Las 6 propuestas de Coninagro para movilizar la economía

La entidad rural elevó al ministro de Producción, Dante Sica, una serie de ideas para bajar costos por burocracia y mejorar la competitividad en exportaciones y economías regionales.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

Las 6 propuestas de Coninagro para movilizar la economía

Coninagro presentó hoy al ministro de la Producción, Dante Sica, una propuesta variada sobre infraestructura vial, hídrica, energética y habitacional, conectividad, disminución de los costos de la burocracia, entre otras; para ser considerado en la Mesa de Logística que encabezará el presidente Mauricio Macri.

contenidos/2018/10/26/noticia_0043.html

“En todo el país las falencias en infraestructura ponen un techo al potencial agropecuario y a la sociedad toda. Para superarlo se requiere planificación participativa, coordinación y esfuerzos de recursos tanto en la inversión como en la gestión de mantenimiento de las obras. Por todo esto, es fundamental promocionar inversiones en infraestructura ferroviaria y fluvial que permitan realizar un eficiente transporte de la mercadería dentro del país y que permita un mejor acceso a los mercados internacionales”, indica el documento presentado por Coninagro.

En tanto, el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, comentó que “es necesario favorecer el ambiente rural, donde se impone una política agresiva de viviendas rurales. Para ello se requiere promover un ordenamiento territorial racional y participativo, donde se puedan resolver los casos donde hay problemas de acceso a la tierra, mejorar las condiciones ambientales y el paisaje, e incentivar el empleo y desarrollo económico”.

Las propuestas de Coninagro:

1 - Bajar costos por burocratización
Ante la cada vez mayor complejidad en los trámites logísticos dado por las reglamentaciones de la AFIP, organismos nacionales, provinciales y locales, hay un aumento en honorarios profesionales para poder afrontar tales requisitos, por lo cual en vez de facilitar, se burocratizan los tramites con la consecuencia lógica de mayores gastos.

Hay un encarecimiento de esos costos con el largo listado de requisitos logísticos como Guía de Traslado, DTE (Documento de Tránsito Electrónico), Carta de Porte, COT (Información sobre los bienes que lleva el rodado), RUCA (Registro Único de la Cadena Agroalimentaria), entre otros, los cuales son parte del costo contable administrativo que podrían disminuirse enfocándose sobre la simplificación de todos los tramites, apuntando a conformar una Ventanilla Única Logística.

contenidos/2018/11/15/noticia_0100.html

Nuestra propuesta de creación de la Ventanilla Única Logística (VUL) pretenda que confluya en la misma todos los requerimientos simplificados del Estado en todas sus instancias, lo cual que permitiría ordenar los mismos, evitar duplicaciones de requisitos, costos mayores, que se pueda resolver en línea, que reúna la base de datos oficiales y permita un mayor seguimiento de las cargas, abarate seguros por contar con mayores datos y conforme un verdadero flujo logístico de información pública al servicio de la Economía Nacional.

Es dable destacar que la presión impositiva y los costos de logísticas definen gran parte del negocio agropecuario y dejan al productor sin margen de rentabilidad.

2 - Conectividad Física y No Física
Crear el Plan Nacional de Conectividad de las Economías Regionales Física y No Física. Este Plan debería establecerse bajo los criterios de integración y fomento a la competitividad de núcleos regionales, instituyendo prioridades de ejecución del mismo, y deben incluir en sus definiciones a las provincias y municipios involucrados por región. De esta manera creemos que integramos las necesidades que tenemos bajo la mirada de la ruralidad de manera complementaria con el dinamismo que demanda una política pública para la logística del país.

