Bicicleta financiera: el Central le puso un freno a los bancos

El Banco Central dispuso hoy que las entidades deberán realizar un encaje (inmovilización) de hasta 23% sobre las líneas financieras que reciban del exterior. Así, se intenta contrarrestar un mecanismo habitual que utilizan los bancos, especialmente las extranjeras con sucursal en el país, para ganar con la "bicicleta financiera".

Avatar del

Redacción MDZ Online

Sandleris implementó la política de banda de flotación en el Central.

Sandleris implementó la política de banda de flotación en el Central.

Este viernes, el Banco Central comenzó a limitar el ingreso de capitales del exterior que entran para hacer "carry trade": convertir esos dólares a pesos para aprovechar las altas tasas de interés del mercado local. El temor es que esto puede generar un valor ficticio del dólar, llevando nuevamente a la economía a un atraso cambiario.

Hoy, la entidad que preside Guido Sandleris dispuso que los bancos deberán realizar un encaje (inmovilización) de hasta 23% sobre las líneas financieras que reciban del exterior. Hoy, las entidades con sucursales en el exterior traían dólares y se especula que los usaban para hacer "carry trade" o una especie de bicicleta financiera. Ahora, el BCRA limitó eso.

Fuentes del mercado local explicaron a Infobae que esa bicicleta "era una forma que tenían los bancos extranjeros con sucursales en Argentina de comprar Leliq (con un 70% de interés anual, aunque con un vencimiento de siete días) fondeándose con una línea que no tenía encaje", es decir, podían usar todos los dólares que traían de afuera para este mecanismo.

Los bancos entraban dólares vía líneas del exterior para comprar Leliq a tasas superiores al 67%. Pero con esta medida, aquellos bancos que ingresen dólares a través de líneas de financiamiento internacionales se verán obligados a inmovilizar una parte de ese capital. De esa forma, el negocio se diluye y, por lo tanto, quedan menos opciones para el "carry trade".

El BCRA debe lidiar ahora con el famoso ingreso de "capital golondrina", o dinero caliente, que entra a muy corto plazo sólo para conseguir una ganancia financiera a causa de las altas tasas de interés. El problema de este flujo que ingresa del exterior es que empuja hacia abajo el tipo de cambio.

De hecho, en este momento, el dólar mayorista está apenas 20 centavos por encima del piso de la banda de flotación ($35,30). En caso de que caiga por debajo de esta cifra, el Central deberá intervenir para que no continúe esta tendencia a la baja, comprando dólares para que aumente la cotización.

Temas
  • Divisas
  • dólar
  • bicicleta financiera
  • carry trade
  • Sandleris
  • Banco Central
  • cotización
  • Leliq
  • Banco Nación