Cómo es el impuesto a la construcción que creó Larreta

En los cálculos más moderados, esta nueva contribución dará al fisco porteño unos u$s100 millones al año, $2045 millones, al dólar del viernes, señala El Cronista.
Avatar del

MDZ, Dinero

1/2
Cómo es el impuesto a la construcción que creó Larreta

Cómo es el impuesto a la construcción que creó Larreta

Cómo es el impuesto a la construcción que creó Larreta

Cómo es el impuesto a la construcción que creó Larreta

El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta dispuso pedirle a la Lgislatura porteña la modernización de los Códigos de Planeamiento Urbano y de Edificación de la Ciudad. Incluye una "ley de plusvalía", con la que espera recaudar unos 2 mil millones de pesos.

El primer código establece dónde, cuánto y con qué criterios se debe construir en la Ciudad y data de 1977, en tanto que el segundo estipula establece cómo y con qué materiales se construirá y su fecha es de 1948.

"Estas nuevas leyes van a permitir que Buenos Aires siga en el camino hacia una ciudad moderna e integrada pensada para las personas, con un desarrollo urbano sustentable y equilibrado que garantice la inclusión de todos los vecinos, en especial de los más vulnerables", explicó el ministro Franco Moccia.

"Al impulsar la zonificación, se generó una ciudad desintegrada. En el pasado, se establecieron áreas de la ciudad destinadas específicamente a un uso: educación (Ciudad Universitaria), actividades financieras (Microcentro), industria (Ribera del Riachuelo/Soldati/Mataderos), barrios de viviendas (Lugano 1 y 2) y un gran centro metropolitano", detalló Moccia.

Por eso es que se propone avanzar en un modelo que privilegie la mixtura de usos en los barrios, que sea abierto a la innovación y que promueva la sustentabilidad y el cuidado ambiental.

Además se busca evitar que se compren varias parcelas y se construyan torres en el medio de una manzana, rodeada por rejas o paredones. Aquellas construcciones que superen los nuevos parámetros deberán tener una autorización especial de la Legislatura así como los cambios de uso.

En los cálculos más moderados, esta nueva contribución dará al fisco porteño unos u$s100 millones al año, $2045 millones, al dólar del viernes, señala El Cronista.

Al final de la semana pasada, el Ejecutivo envió a la Legislatura, donde cuenta con mayoría absoluta, el proyecto de Código Urbanístico, cuya principal característica es el fin de las delimitaciones de la Ciudad en áreas de usos específicos, como la Ciudad Universitaria para el ámbito educativo, la City para la actividad financiera, o la ribera del Riachuelo para las fábricas.

Con este cambio, los desarrolladores inmobiliarios podrán avanzar en construir residencias o locales comerciales en áreas de mixtura de usos, y a su vez, desarrollar edificios donde antes no se permitía.

Pese a ello, los barrios de casas bajas, advierten en Parque Patricios, tendrán límites a la edificación de edificios: se determinarán seis alturas distintas, desde planta baja y dos pisos hasta planta baja y 12 pisos.

Habrá más edificaciones, pero menos torres, y se estima que un 70% de la Ciudad por venir estará edificada por debajo de los cinco pisos. Claro que muchos otros lotes y edificios ganarán edificabilidad y altura.