Nuestra propuesta es que el Ministerio de Transporte de la Nación y el de Producción, a través de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria, en un plazo de 180 días deberían contar con una la iniciativa legislativa del Plan de Conectividad de Economías Regionales donde se incluyan fuentes de financiamiento y las autoridades de aplicación que lo llevarán adelante.
No podemos dejar de mencionar las necesidades urgentes que surgen fruto de la inversión propia del asociativismo, como es el caso de ACA Bio que produce 150.000 metros cúbicos de alcohol anhidro con un flujo diario de más de 160 camiones en la Autopista 9, Villa María; o sea más de 50.000 camiones al año, atravesando un paso a nivel, una ruta Provincial y circulando por un camino precario por el que se circula a raíz de que la colectora está a medio construir (faltan escasos 3 km) ya adjudicados por Vialidad Nacional años atrás.

3 - Creación del Fondo Anticíclico para Economías Regionales
Crear un Fondo Anticíclico de las Economías Regionales (FONDAER), con el objeto de disponer un resorte institucional que auxilie rápidamente en situaciones de emergencias climáticas, de compensaciones logísticas, fitosanitarias y/o financieras.

El origen del financiamiento sería a través de la Tasa de Estadística, impuesto que grava las importaciones de productos no originarios del MERCOSUR (excluidos los bienes de capital, informática y telecomunicaciones, los combustibles y otros bienes de menor significación). La alícuota vigente es del 0,5% y de lo recaudado se destina el 31,3% al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el 38,47% a Cancillería y el 30,23% al Tesoro Nacional.

Nuestra propuesta consiste en pasar la alícuota de 0,5% al 1%, manteniendo los porcentajes de destino tanto del INTA como Cancillería. De esta forma, el aumento en la recaudación se podrá destinar tanto a programas de valor agregado como a la promoción de exportaciones de las economías regionales. A su vez, planteamos que los montos que actualmente se dirigen al Tesoro Nacional, tenga como nuevo destino la conformación del FONDAER. Nuestros cálculos indican que, con esta reforma, para el 2019 se podría recaudar a través de la Tasa de Estadística cerca de 8.000 millones de pesos, los cuales irían $2.500 millones al INTA, $3.100 millones a Cancillería y los $2.400 millones restantes al FONDAER.

4 - Núcleos Regionales de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas de las Economías Regionales
Crear la condición de ERPYME (pequeña y mediana de la economía regional), y definir los Núcleos Regionales donde se agrupan de acuerdo a la explotación intensa de una producción, con el objetivo de identificar los complejos agroindustriales, y aplicar políticas públicas específicas en forma estratégica, que impulsen el desarrollo productivo de la Nación. Estos núcleos regionales, podrían combinarse en forma sinérgica con los Polos Exportadores.

5 - Proyectos Asociativos para bajar costos
También proponemos la creación de consorcios de usuarios de impacto sobre los núcleos de economías regionales, sean camineros, de agua, conservación de suelos (etc.), que constituyan personas jurídicas públicas no estatales, creados y regulados por normativas del Estado Nacional o Provincial, sean sujetos de financiamiento, subsidio, asistencia o adelantos no reembolsables que surjan de las herramientas financieras disponibles en el BICE, Banco Nación y todas aquellas que posea el Estado Nacional.

En términos de asociativismo, impulsamos la creación de la figura de Precooperativa, es decir grupos que se organicen para realizar actividades permitidas a las cooperativas y, que por carecer de capacidad económica, educativa, administrativa o técnica, no estén en posibilidad inmediata de organizarse como cooperativas plenas. Podrán hacerlo también bajo la orientación y asistencia de una entidad promotora.

6 – Reintegros
Prioridad en la tramitación y percepción de las compensaciones, acreditaciones, devoluciones o reintegros de impuestos o de saldos a favor de naturaleza tributaria.

Asimismo, entendemos que el Ministerio debería establecer una fórmula que ajuste el monto total pagado en virtud de los reintegros a la exportación. La fórmula deberá contemplar el cumplimiento por parte del gobierno nacional y los gobiernos provinciales, de la reducción impositiva prevista en el “Consenso Fiscal” respecto del impuesto a los débitos y créditos, a los ingresos brutos y de cualquier otro impuesto interno asociado a la actividad exportadora, actual y futuro.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?