Vargas, Nieri consideró que la inflación del 3,7% en enero es "más confiable", aunque no completamente, de todas maneras consideró que deberán esperar a ver los efectos de la canasta escolar y las variaciones en los costos del transporte para estimar una inflación anual.

Variaciones en una tarjeta de crédito

En tanto que según informó el Gerente Comercial de Tarjeta Nevada, Pablo López, los intereses subieron un 49% anual, que es el que les permite el Banco Central, organismo que los regula.

"Las tasas no van a subir nunca por encima de lo que marque el BCRA, no porque no sea necesario, sino porque trabajamos con las tasas promedios de todos los bancos", informó.

Según López, en enero cobraban un 48,25% de interés anual, y en febrero un 48,9%, sobre sus productos.

"Lo que sí hemos notado es que por las condiciones del comercio, los negocios no están operando con los planes sin interés, porque la financiación es compartida, nosotros le entregamos cheques y ellos no tienen como colocarlos directamente a sus proveedores entonces han suspendido, en muchos casos, los planes", explicó.

"No porque nosotros hayamos cambiado las condiciones, sino porque estas ya no le sirven al comercio", agregó.

Y aseguró que "cambios a nivel financiero" no han hecho, pero él insiste en que aunque no hayan cambiado las condiciones desde la empresa, el mercado no puede tomar esas condiciones.

Variaciones en las tasas de interés del BCRA

Según el BADLAR (Buenos Aires Deposits of Large Amount Rate), tasa de interés pagada por los depósitos a plazo fijo de 30 a 35 días de más de un millón de pesos, por el promedio de entidades privadas, desde el 14 de noviembre de 2013 hasta el 13 de febrero de 2014, las tasas se incrementaron en un 7,65% (Desde un 18,6% hasta un 26,25%). Estas tasas son las que señalan los economistas como base para todas las entidades financieras y crediticias del país.

Y desde el 24 de enero, día posterior al anunció de un dólar oficial de $8, hasta la fecha, las tasas de interés del Banco Central variaron casi 5 puntos -desde el 21,5%-.

Mientras que según Infobae, las entidades financieras cobran un 44% anual de intereses que sumados al costo financiero supera el 65%. Y las entidades públicas cobran un 32%, que alcanza el 55% anual al sumar comisiones y gastos administrativos.

Fuente: BCRA - gráfico de Puente.