Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

El informe del Ieral Mendoza "Impacto Brasil" completo: así influye la economía brasileña en la de nuestra provincia.
Avatar del

MDZ, Dinero

1/9
Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Este es el impacto de Brasil en la economía de Mendoza

Por Gustavo Reyes y Jorge A. Day - Ieral Mendoza

Después de varios años, la economía carioca comienza a recuperarse, lo cual es una buena señal para Mendoza, porque es uno de los principales compradores externos de sus productos. Nuestra intención es mostrar la magnitud de este impacto, desde una perspectiva agro y agroindustrial. 

1. A quiénes impacta 

Las importaciones dependen de los ingresos de la población que compra. Cuando Brasil entró en recesión, lo que más cayeron fueron sus importaciones (notorio fue el caso de las menores compras de autos argentinos). Ahora, se revertiría esa situación. Para 2018 se estima que Brasil crezca más del 2%1 , y por ende, las importaciones lo hagan a un ritmo mayor. Lo más probable que influya más en las cantidades que en los precios. 

¿Qué compra Brasil a Mendoza? Aproximadamente unos u$s 250 M, que representan el 18% de las exportaciones mendocinas. Algo de vinos y principalmente productos agro (ajo, frutas frescas), agroindustriales (ciruelas desecadas y duraznos, en forma de pasta y en lata) y olivícolas (aceitunas en conserva y aceite de oliva)2 . Y dentro de los productos industriales que no son de base agrícola, se destacan los plásticos.

>

 1 The Economist estima que Brasil crecería un 2,6% durante este año. 2 En 2016 Mendoza exportó a Brasil: ajo: u$s 87 M (millones), vinos: u$s 44 M, aceitunas: u$s 25 M, ciruela seca: u$s 17 M, aceite de oliva: u$s 6 M, entre otros. Ver gráfico más adelante. 

Para 2018, para estos sectores exportadores (agro y agroindustriales) de Mendoza la coyuntura debiera ser mejor que la del año pasado. No sólo Brasil puede comprar más, sino además debe tenerse presente la devaluación de fin de año y las mayores cosechas de frutas y quizá de uvas, lo cual implica más materia prima y menores precios. Acorde a estimaciones, en promedio cuando el PBI brasilero aumenta un 1%, sus importaciones en dólares aumentan más del doble. 

Esa mejor coyuntura no debe hacer olvidar que igualmente estos sectores no se han visto favorecido en los últimos diez años. Analizando tres productos mendocinos que se envían a Brasil, se puede concluir que no ha habido cambios de tendencias en las cantidades exportadas, aunque se han mantenido las oscilaciones fuertes de cualquier producto agro o agroindustrial (sujetos a los accidentes climáticos). 

Pero sí han visto reducir su competitividad, lo cual se observa con la evolución de los precios relativos (la relación entre precios de ventas y los de costos) que han seguido una tendencia declinante. Esto implica que los costos han aumentado a mayor ritmo que los precios de ventas. Algo que está ocurriendo en la mayoría de las economías regionales, con costos argentinos en dólares muy altos en comparación a otros países. Una excepción ha sido el ajo, con buenos precios en los dos años anteriores, pero serían menores para el presente periodo. 

La menor competitividad argentina también ha impactado sobre los precios de las materias primas. Si al sector exportador le cuesta cada vez más exportar, tienen cada vez menos fondos para pagar por sus materias primas, que es el precio percibido por los productores. Como consecuencia, por ejemplo se observa una reducción en la superficie cultivada de frutales (ciruelas y duraznos, algo que ya había ocurrido con manzanas y peras). 

Además, la menor competitividad implica que Argentina es más cara, y por tanto, Brasil opta por sustituirnos en varios productos. Por ejemplo, en vinos opta por comprar más de Chile, en ajo elige más de China, y así siguiendo. Un caso especial se observa en ciruela seca. En cinco años, en lo que se refiere a ciruelas desecadas, Brasil ha comprado más en montos, pero menos en cantidad. Ha pagado mayores precios promedios por ciruela argentina, pero en cantidad nos ha sustituido por productos de otros países. 

Resumiendo, la recuperación de Brasil es una buena señal para Mendoza, y justo los sectores que le exportan productos también se verán beneficiados con la devaluación de fin de año pasado y con la mayor disponibilidad de materia prima. Pero le sigue jugando en contra el problema de competitividad que enfrenta nuestro país en general. 

2. Impacto Brasil en gráficos

Importaciones brasileras: siguen el ritmo de la producción (PBI) y a mayor ritmo. En nuestra estimación, cuando el PBI aumenta un 1%, sus importaciones lo hacen al 2,4%. 

¿Qué le vende Mendoza a Brasil? El 18% de sus exportaciones, de las cuales se desagregan de la siguiente manera: 

Tendencias en productos que se venden a Brasil 

- Ciruela desecada: con oscilaciones fuertes, las cantidades exportadas (totales, no sólo a Brasil) se mantienen dentro de un mismo rango. Pero, también con oscilaciones, ha disminuido su precio relativo, señal que los precios de ventas se han rezagado con respecto a los costos. Y parte de esa menor competitividad, también ha perdido poder de compra el precio de la materia prima que se la paga al productor (dicho precio medido en pesos constantes). 

- Aceite de Oliva: situación similar

- Ajo: en los dos últimos años (2016-17), se pagaron muy buenos precios en Brasil, y favoreció a mayores cantidades exportadas. También ha favorecido a los productores que vieron mejorados sus precios. No obstante, a inicio del presente año, se observa una reducción en los precios de exportación.

- Impacto de menor competitividad sobre superficie cultivada: Como consecuencia en la pérdida de poder de compra en productores primarios, disminuye la superficie cultivada con frutales. 

Brasil nos sustituye: Como Argentina se ha encarecido en los últimos diez o más años, en varios productos regionales, Brasil nos ha ido sustituyendo. Por ejemplo, en seis años, Brasil importó 23% más de vinos, pero cayeron las ventas de vinos argentinas a ese país en un 13%. La única excepción se da en ciruela seca: en ese mismo periodo (6 años), las importaciones brasileras se redujeron en un 10%, pero las provenientes de Argentina sólo lo hicieron en un 5%. Los datos anteriores es considerando los montos pagados, pero si se mide en cantidades sí ha habido sustitución.