Funcionarios del BID visitaron la escuela Edison

Conversaron con los alumnos libremente, recorrieron las instalaciones, observaron el funcionamiento de la impresora 3D del Colegio.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/2
Funcionarios del BID visitaron la escuela Edison

Funcionarios del BID visitaron la escuela Edison

Marcelo Cabrol, gerente de Sector Social del BID; Graciela Bertancud, presidenta de la Fundación Tomás Alva Edison; Jaime Correas, director General de Escuelas; Agustina Bergamaschi, especialista en Educación de la División Educación del Sector Social.

Marcelo Cabrol, gerente de Sector Social del BID; Graciela Bertancud, presidenta de la Fundación Tomás Alva Edison; Jaime Correas, director General de Escuelas; Agustina Bergamaschi, especialista en Educación de la División Educación del Sector Social.

Tres altos directivos del Banco Interamericano de Desarrollo conocieron el Colegio Tomás Alva Edison (TAE), en una visita que ellos mismos solicitaron durante una reunión previa con parte de la comunidad educativa.

Se trata de Marcelo Cabrol, gerente de Sector Social del BID; José Agustín Aguerre, gerente del Sector Infraestructura y Energía y Agustina Bergamaschi, especialista senior en Educación de la División Educación del Sector Social.

Los tres funcionarios fueron acompañados por Jaime Correas, director General de Escuelas; Beatriz Delasabia, directora de Educación Privada, y supervisores del área.

"Es un orgullo y una emoción para nosotros recibir a las autoridades del BID para mostrarles en qué consiste nuestro modelo educativo atravesado por el uso de las tecnologías, pero que no deja de lado el arte, la colaboración y la innovación" sostuvo Graciela Bertancud, presidenta de la Fundación Tomás Alva Edison.

Cabrol se había reunido hacía unos días con Bertancud, y se mostró interesado en conocer cómo funciona en la realidad el modelo educativo innovador del Colegio TAE y cómo es el proyecto de la "escuela del futuro" que comenzará a construir la Fundación en breve.

Durante la visita, Cabrol ingresó a distintas aulas y conversó con los alumnos libremente, recorrió las instalaciones, observó el funcionamiento de la impresora 3D del Colegio y habló sobre la posibilidad de acciones en conjunto en el futuro.

"Venimos trabajando firmemente para cumplir nuestro sueño de tener nuestro edificio propio y que tengamos la posibilidad de pensarlo y diseñarlo hoy desde una visión ecoamigable, nos parece que aporta un gran valor para nuestra provincia y la región. Estamos muy entusiasmados en que se transforme en un modelo que pueda ser replicado en otros contextos. Hoy tenemos una deuda pendiente con la educación y tenemos que tener el valor de llevar adelante los proyectos de innovación que necesita nuestra sociedad", agregó Bertancud.

El proyecto del nuevo colegio llamó la atención del BID debido a que contempla varias innovaciones que lo convertirán en un edificio modelo y único en la Argentina. Desde lo funcional el concepto principal es el de la flexibilidad y adaptabilidad de los espacios, mientras que desde el punto de vista ambiental el edificio tendrá ciertas particularidades que le permitirán minimizar el consumo de energía, tendiendo al autoabastecimiento energético. Algunas de estas condiciones que diferencian el proyecto son: el aprovechamiento de la luz natural mediante el uso de aberturas especialmente diseñadas y lumiductos, el riego de los espacios verdes se realizará mediante el reciclado de aguas grises, la energía eléctrica se obtendrá a partir de paneles fotovoltaicos que estarán integrados a la cubierta superior de la estructura, la climatización de los espacios se logrará mediante el uso de la energía térmica del sol y uno de los puntos más importantes es que la envolvente del edificio permitirá que los usuarios experimenten una sensación de confort higrotérmico única, logrado mediante el diseño de soluciones específicas y el uso de materiales aislantes.

El Colegio Tomás Alva Edison es una comunidad educativa que acompaña a niños y jóvenes durante sus trayectos formativos para que se desenvuelvan de manera autónoma, creativa, reflexiva, crítica, responsable y comprometida con la realidad social. Su modelo de enseñanza integra las tecnologías de la información para ponerlas al servicio de las personas y mejorar su calidad de vida. 

Comenzó a funcionar en 1992 y posee niveles inicial, primario y secundario, en los turnos mañana y tarde. Además, los sábados funciona allí mismo una escuela de programación y robótica abierta a la comunidad, a la que pueden asistir niños no matriculados en la escuela y adultos. Gracias a su metodología innovadora ha ganado múltiples premios. Entre ellos el primer puesto a la calidad educativa otorgado por Educar e Intel en 2005 y el primer puesto en el IV Foro Latinoamérica de docentes innovadores en la categoría Entre Pares. El principal, sin duda, fue ser galardonada como una de las escuelas más innovadoras del mundo por la empresa Microsoft.