¿El reconocimiento facial es el futuro del pago inteligente en China?

Xue Hongyan, director del Centro Financiero de Internet adscrito al Centro de Investigación Financiera de Suning, indicó al Beijing Business Daily que el pago facial podría liberar a los usuarios tener que utilizar sus teléfonos móviles, mejorando la experiencia del proceso.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

En China es fácil salir a la calle sin dinero efectivo en la cartera. Si hay que comprar algo, basta simplemente escanear un código QR y acceder a las herramientas de pago digital que utilizan la inmensa mayoría de los comercios chinos, desde tiendas de lujo hasta carritos ambulantes. En el último grito de la tecnología, ni siquiera necesitas sacar tu teléfono móvil del bolsillo. Con un rápido análisis de tu rostro puedes autorizar el pago de tu cesta de compras. Sin embargo, ¿es seguro pagar con reconocimiento facial?

Alipay, el gigante de pago móvil de China, lanzó recientemente su último producto de pago vía escaneo facial: el Dragonfly, herramienta que reduce los costos de acceso e instalación de la actividad comercial en un 80 por ciento, indicó el Beijing Business Daily.

facial.png

Al constatar el enorme potencial que tiene el pago por reconocimiento facial, WeChat Pay y UnionPay, otros de los agentes de pago digital que dominan el mercado chino, también se preparan para aprovecharlo.  Xue Hongyan, director del Centro Financiero de Internet adscrito al Centro de Investigación Financiera de Suning, indicó al Beijing Business Daily que el pago facial podría liberar a los usuarios tener que utilizar sus teléfonos móviles, mejorando la experiencia del proceso.

Algunos expertos de la industria predicen que el pago facial experimentará un explosivo crecimiento en los próximos tres años, ya que el umbral de la industria se reduce continuamente.

Mientras que el mercado de pago facial gana combustible, la industria también ha notado el aumento de las preocupaciones del usuario sobre la seguridad de sus cuentas bancarias y su privacidad personal.

Xue observó que, en comparación con el sistema de código QR, el reconocimiento facial exige mayores requisitos en cuanto a equipos computacionales y el proceso puede verse influido o afectado por factores externos como la calidad de la iluminación. También la protección de la privacidad es un obstáculo para la masificación de este nuevo método de pago.

“En general, los diferentes métodos de pago tienen sus propias ventajas e inconvenientes, niveles de seguridad, costo y aceptabilidad social. No son susceptibles de reemplazarse entre sí”, agregó Xue.

Aunque el reconocimiento facial ya se aplica ampliamente en la industria crediticia, cuando se trata de consumo general todavía se encuentra en una etapa preliminar. Pese a su gran conveniencia, el método también plantea preocupaciones porque el nombre del usuario, el sexo y la edad se observan durante el proceso. Y este tipo de información si no se administra correctamente se puede filtrar fácilmente.

Su Xiaorui, investigador de los servicios bancarios vía Internet del Instituto Madai, destacó que aunque mucho ya se ha hecho para el avance del pago por reconocimiento facial, todavía hay errores en el proceso que pueden conducir a problemas de seguridad financiera. Por esta razón, el pago por reconocimiento facial se ha implementado en campos que tienen bajos riesgos.

Asimismo, Su destacó que "las empresas líderes en el pago digital necesitan establecer un estricto sistema de control interno, cifrar la privacidad de los usuarios y cumplir con la ética profesional".

"A los usuarios se les debe otorgar el derecho a elegir. Para aquellos que están dispuestos a pagar vía reconocimiento facial, pero tienen dudas, se les debe recomendar la verificación combinada para reforzar la seguridad de sus cuentas bancarias", aconsejó el experto.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?