Este fin de semana, "cumbre runner" que potencia a Mendoza

Una vez más, la oportunidad de generar una cadena de lealtad en gente que visita Mendoza. De qué se trata esta chance que tenemos todos a mano.
Avatar del

MDZ

1/2
Este fin de semana,

Este fin de semana, "cumbre runner" que potencia a Mendoza

Este fin de semana,

Este fin de semana, "cumbre runner" que potencia a Mendoza

Ya hay más de 4 mil personas que llegarán para participar de la Maratón Internacional de Mendoza, la MIM 2018. 

En un año en que Mendoza se internacionalizó como nunca, este evento, con características propias y "de nicho", llega para hacer su aporte a la economía y aceitar los engranajes de lo que, hoy por hoy, es la principal maquinaria que moviliza a la provincia: el turismo.

El "turismo de maratones" ya está instalado en el mundo como una opción productiva. Mientras cada vez más gente se suma a hábitos de vida saludable y sueña ya no solo con "escribir un libro, tener un hijo y plantar un árbol", sino también, participar de una maratón, para realizarse, también una serie de actividades crecen a su alrededor.

No todas las ciudades sirven para contener a tanta gente en una actividad tan puntual con los servicios y características que requiere. Mendoza, sí.

Por ello el desafío es continuar siendo buenos anfitriones en cada una de las instancias que se van generando a lo largo del año y que nos colocan como los dueños de una casa que debe ser ordenada y hospitalaria, siempre.

El deporte, la cultura y el turismo se unen en estas ocasiones y para los viajeros, resulta una experiencia única. No pueden salir defraudados. Si se van satisfechos, volverán. Y lo harán con muchos más seguramente, al año siguiente. Hay un compromiso de lealtad en este tipo de turistas. Y hay que honrarlo.

Este fin de semana,a demás, no será la primera vez en que se realice la MIM, sino la oportunidad 19. Algo ya sabemos. Algo conocemos del tema. Comprendemos la necesidad de brindar la Ciudad y sus alrededores a quienes nos visitan porque, a cambio, no solo dejan recursos, sino que se llevan a sus lugares de origen, postales vivenciales de Mendoza en donde cada uno de nosotros cuenta.