Dinero Reformas

Indemnizaciones: la opción brasileña que imitaría Macri

La Nación planea cambiar el resarcimiento económico al momento de cesar una relación laboral. Se trata de uno de los capítulos de su reforma laboral más resistidos por los gremios. La alternativa que se evalúa.
Avatar del

MDZ, Dinero

1/2
Indemnizaciones: la opción brasileña que imitaría Macri(Twitter Mauricio Macri)

Indemnizaciones: la opción brasileña que imitaría Macri | Twitter Mauricio Macri

Indemnizaciones: la opción brasileña que imitaría Macri(Twitter Mauricio Macri)

Indemnizaciones: la opción brasileña que imitaría Macri | Twitter Mauricio Macri

Como es sabido, el Gobierno de Mauricio Macri pretende cambiar el sistema de  indemnizaciones, ese resarcimiento económico que se le da a un empleado frente al cese de su relación laboral por distintos motivos. Se trata de uno de los capítulos de su reforma laboral más discutidos y resistidos por los dirigentes gremiales. En ese contexto, el oficialismo copiaría un "fondo" que se aplica en Brasil.

Según especificó Alberto Armendáriz para La Nación la alternativa a las tradicionales indemnizaciones sería la creación de un fondo de cese laboral, que debería ser acordado entre las partes correspondientes, con el aval de las cámaras empresariales y el principal gremio de la actividad.

Se prevé que se trataría de un aporte mensual que, sustituyendo a la indemnización, debería aplicar el empleador sobre un porcentaje del salario más adicionales remunerativos y no remunerativos.

La opción que se analiza y que el oficialismo pretende aplicar en Argentina es muy parecida al Fondo de Garantía de Tiempo de Servicio (FGTS) que fue creado en 1966 en Brasil. 

El mismo funciona como una reserva de dinero para proteger al trabajador ante un despido injustificado, al acabar un contrato de plazo fijo o por jubilación, pero luego se extendió su objetivo para ayudar al empleado a comprar su vivienda, enfrentar una emergencia y asistir a su familia en caso de muerte.

De acuerdo con la información que presentó el matutino porteño, con este fondo el empleador tiene la obligación de depositar el 8% del salario bruto del trabajador en una cuenta a nombre del empleado en la Caja Económica Federal. 

El gobierno administra esos recursos y los destina a inversiones en las áreas de vivienda popular, saneamiento básico e infraestructura urbana, a cambio de un rendimiento anual del 3% más la tasa de referencia para intereses.

Todos los empleados que tengan contrato fijo o temporal, los trabajadores rurales, los empleados domésticos y hasta los atletas profesionales están alcanzados por el fondo en cuestión, quedando únicamente afuera los individuales o autónomos.

Por último, vale remarcar que uno de los cuestionamientos más fuertes hechos al sistema brasilero es que el rendimiento financiero que otorga es muy bajo. "Si se compara con otras aplicaciones de ahorro e inversión, un 3% al año es muy bajo", apuntó por caso, Sergio Schwartsman, abogado especializado en derecho laboral, socio del estudio Lopes da Silva y Asociados, de San Pablo.

Consultá la información completa aquí.