Cameron: Europa necesita una política económica liberal

El primer ministro británico, David Cameron dijo, en el Foro Económico Mundial de Davos, que sólo así se podrán atraer contratos que ahora van a los países en vías de desarrollo o emergentes, como la minería.
Avatar del

dpa

Cameron: Europa necesita una política económica liberal(bbc.co.uk)

Cameron: Europa necesita una política económica liberal | bbc.co.uk

Europa necesita menos regulación estatal por parte de Bruselas y más políticas económicas liberales, según dijo en el Foro Económico Mundial de Davos el primer ministro británico, David Cameron.

"Mucha gente da por perdido Occidente. La gente cree que no podemos lograr nada más", explicó el premier. Sin embargo "yo no creo que tenga que ser así", agregó. Hay que reducir más la regulación económica por parte de la Unión Europea (UE), exigió Cameron, y señaló que los países europeos deberían ser más flexibles en materia de legislación laboral e impuestos.

Sólo así, argumentó, se podrán atraer contratos que ahora van a los países en vías de desarrollo o emergentes.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, también dijo en Davos que la UE sigue siendo "muy complicada, muy burocrática".

De todas formas, no sólo defendió una reducción de las trabas burocráticas, sino que promovió la propuesta de su gobierno de reformar las estructuras del bloque.

"Necesitamos hacer cambios en el Tratado para mejorar la estructura institucional de la Unión Europea", indicó Schäuble.

Cameron exigió además que no se dificulte la extracción de gas pizarra con una regulación estricta, porque de lo contrario Europa no podrá competir con Estados Unidos. Esa es la razón por la que Reino Unido, agregó, redujo los impuestos a este tipo de gas.

"Si la Unión Europea presenta a sus Estados miembro normas de forma precipitada y que no se justifican, que dificultan la extracción de este gas, entonces los inversores se marcharán a otra parte", dijo.

Mientras Reino Unido redujo a la mitad los impuestos a la extracción de este gas, otros países europeos como Alemania y Francia dudan sobre la utilización de esta fuente de energía debido a los cuestionamientos a la técnica de extracción ("fracking"), que se considera demasiado costosa y dañina con el medio ambiente.