La estrategia para no perder ventas de autos importados

Algunas marcas ofrecen bonificaciones. Otras toman el tipo de cambio a menos del valor que cotiza en el mercado.
Avatar del

MDZ, Dinero

1/2
La estrategia para no perder ventas de autos importados(Agencias/BBC Mundo)

La estrategia para no perder ventas de autos importados | Agencias/BBC Mundo

La estrategia para no perder ventas de autos importados(Agencias/BBC Mundo)

La estrategia para no perder ventas de autos importados | Agencias/BBC Mundo

 A pesar de que los patentamientos de autos siguieron creciendo en mayo, la demanda no tiene  la misma fuerza que a principios de año. Las concesionarias perciben una desaceleración en la actividad motivada por los mayores aumentos de precios que se están registrando a raíz de la suba de dólar. El mes pasado, los 0 km subieron en promedio un 9% y para junio las listas llegaron con un ajuste de entre 5% y 10%. 

Para no perder clientes, lo que hacen las empresas es ofrecer beneficios para los consumidores a través de bonificaciones puntuales. La suba del dólar desde comienzos de año y, en mayor medida, en las últimas semanas está golpeando a los representantes de marcas importadas que manejan listas con valores en moneda estadounidense. Al subir el tipo de cambio, sus modelos se encarecen en pesos y quedan descolocados. Es por eso que en junio algunos distribuidores están aplicando importantes incentivos.

Según informa Ámbito Financiero, los descuentos pueden ser por montos concretos de entre u$s500 y u$s15.000 según los modelos. Está claro que en el caso de montos de bonificación elevados, los modelos sobre los que se aplican pueden rondar los u$s100.000 o más. Otros, directamente ofrecen rebajas de hasta 18% en su gama.

También algunas marcas mantienen los precios en dólares, pero toman el tipo de cambio a menos del valor que cotiza en el mercado. Por ejemplo, el dólar cerró ayer a $25,57 y Volvo y Land Rover lo toman a $22. A los fines prácticos, esa política significa una rebaja de 14% sobre el precio de lista. A esto se suman incentivos adicionales que pueden hacer las concesionarias según sus necesidades de venta. 

Lo que está claro es que el mercado se está sosteniendo por estos estímulos. "El mercado está más difícil. Hay días buenos, pero otros malos. Esto muestra la incertidumbre por el clima económico. El que tiene ahorros en dólares está más tranquilo porque puede hacer diferencia, pero el resto de la gente se asusta y deja de consumir", explicaron en una concesionaria de marca importada.Todas estas bonificaciones repercuten en la rentabilidad de cada marca ya que al reducir el precio de venta, bajan también sus ganancias. Pero la competencia que hay en el mercado no admite otra estrategia si no se quiere perder participación en el mercado.