Hicieron 2 horas y media de cola... para comprar un café

La exagerada reacción de los consumidores se dio hoy, cuando la cadena Starbucks abrió su primer local en Montevideo. Esto pasó.
1/2
Hicieron 2 horas y media de cola... para comprar un café(El País)

Hicieron 2 horas y media de cola... para comprar un café | El País

Hicieron 2 horas y media de cola... para comprar un café(El País)

Hicieron 2 horas y media de cola... para comprar un café | El País

Sobre las 7:30 de la mañana llegó a las inmediaciones del Montevideo Shopping, Victoria Peña, la primera persona en la fila a la espera de tomar un café de la cadena Starbucks, que hoy abrió las puertas al público en Uruguay por primera vez. Así lo contó el diario uruguayo El País.

La apertura estaba prevista para las 10 de la mañana, pero dos horas y media antes empezaron a acumularse los interesados en tomar café. A las 9:30 ya había 50 personas entre los que se sumaban a la fila que se formó en la calle y los que se sumaron adentro del shopping.

Según contó El País, el local tiene un espacio de 200 metros cuadrados y es parte de la decoración un mural que fue diseñado por el artista uruguayo Nicolás Alfalfa.

La empresa invertirá más de 6 millones de dólares en las primeras cinco tiendas y generará 40 puestos de trabajo directos. Luego del local del Montevideo Shopping, abrirá otro en la calle Arocena (Carrasco) y luego en Punta Carretas. En total prevé llegar a 2020 con 10 locales en Uruguay.

Victoria Peña dijo a ese medio uruguayo que siempre que viajaba intentaba consumir la marca y que decidió ser "la primera", luego de que el martes fuera parte de un evento que la marca ofreció para amigos y familiares de los empleados de la empresa -su hermana es parte del staff-. "Lo que más me motivó que que ese día el gerente dijo: 'cuando abramos las puertas y esté el cliente número 1...', entonces mi hermana me miró y me dijo 'no seas ridícula' y dije 'sí'", explicó.

Además, contó que le dieron un diploma, una taza y unos vouchers con dos meses de café gratis. Tras hacer su pedido un mocca blanco con caramelo y comprar dos tazas térmicas y un muffin, Victoria posó feliz para las cámaras.