Dinero Así lo ve la prensa estadounidense

Crisis y bancos: Washington Post refutó a Cristina

En el mes último la moneda argentina se devaluó 17%. Cristina había asegurado que las entidades financieras están detrás de las “maniobras especulativas de los mercados”. En un informe, el diario de la capital estadounidense comparó la evolución de la moneda argentina con la de otros países emergentes y concluyó que la inflación (y no las entidades financieras) es el problema de fondo.
Avatar del

MDZ, Dinero

1/3
Crisis y bancos: Washington Post refutó a Cristina(Washington Post)

Crisis y bancos: Washington Post refutó a Cristina | Washington Post

Crisis y bancos: Washington Post refutó a Cristina(Telam)

Crisis y bancos: Washington Post refutó a Cristina | Telam

Crisis y bancos: Washington Post refutó a Cristina(Telam)

Crisis y bancos: Washington Post refutó a Cristina | Telam

"Los bancos: Sólo a través de ellos se pueden hacer todas las maniobras especulativas en los mercados", escribió Cristina en su Twitter -el 27 de enero último- sin dar más detalles sobre su acusación (ver este mensaje y otros al final de la nota).

>

En la segunda quincena de enero, el peso argentino se depreció 17%, en medio de una escasez de divisas en el país por una caída en las exportaciones, pobres niveles de inversión extranjera y una alta inflación que asfixia a la economía.

El derrumbe se dio a pesar del estricto control que mantiene el Gobierno sobre el mercado de cambios, al que prácticamente sólo pueden recurrir las empresas para realizar operaciones de comercio exterior con autorización previa del ente recaudador de impuestos.  

La situación económica y política actual de la Argentina es un tema de agenda de los principales medios estadounidenses. El 29 de enero último, New York Times publicó la editorial “Argentina en la cornista”, en el que dice que “la señora Kirchner lastimó la economía argentina”. Un día después, Washington Post tituló (traducido al español) la editorial “El colapso que viene de Argentina”: allí dice que por culpa de la inflación, el promedio de los argentinos busca llevar sus ahorros a dólares y que la crisis actual se debe a las políticas populistas de Cristina Kirchner, logrando que en su gobierno Argentina se convierta en un importador neto de energía, pese a sus enormes reservas de gas y petróleo. Y luego refuta las críticas vertidas por la presidenta argentina en Twitter, argumentando que “los problemas de Argentina son mucho más graves que las de países emergentes como Turquía, Brasil y Sudáfrica”, ya que “son el producto de los mismos errores que se han producido en las crisis con devaluaciones anteriores: gasto público incontrolado, fuertes impuestos a las exportaciones, estricto control de las importaciones y falta de incentivos a la inversión extranjera”.

Otro medio estadounidense, Wall Street Journal, destacó este lunes que es inevitable una “megadevaluación en Argentina” y explicó que la devaluación “es una vieja costumbre” en Argentina: "200 años de devaluaciones recurrentes es una condición más seria que una adicción. Es patológico" y puso como ejemplos la devaluación del 33,2% en 1827, 34% en 1838, 65,5% en 1839, 95% en 1845, 40% en 1851, 116% en 1971; 1.346% entre 1981 y 1991. También crisis cambiaria en 1938, 1948, 1949, 1951, 1954, 1955, 1958, 1962, 1964 y 1967. Y el más conocido de todos, el de 2002. 

Washington Post señala que la estrategia del gobierno argentino “parece destinada a evitar una suspensión de pagos inmediata, en lugar de abordar los problemas subyacentes de la economía” y agrega que “lamentablemente los argentinos parecen dirigirse a otro tramo de agitación económica y quizás, política”.

El peso argentino vs monedas de naciones emergentes

En otro artículo, Washington Post presenta un gráfico que muestra la evolución de las monedas de los países emergentes desde mayo último hasta hoy: allí, el artículo destaca con claridad cómo la moneda argentina es la única que viene en picada:

Las monedas que se muestran en la tabla anterior tienen sus propios problemas, pero Argentina es un caso especial. El peso argentino ha perdido valor de manera constante desde mayo y a un ritmo acelerado desde diciembre último. El gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner tomó algunas medidas extraordinarias para proteger el valor del peso argentino: persuadió a los principales fabricantes en varios sectores a un acuerdo para no aumentar los precios y al mismo tiempo, las autoridades facilitaron un poco el comercio de dólares a través de los canales oficiales, en lugar del mercado negro. Los economistas dudan de que estas medidas tendrán un efecto duradero, sin embargo, no abordan las causas de la inflación.

Respecto de la acusación de Cristina (de culpar a los bancos y entidades financieras de la crisis de la moneda argentina), “el gráfico anterior muestra la debilidad de este argumento en particular: mientras que las monedas de otros mercados emergentes han fluctuado con los cambios en la economía internacional, la disminución del peso argentino ha sido constante, relativamente aislados de las fuerzas globales y, presumiblemente, impulsada por factores internos.

Mensajes de Cristina en Twitter: