Biodiesel: el sector, paralizado, denuncia que peligran 10 mil empleos

El sector acusa que por estar la actividad regulada por el Estado hay 24 plantas en siete provincias sin actividad.
Avatar del

NA

Biodiesel: el sector, paralizado, denuncia que peligran 10 mil empleos

Biodiesel: el sector, paralizado, denuncia que peligran 10 mil empleos

El sector del biodiésel ingresó en conflicto, con 24 plantas paradas, y reclamó al Gobierno publicar un precio del biocombustible acorde al mercado, porque "peligra" el trabajo de 10 mil personas.

Así lo indicó hoy a Noticias Argentinas Federico Pucciarello, dirigente de la Cámara de Empresas Pymes Regionales Elaboradoras de Biocombustibles.
  
"Tenemos 24 plantas en 7 provincias sin actividad y algunas con procedimientos preventivos de crisis en el Ministerio de Trabajo. Pero también está cerrada la fábrica de insumos que produce metilato de sodio, la empresa alemana Evonik en San Lorenzo, Santa Fe", advirtió Pucciarello.

También peligran las fuentes de subproductos en el proceso de refinamiento de aceite para hacer biodiésel que son oleínas, lecitinas, fluidas y sólidas, lisolecitina, para el consumo de pollo y ácido graso y glicerina cruda.

Todas las plantas de biodiésel, proveedoras del consumo interno, paralizaron sus actividades, por lo tanto ante la esa situación se "incumplió con la normativa del Gobierno del corte de gasoil con el 10 por ciento de biodiésel que debía comenzar en estos días".

"Ocurre que noviembre fue la última publicación del precio del biodiésel por la Secretaría de Energía, que fijó en 5.684 pesos la tonelada de biodiésel, es decir que 5 pesos el litro de biodiésel contra los 6,70 litro de gas oil que se importa. Hay dos pesos de diferencia entre lo que importan y lo que se paga internamente", expresó el socio fundador de CEPREB.

También señaló que las plantas de extrusión de soja que suministraban el aceite a las plantas de biodiésel están paradas", y destacó que en la "soja, el 83 por ciento es harina y el 17 por ciento aceite, empieza a escasear harina lo que va a encarecer la cadena alimenticia".

"A causa de que el biodiésel está regulado por el Estado, en estos momentos se debería pagar la materia prima, el aceite de soja, a precio más alto que el biodiésel, eso no puede ser y llevó a la parálisis", confirmó.

La Argentina produce ocho millones de toneladas de aceite por año y un millón son destinadas a la fabricación de biodiésel, y así unos 2.000 camioneros que realizan el flete a las plantas en distintas partes del país no tienen actividad. 

"No entendemos, la escuchábamos hablar a la presidenta ayer de agregar valor a la materia prima que es lo que hacemos, y nosotros no obtenemos respuestas", dijo.

En estos momentos se importa gasoil y "el precio que el Estado nos obligaba a facturar, el último publicado, cuando se devaluó quedamos descalzados, hoy se nos hace inviable el negocio.

Teóricamente las petroleras están vendiendo gas oil puro sin respetar la ley de corte con biodiésel", señaló.

"Reclamamos al Gobierno publicar el precio del biodiésel y que sea acorde al mercado, porque peligra el trabajo de 10 mil personas que integran toda la industria adherente y queremos que esto se arregle lo antes posible, porque la gente vive en estado de angustia, solicitamos señales claras", aclaró Pucciarello.

Empresarios de la cámara de pymes entregaron estudios económicos y explicaron la situación del mercado a la Secretaría de Energía, a la Secretaría de Comercio, Ministerio de Economía y a la Presidencia entregaron dos cartas, sin haber obtenido resultados todavía.