Informe favorable de JPMorgan sobre cambios en índice de inflación

J PMorgan, la entidad que calcula el "riesgo país", envió ayer un reporte delineando las cinco razones por las cuales este nuevo IPC Nacional puede jugar a favor del país en el frente externo.
Avatar del

MDZ, Dinero

1/2
Informe favorable de JPMorgan sobre cambios en índice de inflación

Informe favorable de JPMorgan sobre cambios en índice de inflación

Informe favorable de JPMorgan sobre cambios en índice de inflación(NA)

Informe favorable de JPMorgan sobre cambios en índice de inflación | NA

Al parecer, el nuevo índice de inflación sorprendió positivamente al mundo financiero, ya que los grandes bancos de Wall Street tuvieron una lectura esperanzadora con respecto a lo que viene.

Según informó Infobae, el dato finalmente conocido el jueves sobre inflación (3,7% para el IPCNu) se acerca más a la realidad que marcaban no solo las consultoras privadas, sino las previas negociaciones de paritarias (en torno al 25% de incremento) y fue bien recibido por la comunidad financiera.

Para algunos, a partir de hoy habrá un rally en los bonos que ajustan por CER (léase la inflación) luego del sinceramiento y se cree que habrá un nuevo impulso a los bonos argentinos a partir de este sinceramiento que acaba de hacer el ministro Axel Kicillof.

Anoche circuló entre exclusivos clientes un reporte del JPMorgan, con cinco razones para suponer que este anuncio es positivo para la deuda argentina.

"En parte, esto se debe al hecho de que el nuevo índice IPC constituye un claro paso de Argentina para facilitar la revisión del artículo 4 por el Fondo, que potencialmente abre la puerta a otros beneficios (mayor probabilidad de resolución del Club de París, un acceso más rápido a los fondos de emergencia del FMI y el potencial apoyo en litigios)", dice JPMorgan.

Punto por punto, el impacto del nuevo IPCNu en los mercados:

Club de París: Las estadísticas creíbles pueden facilitar la aprobación del FMI a la resolución del Club de París. El ministro Kicillof ha hecho de las negociaciones con el Club de París una prioridad y un acuerdo sobre casi u$s10.000 millones adeudados ofrecería la evidencia de una normalización de las relaciones con los acreedores. Los acreedores oficiales en el Club de París requieren aprobación del FMI para apoyar un acuerdo. La opinión del FMI se basa en la información adecuada de las estadísticas económicas del país.

-Rescate del FMI como una opción: Las estadísticas creíbles ayudarían a recuperar la opción de Argentina para aprovechar los recursos de emergencia del FMI. La falta de un adecuado informe de estadísticas es un impedimento para que el personal técnico del FMI pueda producir una revisión del artículo 4 de la Argentina. A su vez, esto crea un obstáculo para el FMI para desplegar rápidamente los recursos para rescatar a Argentina. Mientras que el apetito político de Argentina para pedir un rescate del FMI es muy bajo hoy, un rápido descenso de las reservas puede acelerarlo. Fricciones existentes en la relación de Argentina con el FMI constituyen un pasivo en vista de los inversores que observan un rápido descenso de las reservas y la necesidad de juzgar el riesgo de crédito por la iliquidez que afronta el país. Si bien la aprobación de un programa del FMI requeriría que Argentina ajuste las políticas, no sólo de estadísticas, esta última es una condición necesaria para un diálogo constructivo con el Fondo.

-Apoyo en los tribunales de EEUU: Las estadísticas creíbles podrían contribuir al apoyo del FMI para la apelación de la Argentina ante la Corte Suprema de los EEUU en el litigio por el "pari passu" (pago igualitario a todos los acreedores). El año pasado Francia respaldó la apelación de Argentina ante la Corte Suprema por temor a que el "pari passu" socave la condición de acreedor principal de los prestamistas oficiales. Por el contrario, el FMI se abstuvo de presentar un escrito de amicus curiae ante la Corte Suprema de EEUU en apoyo de la apelación de Argentina a pesar de que el Fondo se mostró preocupado por las consecuencias de este litigio para la reestructuración soberana. El directorio del FMI podría encontrar menos resistencia a involucrarse en el litigio hoy si el nuevo IPC justifica quitar la moción de censura contra Argentina.

-Potencial menor demanda sobre el dólar: estadísticas creíbles podrían resucitar la demanda de bonos con CER (ligado a la inflación) y por lo tanto aliviar la demanda de dólares y la presión sobre las reservas. Un índice creíble permitiría que los bonos emitidos con CER recuperaran su estatus de cobertura contra la inflación. El nuevo índice se queda corto, pero es definitivamente mejor índice que el anterior. Los bonos con CER ofrecerían un vehículo de ahorro alternativo para los inversores que actualmente adquieren dólares en el mercado formal o informal de divisas y así aliviaría la pérdida de reservas del BCRA. Esto supone que el nuevo índice sustituye a la anterior como la referencia jurídica en los contratos de bonos indexados por CER. Cuestiones jurídicas requieren pasos formales que se deben verificar, pero funcionarios del Gobierno han manifestado su intención que el nuevo índice sea utilizado para sustituir el anterior. Hay que tener en cuenta que casi el 76% de la deuda con CER está actualmente en manos de agencias gubernamentales como la ANSeS. El resto, unos $45.000 millones (o sólo el 4,3% de la deuda bruta del Gobierno) están en manos de las instituciones financieras privadas locales. Esto significa que el cambio de la indexación de los bonos CER no debe sopesar de manera visible en la carga del servicio de la deuda.

-La reducción del servicio de la deuda en 2014: estadísticas de inflación creíbles podrían anticipar una normalización ulterior de PBI que perdonaría a la Argentina de pagar u$s3.000 millones del servicio de la deuda en 2014. El lanzamiento del índice IPC debe ser seguida por una revisión metodológica del PBI. Estiman que la economía de Argentina creció genuinamente 2,9% en 2013 frente a crecimiento medido por el INDEC más cerca de 4,9 por ciento. Si la economía argentina finalmente crece menos del 3,2%, no habría pago los tenderos de cupones PBI y así el país se ahorraría dólares que de otra manera debería pagar por sobreestimar el crecimiento.