La etiqueta viral (y los vinos) de la discordia

Hoy un medio nacional da cuenta de algo que ya hemos visto durante más de un año circular en redes junto a las más diversas opiniones. Una polémica.
Avatar del

MDZ, Dinero

1/4
La etiqueta viral (y los vinos) de la discordia(Alf Ponce / MDZ)

La etiqueta viral (y los vinos) de la discordia | Alf Ponce / MDZ

La etiqueta viral (y los vinos) de la discordia

La etiqueta viral (y los vinos) de la discordia

La etiqueta viral (y los vinos) de la discordia(Alf Ponce / MDZ)

La etiqueta viral (y los vinos) de la discordia | Alf Ponce / MDZ

La etiqueta viral (y los vinos) de la discordia

La etiqueta viral (y los vinos) de la discordia

Las redes se prestan para que todo el mundo opine sin saber y afirme cosas en forma contundente, pero sin bases sólidas. Muchos creen que esa es tarea de gente desinformada. En todo caso, los afectados pueden acusarlos de "maliciosos". Otros pueden hacerlo de buena fe, siguiendo a la masa. 

El caso de la etiqueta viral del vino Toro Viejo es un ejemplo que llegó a la prensa nacional, pero que esta semana trascendió que removió el avispero entre un grupo de empresarios y académicos, cuando uno de ellos se envolvió en una bandera nacional, tácitamente, y reclamó en un grupo de WhatsApp de 200 miembros por la procedencia chilena del vino "clásico de los argentinos", y le saltaron a la yugular quienes hacen el vino, que también están en ese chat.

Hoy el diario Infobae publica que lo que sucede es que la etiqueta pone un énfasis especial en los productos locales. "Elaborado con uvas de excelente calidad, de las mejores zonas vitivinícolas. Es ideal para acompañar en la mesa diaria de los argentinos", dice.

Pero Toro Viejo y su "fábrica", Fecovita, la Federación Vitivinícola Argentina, no fue la única que tuvo que recurrir a vino trasandino.

Lo explicó Eduardo Sancho, responsable del sector, en su refutación a la embestida "wasapera" que sufrió y, con ello, también lo hizo con los miles de tuits y posteos en Facebook sobre el tema. El dirigente vitivinícola y ex precandidato a vicegobernador por el peronismo aquí, dejó en claro una situación que tiene que ver con la supervivencia del mercado y los puestos laborales y que no acepta nacionalismos.

Aclaró que esa y muchas otras bodegas tuvieron que recurrir en los primeros meses del año pasado en una situación "dificilísima" de la vitivinicultura donde aquellos establecimientos que venden vino en forma masiva se vieron empujados a salir a comprar para no desabastecer el mercado produciendo una caída peor del consumo del que se tenga registro. Sancho consideró que "esto se dijo y explicó reiteradamente en ese momento" y se sorprendió que personas supuestamente informadas planteen el debate recién ahora. 

Las redes, como puede verse, no solo envuelven con sus falsos debates y posverdades a los más ingenuos, sino que involucran a los que podremos encontrar en la Vendimia, por ejemplo, en eventos de acceso restringido y hasta en palcos formales.

¿Qué pasó con la polémica de WhatsApp? Porfiados o interesados en seguirla en otro lugar, los impulsores del debate por la etiqueta propusieron un grupo especial de discusión del tema. Seguramente allí se reunirán los que coinciden en la crítica a alimentar su posición, ya lejos de los que puedan refutarlos. Así funcionan muchas veces las redes.