El rol que podría jugar Bolsonaro para la vitivinicultura mendocina

El sector vitivinícola aguarda expectante los pasos que dará Brasil frente al Mercosur. Consideran que es necesario implementar cambios que permitan avanzar con convenios bilaterales con otros países con el fin de ser más competitivos. El sector del ajo también observa cada anuncio brasileño que podría afectar la situación exportadora de Mendoza. Temen ante una posible devaluación. 

Mariana Cavagnaro

.

.

Distintos sectores productivos de la provincia siguen muy de cerca todo lo que ocurre en Brasil, luego de la asunción del nuevo presidente Jair Bolsonaro. Los anuncios acerca el Mercosur generan esperanza en algunos rubros y temor en otros. La vitivinicultura apuesta a que los cambios que plantea el gigante de latinoamérica sirvan para impulsar cambios necesarios en el Mercosur. El sector del ajo teme a que planteen una gran apertura y esto perjudique la situación exportadora local.

Sergio Villanueva, Gerente de la Unión Vitivinícola Argentina habló sobre las expectativas y la incertidumbre que tiene el sector: "El sector vitivinícola busca encontrar dentro del Mercosur aperturas bilaterales con otros países. Argentina debe ser de los países latinoamericanos que menos convenios bilaterales tiene, esto nos deja en condiciones desventajosas. No queremos que el Mercosur desaparezca, pero algunos cambios se van a tener que implementar".

Villanueva apunta que Argentina es el tercer país que más exporta a Brasil, después de Chile y Portugal. "Creo que la gran expectativa es que este cambio permita bajar el arancel externo común o liberar algunos miembros del bloque para acelerar negociaciones. Argentina está muy atrasada en acuerdo bilaterales con otros países. Nosotros no podemos negociar individualmente, al funcionar como bloque el arancel externo se fija en conjunto. La vitivinicultura se ve perjudicada. Queremos ver que el Mercosur se redefina para hacer la competencia más abierta, más flexible. Hoy tenemos excedente vínicos, con aproximadamente 9 meses de stock, eso sería bueno exportarlo. Queremos que Brasil pueda crecer y que redefinamos las reglas del Mercosur. Esperemos que podamos salir de este estancamiento", analizó el dirigente. 

Guillermo San Martín, gerente de la Asociación de Productores de Ajo, explica a MDZ que apuestan a la institucionalidad de Brasil: "Más allá del discurso de turno, Brasil ha logrado una institucionalidad muy fuerte. Los organismos técnicos vienen trabajando desde hace mucho en Brasil, no cambian de acuerdo al gobierno de turno. Creemos que el Mercosur va a tener continuidad. A sectores como el nuestro, donde el 80% de la producción va a Brasil, lo van a seguir necesitando. Les gusta el ajo argentino por el color y sabor. Creemos que nuestro sector no va a tener nuevos vaivenes. Si nos preocupa que se impulse una gran apertura de mercado, ahí se nos complicaría.

Si Brasil se abre a la producción china nos complica a todos. Puede que estos cambios pasen por productos más grandes, no por el ajo. Nos preocupa la negociación con la Unión Europea. En el caso del ajo nos permitirá abrirnos a nuevos mercados y a no depender tanto de Brasil", concluye San Martín.

Temas
  • Exportaciones
  • Bolsonaro
  • vitivinicultura
  • ajo
  • Unión Vitivinícola
  • COVIAR