Las cuotas en UVA aumentaron un 46,9% durante 2018

Las personas que tomaron créditos a través de este sistema tuvieron que enfrentar aumentos muy fuertes y un golpe duro al bolsillo. En menos de seis meses las cuotas subieron de golpe un 30% y miran con preocupación el 2019.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

Las cuotas en UVA aumentaron un 46,9% durante 2018

Cuando arrancó el 2018 el valor de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) tenía un precio de $21,15 (1 de enero) y cerró el año con un precio de $31,06 (31 de diciembre). El aumento durante el año fue de $46,9 y ese fue el porcentaje de suba que tuvieron las cuotas de todas las personas que tiene créditos personales e hipotecarios que se ajustan de acuerdo a esa variable.

El impacto fue muy duro, especialmente considerado que la brecha entre la inflación y la actualización de los salarios es superior al 20% en la mayoría de los trabajos del sector privado en la Argentina.

La cuestión es que la cuota se seguirá ajustando por lo menos en un 23% durante el 2019, si es que se llega a cumplir la meta de inflación que fijó el Ejecutivo en el Presupuesto 2019 y que es la que está acordada con el Fondo Monetario Internacional. Lo malo es que las consultoras privadas, las mismas que sí proyectaron bien la inflación y el precio del dólar, están señalando que la inflación durante el año que recién estamos empezando va a rondar el 28%.

En el último trimestre de 2017 se entregaron 22 mil créditos hipotecarios. El pico de la demanda fue en el primer trimestre del año pasado, cuando se entregaron más de 24 mil préstamos. La baja se comenzó a registrar en el segundo trimestre del año pasado cayendo a casi 20 mil préstamos. El desplome total fue en el tercer trimestre, cuando sólo se entregaron 6.800 créditos.

La razón principal para la caída fue que la suba del dólar hizo que se disparara el precio de las propiedades y la forma de cálculo para la entrega exige un ahorro inicial y un salario muy alto y, además, hacía que arrancara con cuotas muy fuertes.

Tal como indica Clarín , lo que dice la “letra chica” de todos los créditos UVA es que, si desde el inicio las cuotas subieron 10 puntos porcentuales más que lo que habrían aumentado al ajustarse según el Coeficiente de Variación Salarial del INDEC, el cliente puede pedir que le recalculen los pagos con un plazo hasta 25% mayor.

Eso significa que puede pasar de 20 años a 25, o de 30 a 37, lo que rebaja los montos. Esto se puede hacer sólo una vez a lo largo de toda la vida del préstamo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?