Dinero Presentarán el informe el miércoles

La construcción impulsó una nueva suba de la actividad económica

El Indec publicará los números de noviembre. Durante los meses que se midieron de 2017, subió un 2,8 por ciento. La industria y el consumo también ayudaron al aumento.
Avatar del

MDZ, Dinero

1/2
La construcción impulsó una nueva suba de la actividad económica(Alf Ponce / MDZ)

La construcción impulsó una nueva suba de la actividad económica | Alf Ponce / MDZ

La construcción impulsó una nueva suba de la actividad económica(Alf Ponce / MDZ)

La construcción impulsó una nueva suba de la actividad económica | Alf Ponce / MDZ

 El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informará el miércoles un nuevo incremento de la actividad económica durante noviembre pasado, alentado por la industria, la construcción y, en menor medida, el consumo.

El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) había registrado en octubre una suba interanual del 5,2%, uno de los mayores del año, y acumuló un alza de 2,8% en los primeros 10 meses de 2017.

Durante noviembre, la construcción creció 21,2% interanual y la industria 3,5%, mientras que la recaudación del IVA asociada al comercio mayorista y minorista creció 23%, cuando la inflación interanual era del 17%.

Fuentes del mercado no esperan un crecimiento como el de octubre pasado porque, ya para fines del 2016, la economía comenzaba a dar muestras de reacción, por lo cual, la base de comparación es más alta.

El Palacio de Hacienda estima que el acumulado del año no pasará el 2,9%, por lo cual las subas de noviembre y diciembre resultarán algo menores.

Hasta el cierre del tercer trimestre de 2017, la economía acumulaba un crecimiento del 2,5% en comparación con los primeros nueve meses de 2016, según la evaluación del INDEC.

El mercado financiero aguarda con expectativa el informe del actividad económica que difundirá el Indec , dado que dará indicios de si Argentina alcanza el umbral de crecimiento de 3,16%, lo que dispararía el pago de los cupones atados a la expansión del PBI.

En caso que así sucediera obligará al país a desembolsar unos U$S 2.400 millones, pero recién en 2019. Las cifras definitivas pasan por dos revisiones y se confirman como oficiales en el tercer trimestre del año, lo que posterga la cancelación hasta el año entrante.

Este bono fue incluido en la negociación con los acreedores de 2005 para incentivar la operación debido al poco interés que se manifestó ante las primeras ofertas.

La idea fue implementada por el entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna, y el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, bajo la conducción política de Néstor Kirchner.

Argentina hace cinco años que no paga este incentivo a sus acreedores, ya que la última vez fue en 2012, cuando mostró un crecimiento de 9% registrado en 2011.

A fin de año pasado, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne resaltó que las reformas que impulsó el Gobierno apuntarán a un "crecimiento potencial de la Argentina que supere el 3% anual en los próximos años".

En los años próximos "vamos a seguir haciendo lo mismo, bajando impuestos, con gradualismo" y con un "tipo de cambio flotante", dijo el funcionario en diversos foros empresarios.

El funcionario recordó que al llegar al Poder Ejecutivo había "un nivel de impuestos distorsivos gigantescos" y sostuvo que el objetivo era obtener "la solvencia fiscal", algo que "es muy difícil de obtener en una economía que crece poco".

"Para promover la inversión necesitamos reglas de juego claras, para que sea el sector privado el que invierta y genere empleo. Para eso hay que ser solvente, porque en otras oportunidades se perdió la solvencia y se avanzó sobre el sector privado", agregó el ministro.

Télam