Con Macri presente comienza la Cumbre del G7 en Canadá

Líderes mundiales emprenden una negociación tena por el enfrentamiento entre el estadounidense Donald Trump y sus socios.
Avatar del

MDZ Política

1/2
Con Macri presente comienza la Cumbre del G7 en Canadá(Alf Ponce / MDZ)

Con Macri presente comienza la Cumbre del G7 en Canadá | Alf Ponce / MDZ

Con Macri presente comienza la Cumbre del G7 en Canadá(Alf Ponce / MDZ)

Con Macri presente comienza la Cumbre del G7 en Canadá | Alf Ponce / MDZ

La Cumbre del G7 comenzará este viernes en Canadá bajo un tenso clima alimentado por un enfrentamiento entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y sus socios, que podría ser la antesala de una complicada negociación para sacar una declaración final conjunta.

La negativa de Trump a discutir el cambio climático en la cumbre y la reciente imposición estadounidense de aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes, entre otros países, de Europa, Canadá y Japón, desataron la ira de sus aliados.

"Puede que al presidente estadounidense no le importe quedar aislado, pero a nosotros tampoco nos importa firmar un acuerdo entre seis países, si es necesario", advirtió hoy el presidente francés, Emmanuel Macron, en su cuenta de Twitter.

"Esos seis países representan valores, representan un mercado económico que tiene el peso de la historia y que ahora es una verdadera fuerza internacional", agregó.

En un esfuerzo por salvar la firma de una resolución final conjunta, el primer ministro canadiense y anfitrión de la cumbre, Justin Trudeau, encabezó hoy una intensa actividad diplomática con algunos de los líderes que asistirán a la reunión mañana en la localidad de La Malbaie, situada unos 140 kilómetros al este de Quebec.

Frente al rechazo de Trump de tratar el cambio climático, Trudeau intenta incluir en la agenda otro tema medioambiental como la lucha contra la proliferación de plásticos en los océanos, reportó la agencia de noticias EFE.

El premier canadiense se reunió ayer y hoy con el presidente galo para elaborar posturas de cara a Trump, que todavía no ha llegado a Canadá.

En una conferencia de prensa conjunta en Ottawa, los dirigentes prometieron que seguirán siendo "educados y respetuosos" pero también "firmes" con el magnate republicano.

Trudeau insistió en que los Estados seguirán conversando para lograr posturas comunes y que la Cumbre del G7 "es una gran oportunidad para tener discusiones francas con países que son aliados desde hace tiempo".

El jefe de Estado de galo, por su parte, se mostró más duro y declaró que su país no firmará una declaración conjunta rebajada para contentar a Trump en el tema medioambiental o comercial.

Macron alertó a su homólogo estadounidense que su política arancelaria y una posible guerra comercial con sus aliados afectará negativamente en primer lugar "a los trabajadores estadounidenses".

Poco después y calentando aún más la previa, Trump les contestó a Macron y Trudeau en su Twitter: "Por favor, diganle al primer ministro Trudeau y al presidente Macron que están cobrando a Estados Unidos aranceles masivos y creando barreras no monetarias".

"El superávit comercial de la Unión Europea con Estados Unidos es de 151.000 millones de dólares y Canadá excluye a nuestros agricultores", agregó el mandatario estadounidense.

En vísperas de la cumbre, el premier canadiense mantuvo, además, conversaciones telefónicas con su pares de Italia y Reino Unido, Giuseppe Conte y Theresa May, respectivamente.

Trudeau señaló en un comunicado que conversó con May sobre "la importancia del G7 como un foro para que los líderes coordinen acciones sobre problemas globales, incluido el cambio climático, paz y seguridad".

También con Conte analizó las "prioridades comunes para la cumbre, incluido el crecimiento económico que beneficia a todos, empleos para el futuro, igualdad de género y empoderamiento de las mujeres, educación para niñas, cambio climático y comercio basado en reglas".

El primer ministro canadiense tiene también previsto reunirse esta noche con los dos representantes de la Unión Europea en la cumbre, el presidente del Consejo de Europa, Donald Tusk, y el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para coordinar sus posturas.

Pese a los esfuerzos del anfitrión, todo indica que la cumbre del G7 de mañana y el sábado no terminará con una resolución de consenso, lo mismo que sucedió el año pasado en la cumbre del G20 en Alemania, cuando Trump rechazó sumarse al compromiso internacional con el Acuerdo de París sobre cambio climático.

La decisión de los otros 19 los países miembros del G20 fue firmar una resolución a favor del acuerdo que Trump hacía sólo días había abandonado, lo que desnudó el aislamiento internacional de Washington en materia medioambiental.