Dinero Balance de la gira del presidente por Europa

Las inversiones que espera Macri, tras su semana en Europa

El presidente Mauricio Macri culminó esta tarde su gira que lo llevó a Rusia, al Foro Económico Mundial de Davos y a Francia, con una agenda marcada por la búsqueda de inversiones.
Avatar del

MDZ

1/4
Las inversiones que espera Macri, tras su semana en Europa(captura video)

Las inversiones que espera Macri, tras su semana en Europa | captura video

Las inversiones que espera Macri, tras su semana en Europa

Las inversiones que espera Macri, tras su semana en Europa

Las inversiones que espera Macri, tras su semana en Europa

Las inversiones que espera Macri, tras su semana en Europa

Las inversiones que espera Macri, tras su semana en Europa(captura video)

Las inversiones que espera Macri, tras su semana en Europa | captura video

 El presidente Mauricio Macri culminó esta tarde su gira que lo llevó a Rusia, al Foro Económico Mundial de Davos y a Francia, con una agenda marcada por la búsqueda de inversiones, el debut de la Argentina en la presidencia del G20 y el intento de acercar posiciones para sellar un acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea.

La recorrida del Presidente tuvo su primera escala en Moscú, donde encontró coincidencias con su par ruso, Vladimir Putin, con quien se reunió, y buscó convencer a los empresarios locales sobre las ventajas de invertir en la Argentina. Allí Macri y Putin coincidieron en el objetivo de desarrollar las posibilidades de cooperación económica y comercial entre ambas naciones. 

En ese país,  Macri se reunió con los representantes de las empresas rusas más importantes en el hotel Ritz Carlton moscovita. Putin puntualizó inversiones que harán estas empresas en la "modernización de la red ferroviaria", en la construcción de "un complejo logístico en la provincia de Buenos Aires", en la "explotación pacífica del espacio ultraterrestre" y en el suministro de "motores de cohetes". 

 La segunda parada de la gira del jefe del Estado fue en Davos, para participar del Foro Económico Mundial. Durante los dos días que pasó en la villa alpina suiza, siguió con sus discursos ante empresarios y multiplicó reuniones con líderes de las potencias. El Presidente dijo sentirse "optimista" cuando se refirió tanto a potenciales inversiones como a la posibilidad de lograr acuerdos internacionales.  

 Al exponer en la sesión plenaria del foro, Macri afirmó ante los hombres de negocios que, luego de haber "dejado atrás su experimento populista" y entrado en "una nueva fase" de "sustentabilidad y estabilidad con desarrollo inclusivo", en el mundo "no hay ningún otro país con tanta potencialidad" como la Argentina.

"Nuestro país tiene enormes posibilidades en cuanto a reservas de hidrocarburos de fuentes no convencionales. Hablo de Vaca Muerta, la segunda reserva más grande de gas", afirmó el jefe del Estado el jueves, cuando habló en el foro, y también destacó oportunidades para los empresarios en lo que respecta a minería e industria alimenticia

 Con la presidencia del G20 como espada durante toda su gira, en Davos Macri prometió que "la Argentina aportará una perspectiva desde el Sur y transmitirá la voz de toda la región sudamericana", y recordó que el lema de la presidencia argentina del G20 es "constituir el consenso para un desarrollo justo y sostenible".

En Davos, pasaron por la Casa Argentina y dialogaron con Macri líderes como la canciller alemana, Angela Merkel, y los primeros ministros de Canadá, Holanda, e Irlanda, Justin Trudeau, Mark Rutte y Leo Varadkar, respectivamente. El Presidente también dialogó con Bill Gates, el funddor de Microsoft, entre otras personalidades. 

 Un anuncio que Macri mostró como un éxito en Davos es que la empresa estatal INVAP ganó la licitación para construir un reactor nuclear de investigación para uso medicinal en Holanda, noticia que hizo pública tras reunirse con la reina Máxima de Holanda en el foro suizo. 

 Macri destacó que la Argentina está "ante un nuevo escenario político, con el final de la era populista" y que eso sucedió "sin una crisis económica, con reglas democráticas", algo que "nunca había pasado antes en la Argentina".