Dinero Causa contra holdouts

Bonistas también apelaron ante la Corte de EEUU

El grupo denominada Exchange Bondholder Group (EBG) -liderado por Gramercy Management- pidió la "revisión" del fallo del juez Thomas Griesa.
Avatar del

MDZ, Dinero

1/2
Bonistas también apelaron ante la Corte de EEUU(Vivelo Hoy)

Bonistas también apelaron ante la Corte de EEUU | Vivelo Hoy

Bonistas también apelaron ante la Corte de EEUU(Vivelo Hoy)

Bonistas también apelaron ante la Corte de EEUU | Vivelo Hoy

 Un grupo de bonistas que ingresaron a las reestructuraciones de deuda instrumentadas por la Argentina en 2005 y 2010, presentaron una apelación ante la Corte Suprema de Estados Unidos, en la causa contra fondos buitres, según consignó Ámbito Financiero.

La petición de los tenedores de bonos reestructurados se suma a la presentada el martes pasado por el Gobierno argentino.

El grupo de bonistas, denominado Exchange Bondholder Group (EBG) -liderado por Gramercy Management- pidió la "revisión" del fallo del juez Thomas Griesa como una forma de "remediar los enormes daños que amenazan de forma inminente a terceras partes afectadas (non-parties, en inglés) como resultado de las órdenes judiciales" emanadas de los tribunales de Nueva York.

Estos fallos, según detalló el documento de 32 páginas, "plantean cuestiones fundamentales de importancia nacional en relación con el correcto alcance del poder equitativo del Poder Judicial Federal y constitucional, para poner en peligro los intereses de propiedad privada de algunos ciudadanos, para el beneficio privado de otros".

Las decisiones a que hace referencia la petición, son las que tomaron primero el juez Thomas Griesa y luego la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York, en las que establecieron un método de pago a los holdouts por un monto cercano a los 1.330 millones de dólares (cifra equivalente al monto al 100 por ciento de los bonos en default).

La fórmula de pago contempla el uso de fondos destinados para pagar a los bonistas que sí decidieron entrar a los canjes de 2005 y 2010, como los representados por el Exchange Bondholders Group.

Bajo este escenario, la agrupación sostuvo a su vez que la petición presentada el mismo día que lo hizo la Argentina, "plantea una cuestión de importancia nacional" bajo ciertas cláusulas de la Quinta Enmienda de la Constitución estadounidense.

Los miembros del grupo enfatizaron que poseen "derechos constitucionales fundamentales que los protegen de la acción de gobierno que se apodera de sus bienes en beneficio de otros ciudadanos privados".

Así, "estas violaciones de los derechos constitucionales de terceras partes afectadas (non-parties) subraya las razones para conceder la petición" a la República Argentina, concluyeron.