Dinero Gestiones para destrabar la deuda

Empresarios celebran acercamiento al Club de París

Ejecutivos del G7 apoyaron el viaje de Kicillof a Francia para abrir un posible regreso de Argentina a los mercados internacionales. El país debe 10.000 millones de dólares a los países miembros del "Club".
Avatar del

NA

1/2
Empresarios celebran acercamiento al Club de París(NA)

Empresarios celebran acercamiento al Club de París | NA

Empresarios celebran acercamiento al Club de París(NA)

Empresarios celebran acercamiento al Club de París | NA

Empresarios del G7 salieron hoy a apoyar el inicio de las negociaciones con el Club de París por la deuda que la Argentina posee con ese grupo de países por unos 10.000 millones de dólares.

El titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, consideró que "es muy importante" que el país asuma sus compromisos e intente una solución, por lo que expresó que "ojalá tengan éxito".

El industrial consideró que comenzar el camino para un entendimiento es "es dar una señal de que se están buscando soluciones prácticas", para que el mercado internacional sume confianza a la Argentina.

Es "es dar una señal de que se están buscando soluciones prácticas", para que el mercado internacional sume confianza a la Argentina, dice la UIA.

En el mismo sentido se expresó José Urtubey, vicepresidente segundo de la UIA: "Todo lo que tenga que ver con alcanzar acuerdos para integrarnos internacionalmente en lo que hace al mundo financiero es positivo".

"Siempre que la Argentina busque en primer término honrar sus deudas y en segundo lugar insertarse internacionalmente los impactos en el mediano y largo plazo serán sin duda favorables", agregó el empresario salteño.

Para el titular de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos de la Vega, dijo que la renegociación es una medida "oportuna y apropiada" y que resulta "muy conveniente que la Argentina se reinserte en el mundo de las finanzas internacionales para bajar las tasas de interés a la hora de pedir créditos".

Para la CAC es una medida "oportuna y apropiada" y que resulta "muy conveniente que la Argentina se reinserte en el mundo de las finanzas internacionales.

Según su opinión, algunas compañías internacionales "no están dispuestas a hacer inversiones en el país" si no se alcanza un acuerdo con el Club de París, y puntualizó que el arreglo deberá incluir una modalidad de pago con "plazos extendidos".

Gustavo Weiss, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), afirmó que es una noticia "extraordinaria" y apuntó que "para continuar con el desarrollo en materia de obras de infraestructura es necesario volver a los mercados de deudas".

Visita de Kicillof a Francia

El ministro de Economía, Axel Kicillof, viaja hoy a Francia para intentar un acuerdo con ese grupo de países por la deuda de 10.000 millones de dólares que la
Argentina tiene con ellos.

Kicillof propondría el abono en efectivo del 20 por ciento del pasivo y un acuerdo para un plan de pagos anuales o semestrales por el resto del capital y los intereses, dado que el Club no acepta bonos soberanos.

Así, el Gobierno de Cristina Kirchner buscará un mayor nivel de confianza internacional por si el país se ve obligado en los próximos meses a salir al mercado a pedir un crédito para reforzar sus reservas, que están en franca caída.

Las reservas en dólares que acuña el Banco Central cayeron hasta los 29.758 millones en la última semana después de haber alcanzado un pico histórico de 52.654 millones de dólares en enero de 2011.

Las reservas en dólares que acuña el Banco Central cayeron hasta los 29.758 millones en la última semana.

Las luces rojas por la estrepitosa caída de las reservas encendió luces rojas en el Gobierno y la presidenta Cristina Kirchner ordenó tomar medidas que puedan generar un shock de confianza en el mercado internacional.

Además, el dólar sigue avanzando en el mercado paralelo y ya alcanzó un récord al operar a 11,85 pesos para la compra y 11,95 pesos para la venta el viernes último, motorizado por la demanda de los turistas que viajan al exterior, de los ahorristas y de los especuladores a los que el Gobierno acusa de querer dar "un golpe de mercado".

Con ese escenario hostil en Buenos Aires, el ministro de Economía se sumará a la negociación que, desde hace meses, impulsa el extitular de la cartera y actual jefe de la Unidad de Negociación de Deuda, Hernán Lorenzino, quien participará de las reuniones que se realizarán en la capital francesa.

La Argentina mantiene una deuda con los países miembros del Club de París desde el default de 2001, por alrededor de 6.700 millones de dólares, que si se le suman los intereses alcanzaría una cifra cercana a los 10.000 millones.

Esa parte del "frente externo" se suma a los acuerdos que el Gobierno ya alcanzó con organismos financieros internacionales, como el Banco Mundial -lo que implicó sellar acuerdos en los tribunales del CIADI con empresas que hacían reclamos al país.

En ese sentido también se dieron avances con el FMI para que a partir del mes próximo se ponga en marcha una nueva medición de precios por parte del INDEC que permita levantar la amonestación que el organismo financiero internacional le aplicó a la Argentina.