En 2017 YPF produjo menos pero ganó más

La petrolera obtuvo beneficios por $12.700 millones pese a que reflejó una caída del 3,9% en su producción de gas y petróleo.
Avatar del

MDZ, Dinero

1/2
En 2017 YPF produjo menos pero ganó más(Alf Ponce / MDZ)

En 2017 YPF produjo menos pero ganó más | Alf Ponce / MDZ

En 2017 YPF produjo menos pero ganó más(Alf Ponce / MDZ)

En 2017 YPF produjo menos pero ganó más | Alf Ponce / MDZ

La petrolera YPF logró revertir en 2017 los resultados negativos de sus utilidades netas de 2016, al alcanzar unos 12.700 millones de pesos, lo que fue atribuido a la adecuación de sus actividades a las nuevas reglas de la industria y las condiciones macroeconómicas, pese a que el período reflejó una caída de 3,9% en su producción de gas y petróleo.

Así lo comunicó la empresa esta tarde al mercado, al presentar sus resultados correspondientes al tercer cuatrimestre del año, en los que reflejó un mejor desempeño de Ebitda con una recuperación en dólares del 2%, una cifra que resalta al considerarse que revirtió un negativo del 23% en 2016.

Un dato que se destacó fue que -tras reconocer en 2016 un cargo negativo por deterioro de activos por 35.000 millones de pesos- en 2017 la compañía logró "una reversión parcial por 5.000 millones de pesos", lo que contribuyó a consolidar las ganancias de 12.700 millones de pesos anunciadas hoy.

En cuanto a los ingresos, YPF registró un crecimiento del 20,3% respecto a 2016, especialmente por el aumento en el volumen de las ventas de naftas (+7%) y el gasoil de uso comercial (+3,7%), mientras que también se destaca el aumento de las ventas de Infinia (+20%) e Infinia Diesel (+27,5%).

La generación de fondos operativa de la empresa alcanzó al cierre del año los 72.000 millones de pesos -un alza del 46,3%- lo que fue señalado como "una fuerte posición de caja" que le permitió a la empresa financiar sus operaciones con fondos propios y profundizar el proceso de desendeudamiento.

Tras la aprobación del directorio y su comunicación a las bolsas de Nueva York y de Buenos Aires, desde la empresa se comentó que "el año fue muy bueno e incluso un poco mejor de lo previsto, pese a ser de transición por la convergencia a precios internacionales que generó un cambio radical en el mercado luego de 15 años".

"Hoy tenemos los mismos precios que el resto del mundo y la demanda interna durante 2017 anduvo muy bien; y eso repercutió en las ventas por el desempeño macroeconómico, acompañado por un proceso de recuperación de precios", se explicó desde la empresa.

En ese sentido, se resaltó que los precios medidos en pesos respecto a 2016 se movieron por debajo de la inflación del período, mientras que, en dólares, se mantuvieron en niveles similares.

Para la conducción de la compañía, en un contexto de nueva realidad de la industria, la sólida posición financiera y el nivel de actividad sustentable alcanzados en 2017 sientan las bases del desarrollo de su plan estratégico a 5 años, presentado en el segundo semestre del año pasado.

En ese línea, la empresa informó que las inversiones en 2017 alcanzaron los 58.000 millones de pesos, "un poco por debajo de lo previsto por el año por la postergación de algunos proyectos y por una mayor eficiencia en el gasto", a pesar de lo cual se mantuvieron "en los niveles de los últimos años".

Al abordar los resultados en el terreno, YPF reafirmó que en 2017 "se focalizó en lograr una actividad sustentable en un contexto de precios bajos para la industria", escenario en el que se redujo 4,8% la producción de crudo en las áreas operadas al 100% por YPF.

Al analizar todas las participaciones de la empresa, los resultados indicaron que la producción de petróleo tuvo una caída del 7%, a tono con el promedio del resto la industria, y la de gas una caída del 1,1%, lo que refleja un retroceso de 3,9% de sus operaciones de extracción de hidrocarburos.

A pesar de la curva descendente potenciada por el declino de campos maduros, cuestiones climáticas en distintos puntos del sur del país y conflictos laborales y sociales, se aseguró que "en el último trimestre comenzó a revertirse el declino y se consolida una actividad sustentable que permita pensar en un gradual incremento de actividad a partir del presente trimestre".

En 2017, las reservas probadas disminuyeron un 16,5%, con una tasa de reemplazo de reservas que alcanzó un 9%, mientras que la específica de gas fue del 29% y la de líquidos, negativa en 10%.

Se afirmó al respecto que "la salida del esquema del barril criollo y la plena vigencia de los precios internacionales afectaron en forma directa" las reservas probadas, ya que entre 2015 y 2017 el barril pasó, en promedio, de 74 a 55 dólares.

En este sentido se aclaró que, conforme a las reglas de la SEC, sólo pueden ser consideradas reservas aquellos barriles cuyo costo puede ser absorbido por el precio vigente, más allá de la existencia concreta del hidrocarburo.

En otros aspectos, se mencionó en la nota al mercado que la empresa continúa "desarrollando su posicionamiento como uno de los principales proveedores de energía eléctrica", con la puesta en funcionamiento de una de las dos centrales en Loma Campana, el inicio de las pruebas en la central de Tucumán y el avance de la construcción del parque eólico Manantiales Behr, en la provincia de Chubut.

YPF también anunció, a fines de 2017, la firma de un acuerdo con General Electric para sumarlo como socio al plan de desarrollo de YPF Energía Eléctrica.