Crudo y sin censura: así ve Balanz al país

La sociedad de bolsa que calificó a Mendoza como 'una casa bonita en un barrio complicado' emitió su informe de estrategia mensual con total crudeza. Sostiene: 'Creemos que el programa financiero que recientemente fue ampliado con el FMI enfrenta directamente la maldición histórica argentina: los déficits fiscales financiados por la emisión de dinero (o dicho de otra manera, la monetización de la deuda)'.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

La sociedad de bolsa Balanz está en el podio entre las de su tipo en volumen de acciones operadas, con un incremento en septiembre de 6,16% que la deja detrás de Allaria Ledesma pero antes de SBS Trading. Las tres -con la perspectiva de todo lo que ha transcurrido del año- lideran la actividad en la Bolsa, según el ranking elaborado por BYMA. Precisamente Balanz, que se hizo conocida popularmente en Mendoza luego de que calificara a esta provincia como 'una casa bonita en un barrio complicado' a la hora de informar sobre el estado del país a sus inversores, difundió un nuevo informe mensual, cuyos párrafos más relevantes compartimos textualmente: - 'A lo largo de la historia económica moderna, Argentina fascinó a los doctores en economía (aquellos profesionales que cuentan con PhDs) y expertos profesionales que se esforzaron varias veces por “descubrir” por qué este país (tan bendecido por su riqueza geográfica, demográfica y de recursos) pasó de una crisis a una recuperación, para nuevamente volver a una agitación económica de manera tan alarmante'. noticia_d64b6ef3-c757-11e8-b30b-0ef48ab09a3e - 'Lógicamente, muchos comentaristas le echarían la culpa a las políticas populistas del peronismo, pero creemos que esta influencia se vio exacerbada por el impacto psicológico que se genera con cada devaluación del peso argentino. El ciclo de inflación y devaluación de la moneda argentina a lo largo de décadas selló un instinto cultural “pavloviano” de auto conservación que es muy difícil de revertir. La difícil ambición de “arreglar la Argentina” es lo que provoca que los inversores de Mercados Emergentes (EM) vuelvan a invertir en bonos y acciones del país una y otra vez; existe una creencia de antaño de que esta vez será diferente y que el nirvana (la perfección) está est vez a nuestro alcance'. - 'Creemos que el programa financiero que recientemente fue ampliado con el FMI enfrenta directamente la maldición histórica argentina: los déficits fiscales financiados por la emisión de dinero (o dicho de otra manera, la monetización de la deuda). En este punto, nuestro nivel de confianza de cara a la convergencia fiscal en 2019 y 2020 es sustancialmente más alto que hace apenas seis meses, en particular luego de la re-implementación de retenciones a las exportaciones que son fácilmente gravables y que entregarán entre US$6.500m y US$7.000m a lo largo de un año para complementar los recortes de gastos corrientes'. - 'A pesar de esta visión moderadamente optimista sobre el déficit fiscal y el fin de la monetización de la deuda, nos resultó preocupante que los técnicos del FMI y el equipo económico de Macri hayan subestimado los efectos dominó que la debilidad del peso y la inflación imponen con respecto a la sostenibilidad de la deuda. En este informe, hacemos una revisión de la robustez teórica de la combinación entre las políticas recientemente establecidas y el análisis de un puñado de posibles riesgos que podrían estar escondidos en las sombras. En general, este ajuste macro de gran escala parece mucho menos improvisado que los programas anteriores'. contenidos/2018/09/20/noticia_0070.html - ' ¿Qué hará falta para que la deuda argentina y los bonos soberanos en dólares se conviertan en una oportunidad de compra indiscutible? El peso debe estar bajo control, no sólo por un par de semanas o meses sino de manera estructural y sin el soporte artificial pero al mismo tiempo vital de la tasa de LELIQ en 60%-65%. Esto es un esfuerzo titánico. Como parte de la batería de políticas del FMI, el equipo del BCRA recién instalado y los veteranos con canas en la sede del FMI en 19th Street, New York, Washington cuentan con la teoría económica del multiplicador de dinero tradicional para colocar el peso argentino en su lugar. En esta sección, proporcionaremos algunas alternativas cuantitativas que dan credibilidad al enfoque destinado a la absorción del peso, pero también vale aclarar que la existencia del dilema del “drenaje de dinero” (porción de dinero que fluye hacia la economía informal) probablemente complique dicho esfuerzo. Posiblemente, se puede extender el tiempo requerido para poner el peso argentino bajo control pero sin variar el resultado final. Cuanto más se prolongue esta batalla campal y cuanto más suba el tipo de cambio (USD/ARS), la sostenibilidad de la deuda futura de Argentina se deteriora aún más. Si somos demasiado discretos y el nuevo liderazgo del BCRA por parte de académicos encuentra una poción