Invertir 100 mil dólares: ¿Compro un departamento o compro bonos?

Desde el año 2015, con el cambio de mandato presidencial y con ello de la visión del país con respecto a la macro económica, los instrumentos de inversión financiera volvieron a ser noticia en Argentina.

Avatar del

Redacción MDZ Online

1/2
Invertir 100 mil dólares: ¿Compro un departamento o compro bonos?

Invertir 100 mil dólares: ¿Compro un departamento o compro bonos?

Invertir 100 mil dólares: ¿Compro un departamento o compro bonos?

Invertir 100 mil dólares: ¿Compro un departamento o compro bonos?

A partir del año 2015, con el cambio de mandato presidencial y con ello de la visión del país con respecto a la macro económica, los instrumentos de inversión financiera volvieron a ser noticia en Argentina, ya que, el gobierno a través de la creación de nuevos bonos, títulos y letras a los que pueden acceder los pequeños, medianos y grandes ahorristas favoreció, a partir también de un tipo de cambio flotante, a que sea posible comenzar a jugar entre pesos y dólares obteniendo ganancias a través de la tan nombrada “bicicleta financiera”.

Por otro lado, un consejo que solemos escuchar los argentinos es “invertí en ladrillos”, una frase que parece anacrónica y que demuestra su validez, porque teniendo en cuenta el rendimiento a largo plazo, la compra de inmuebles ha demostrado ser una forma de salir airoso de las diferentes crisis que atravesó nuestro país al menos desde la década del ochenta hasta la fecha por ser un mercado en el que los precios se encuentran dolarizados y las propiedades tienden a subir de valor siendo siempre un tipo de inversión que le gana a la inflación y a los distintos vaivenes de la economía.

Ahora bien, una de las claves para dar respuesta a la pregunta “¿Qué hacer si se quiere invertir de forma segura 100 mil dólares y las opciones son comprar un departamento para rentar o adquirir bonos?” es preguntarse cuál es su horizonte de inversión, pues, si es a corto plazo le diremos que los bonos son volátiles porque pueden sufrir pérdidas o ganancias de capital, más allá del rendimiento intrínseco debido a que estos puedan bajar o subir su cotización, sin embargo, si piensa a largo plazo, son buenos debido a que como están bajo la par, tienen una tasa de retorno de la inversión importante lo que significa que si se los espera hasta su final siempre reditúan.

En cambio, la idea de comprar un inmueble para luego ponerlo en alquiler tiene una ventaja y una desventaja, por el lado del beneficio vemos que las propiedades mantienen el valor en el largo plazo lo que presupone que el capital se conservará intacto, sin embargo, lo negativo es que el rendimiento a partir del alquiler es muy bajo y que no es fácil obtener liquidez, ya que, habría que venderlo para recuperar la inversión y en el caso de alquilar, siempre puede haber imponderables como son, por ejemplo, gastos por reparación de roturas, entre otros.

Otra característica que debe tomar en cuenta acerca de su perfil como inversor es cuál es el nivel de tolerancia a la incertidumbre que tiene, es decir, trate de imaginar si las posibles variaciones en el precio de los bonos lo dejarán dormir por las noches o no, si cree que esto lo va estresar es posible que sea mejor comprar un departamento.

Entonces, el plazo y la tolerancia al riesgo son dos aspectos que lo ayudarán a decidir, veamos ahora, en qué estado se encuentra el sector inmobiliario para luego pasar a analizar las proyecciones para los bonos o títulos. Pero antes, vale la pena destacar que más allá de la decisión que tomes, siempre recuerda compararla contra la ganancia generada por un plazo fijo que es una de las inversiones más seguras del mercado y con un retorno conocido.

¿Conviene invertir en un departamento?

En primer lugar, hay que decir que tener dólares es una ventaja porque las propiedades, tal como indicaron desde la Cámara Inmobiliaria Argentina, bajaron su valor en dólares y subieron su valor en pesos, por lo que, tendrá más alternativas al momento de comprar. Como dijimos, adquirir un departamento es una buena inversión para cuidarse y conservar el valor del capital, ya que, por ejemplo, el que compró un departamento hace una década en Núñez, un barrio de Capital, en la actualidad ya ganó casi el 150% en dólares. Pero claro, como el costo de construcción en nuestro país es alto viendo que, por ejemplo, La Ciudad Autónoma de Buenos Aires según un estudio realizado por La Universidad Di Tella es el segundo lugar más caro para construir en América Latina ubicándose sólo por detrás de Santiago de Chile, notamos que el rendimiento por alquiler es bajo, pues, lo que pueda cobrar el propietario es poco en relación al capital y al mismo tiempo seguramente resulte elevado para los inquilinos.

