Cierran góndolas y remarcan precios mientras la gente compra

Así lo hacen algunos hipermercados en horarios de atención al público. En algunos casos hasta cierran pasillos. Esto se vio en algunas cadenas de Buenos Aires, pese a que el Gobierno busca que la gente misma denuncie estos casos.
Avatar del

NA

1/2
Cierran góndolas y remarcan precios mientras la gente compra(Nacho Gaffuri/MDZ)

Cierran góndolas y remarcan precios mientras la gente compra | Nacho Gaffuri/MDZ

Cierran góndolas y remarcan precios mientras la gente compra(Nacho Gaffuri/MDZ)

Cierran góndolas y remarcan precios mientras la gente compra | Nacho Gaffuri/MDZ

Pese a advertencias del Gobierno, grandes supermercados y tiendas de venta de artículos para la construcción se dedicaron en los últimos días a remarcar precios ante la mirada sorprendida de consumidores, cerrando incluso pasillos para llevar adelante esa ardua tarea en horario de atención al público.

Ante la urgencia por remarcar, las "grandes superficies" no parecen dispuestas siquiera a aguardar el horario de cierre, tras recibir listas con remarcaciones generalizadas. 

Así lo constató Noticias Argentinas en al menos un hipermercado del barrio porteño de Caballito, otro de Almagro y en un local de ventas de materiales para la construcción ubicado en la localidad bonaerense de Canning, aunque entidades de defensa del consumidor sostienen que esta modalidad ya es moneda corriente.

En los establecimientos comerciales se pudo observar cómo personal de la empresa cerraba temporalmente algunos pasillos para remarcar los precios, después de que el Gobierno cuestionara en duros términos a quienes subían sus productos tras la devaluación de fines de enero pasado.
  
Otro supermercado, en este caso de Carrefour, ubicado en Glew, en el sur del conurbano, fue denunciado por usuarios tras  comprobar notorias diferencias en algunos casos -de hasta el 38 por ciento- entre el precio que figuraba en las góndolas y el que terminaban pagando en las cajas.

Pese a las advertencias de sanciones, también al menos dos grandes compañías productoras de alimentos, Arcor y Fargo, aumentaron sus precios, sobre todo en el interior del país, según dijeron a NA comerciantes chinos y autoridades del sector.

Las mismas fuentes confirmaron las quejas de los usuarios sobre la escasez en las góndolas de artículos incluidos en el programa oficial "Precios Cuidados".

"Estamos observando una retracción en la entrega de los productos del acuerdo de precios", manifestó el director ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas, Miguel Calvete, en declaraciones a Noticias Argentinas.

Esa "retracción" de la que habla Calvete se produce a pesar de que los supermercados propiedad de comerciantes de origen chinos suscribieron un acotado convenio de precios, que solamente incluye unos 65 productos en unos 300 establecimientos distribuidos en el área metropolitana de Buenos Aires.

En diálogo con NA, el dueño de un mercado de proximidad ubicado en San Justo, de origen asiático, dejó entrever que la remarcación de precios se ha convertido en una gimnasia de todos los días para los comerciantes debido a la inflación.

"Nosotros lo que hacemos es, cuando llega el proveedor con los nuevos precios (más elevados), antes de llevar esos productos a las góndola, aumentamos el precio de los que ya tenemos exhibidos para la venta", confió.

Explicó que de este modo busca contrarrestar el impacto de la permanente suba de costos: subrayó incluso que los precios de la empresa Fargo se dispararon por las nubes, más que duplicándose en algunos casos.

Consultado al respecto, Calvete dijo que en promedio solamente aumentaron 15 por ciento, por debajo incluso de las subas dispuestas por Arcor.
  
En este sentido, en el litoral argentino algunos productos de Arcor se venden con incrementos de hasta el 25%, según comprobó otro cronista de Noticias Argentinas.

Al aumento de costos, trasladado de inmediato a las góndolas en un escenario tan inflacionario como especulativo, se le suma la escasez de productos del acuerdo oficial.

El supermercadista chino consultado por NA ratificó que los proveedores entregan apenas "una caja" de artículos incluidos en el plan "Precios Cuidados" en cada envío: "Cuando los ponemos en las góndolas, duran muy poco tiempo", comentó.

La suba de los combustibles representa un factor clave en la suba de costos y en las variaciones de precios que se traslada a lo largo de toda la cadena de distribución hasta impactar de lleno en el bolsillo de los consumidores.

De todos modos, hasta la compañía Oil, del empresario cercano al gobierno nacional Cristóbal López, "cotiza" prácticamente el litro de combustible Premium al precio del dólar "blue", no solo la petrolera Shell, blanco de reiteradas críticas oficiales en los últimos días.