mágica de cara a diciembre, entonces la estrategia de comprar y vender en el mercado de divisas (carry trade) y la deuda soberana argentina podrían volver a convertirse lo más beneficioso del universo de mercados emergentes'. contenidos/2018/09/06/noticia_0144.html Situación macro: estudiando qué hay detrás de la política monetaria del BCRA Tratando de simplificar la batería de políticas del BCRA. Hemos estado respondiendo una tonelada de preguntas acerca del nuevo esquema de política monetaria del BCRA y las bandas de intervención del tipo de cambio. La semana pasada, hablamos con un funcionario de alto rango en el BCRA para profundizar en los aspectos básicos de dicho plan que busca elevar las tasas de interés y absorber la liquidez de pesos. Bajo nuestro punto de vista, este plan es audaz y teóricamente defendible, pero está lejos de ser infalible debido a la gran economía informal que existe en Argentina. Al prometer un crecimiento de 0% en la base monetaria, actualmente redefinida como circulante más encajes no remunerados, el gobierno utilizará una combinación de LELIQ (disponible sólo para instituciones financieras) y LECAP (bonos del Tesoro disponibles para entidades no financieras) para absorber la liquidez excedente producto del desarme del stock de LEBAC. Este apretón monetario se tomará un solo respiro en diciembre, dado que el BCRA permitirá una expansión del 6% de la BM debido al crecimiento estacional de la demanda de dinero por los pagos de aguinaldos, pensiones y prestaciones sociales. Las LELIQ no son una parte de la nueva base monetaria, sino una aspiradora de pesos. Al 26 de septiembre, el stock de LELIQ era de $433.000m de pesos. El BCRA considera que el stock de LELIQ crecerá unos $260.000m de pesos desde hoy hasta Junio de 2019. La mayoría de esta expansión será gracias a la acumulación de intereses (ahora al 65% interanual) que se esterilizará con más emisiones de LELIQ. Con $804.000m de pesos acumulados en los depósitos de los bancos públicos (estimamos que un 80-85% son recursos fiscales del Tesoro), el Tesoro no necesitaría actualmente los pesos capturados por las subastas de LECAP para afrontar gastos corrientes de corto plazo. Por lo tanto, los pesos de la emisión de LECAP se depositarán en el Banco Nación para obtener una tasa Badlar que serían de ayuda frente al esfuerzo fiscal. Por su parte, el BNA puede mantener encajes voluntarios en la cuenta corriente del BCRA, generando de esta forma una contracción del circulante. Otra fuente adicional de absorción de pesos puede ser la posición de futuros de dólar en el mercado MAE que tiene el BCRA, las cuales se estiman entre US$3.000m – US$4.000m (algo así como $120.000m - $160.000m de pesos). Vendiendo contratos de dólar futuro, el BCRA cuenta con un canal extra de esterilización siempre y cuando el peso se aprecie. Multiplicador de dinero y filtración de dinero hacia la economía informal: Las políticas monetarias no se aplican fácilmente en la Argentina. Creemos que el nuevo plan de contención de agregados monetarios del BCRA parece razonablemente lógico en los papeles, pero podría haber complicaciones imprevistas debido al comportamiento de la supuesta parte de la economía que el gobierno no puede controlar. La fuga o filtración de moneda (currency drain) se conoce como el efecto del dinero en la economía informal que se encuentra fuera del alcance del sistema bancario y, en el caso de Argentina, dicha variable está más allá de la manera tradicional en la que el BCRA define “moneda en circulación”. Un estudio del Banco Mundial de 2015 estimó que la economía informal de Argentina representa el 28% del PBI. Los trabajadores informales que trabajan en la economía “en negro” o informal son cerca de 4,7 millones, y el manejo de la moneda (pesos) que posee este grupo extremadamente grande está en gran parte fuera de las estadísticas de monitoreo de la base monetaria del BCRA. Por ejemplo, si los 4,7 millones de trabajadores informales recaudan unos US$500 por mes fuera de las estadísticas oficiales, esto representa unos US$2.350m en pesos que fluyen a la economía informal al comienzo de cada mes. En la actualidad, la circulación monetaria se encuentra en $650.000m (US$15.600m de dólares), lo que significa que el dinero que anda circulando en la economía “en negro” no debe ser desestimado. Estas personas no van a ir a poner su dinero en un depósito a plazo fijo: irán gastando los pesos rápidamente o los convertirán algunos de ellos en dólares en el mercado paralelo (blue). Incluso, cuando un individuo en la economía informal vende dólares en el mercado paralelo para luego financiar una transacción en la economía formal (por medio de facturas truchas u otros mecanismos), esos pesos pueden terminar comprando dólares dentro del sistema económico formal. Sin embargo, las empresas que controlan la economía formal pueden ser suficientes para reducir la volatilidad del peso.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?