En definitiva, si la tendencia continúa como se supone, en una década los 100 mil dólares podrán pasar a ser 250 mil (dependiendo sobre todo de la ubicación del departamento) habiendo, en definitiva, el inversor cuidado su dinero, pero sin obtener rendimientos aceptables como consecuencia del alquiler del departamento.

Veamos una alternativa de inversión inmobiliaria con un mejor rendimiento que es la compra de un departamento a pozo para su posterior venta dejando de lado el alquiler. Esto sucede porque adquirir un departamento que no está terminado puede significar pagar un 30% menos que el valor de este cuando se encuentre listo para estrenar, por lo que, cuando la venda su ganancia será de como mínimo un tercio. Eso sí, este beneficio solo podrá aprovecharlo si decide invertir en la etapa inicial del proyecto porque cuando este se encuentra avanzado el precio de la unidad sube. Pero cuidado, estará asumiendo el riesgo del constructor, que debería ser una empresa muy seria y calificada sabiendo que su dinero queda en sus manos y no tendrá nada hasta que se le entregue el departamento, compartiendo entonces, los riesgos de obra, posibles quiebras, entre otras situaciones que lo pueden perjudicar.

¿Y en bonos argentinos?

Ahora pasemos a cuáles son las opciones más seguras disponibles y qué rédito se puede obtener a partir de la inversión de 100 mil dólares en bonos argentinos en este contexto aclarando, en principio, que los bonos al igual que los títulos son instrumentos cuyas cotizaciones pueden subir o bajar y que, en cambio, las letras como por ejemplo las Lebacs o Letes son estables, pudiendo, el inversor tomar una decisión en base a una mayor previsibilidad.

Entre la gran variedad de bonos, los más recomendables, tal y como aconsejan los especialistas del Fondo de Inversión Capital Markets Argentina (CMA) para los inversores conservadores que quieren invertir sus dólares con seguridad son el Bonar 2020 y el Bonar 2024, dos alternativas a mediano y largo plazo que pagan renta en dólares y que tienen un rendimiento anual aproximado del once por ciento.

Al mismo tiempo, desde este fondo de inversión, sugieren que el plazo no sea mayor a 12 meses dado que el contexto internacional muestra una suba de tasas y posible aumento de la volatilidad, esto sumado a que la divisa extranjera se apreció en el último mes, todos factores que hacen que las inversiones a largo plazo en estos instrumentos financieros no sean atractivas.

Si vamos a comparar la inversión en bonos con la compra de un departamento para alquilar, vemos que esta alternativa brinda el beneficio de otorgar una disponibilidad más inmediata del dinero para que el ahorrista pueda decidir en qué le conviene invertir de acuerdo al contexto del momento.

Yendo a los posibles rendimientos que pueden obtenerse a partir de la inversión en estos instrumentos, el Bonar 2020 paga una tasa de interés anual o cupón del ocho por ciento y tiene un rendimiento del 10,5%. En cambio, el Bonar 2024 ofrece un cupón a doce meses del 8,75% y rinde un 11%. En síntesis, si uno invierte 100 mil dólares, dicho monto en un año, de mantenerse el rendimiento, se habrá transformado en aproximadamente 111 mil dólares. Un rédito interesante para tan corto plazo, no obstante, para que este resultado se dé es preciso vender al año y estar seguro que el bono mantendrá su cotización hecho que no se puede predecir y es en esta cuestión en la que radica el riesgo de proceder con este tipo de inversión.

Por este riesgo que vemos en los bonos, resulta recomendable que si quiere invertir los dólares con mayor seguridad al fin de cuenta lo mejor será recurrir a las Letes con un plazo de hasta seis meses, pues, sabemos que el año que viene hay elecciones presidenciales y la incertidumbre irá en aumento. A demás, su cotización no varía como en los bonos nombrados. En relación a este instrumento, justamente, esta semana El Ministerio de Hacienda recibirá ofertas para la licitación de Letes con ciento setenta y cinco días de plazo y con un rendimiento que se presume será atractivo.

Conclusión

Teniendo en cuenta las ventajas y desventajas mostradas por las posibilidades de inversión de las que hablamos en esta nota, una forma razonable de proceder es seguir un consejo recurrente que dan los especialistas que consiste en diversificar la inversión, es decir, en este caso de los 200 mil dólares destinar cien mil a la compra de un departamento pequeño pero bien ubicado que le permita cobrar un buen precio para la renta y asegurar parte del capital y la mitad restante en Letes a corto plazo para obtener un buen rendimiento junto a la flexibilidad que este le dará para luego decidir en función a cómo estén los bonos y las perspectivas de mercado en un 2019 que estará atravesado por las elecciones.

 

Temas
  • Dinero