Argentina devalúa y el dólar pierde fuerza en la región

En Uruguay, Brasil y Chile cae por la apreciación de monedas locales en un contexto internacional favorable.
Avatar del

NA

1/2
Argentina devalúa y el dólar pierde fuerza en la región(web)

Argentina devalúa y el dólar pierde fuerza en la región | web

Argentina devalúa y el dólar pierde fuerza en la región(web)

Argentina devalúa y el dólar pierde fuerza en la región | web

El dólar viene batiendo récords en la Argentina mientras en países de la región como Uruguay, Brasil y Chile cae por la apreciación de monedas locales en un contexto internacional favorable, según un informe que trascendió hoy.

Datos de la CEPAL, el Ministerio de Economía y el mercado cambiario, arroja que entre finales del 2003 y enero del 2014 en la Argentina el dólar subió de 2,90 a 6,80 pesos en el mercado oficial, lo cual significó una devaluación del peso del 130%.

El precio del billete estadounidense en el mercado paralelo, en tanto, alcanzó casi los 12 pesos, con una expansión del 300 por ciento, indicó un informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA). 

Pero en los países vecinos, en cambio, en el mismo período que el dólar en Chile pasó de 593 a 538 pesos, bajó 9%.

En Brasil, la divisa pasó de 2,91 a 2,42 reales por dólar, bajó 7%; y en Uruguay pasó de 28,2 a 21,4 pesos, con un descenso del 24%.

"El fenómeno es consistente con el contexto internacional excepcionalmente favorable. Altos precios de los commodities más tasas de interés internacionales históricamente bajas provocan un masivo ingreso de dólares a la región que tiende a apreciar las monedas locales", señaló IDESA.

La fuerte aceleración devaluatoria que sufre la Argentina, a pesar de que también disfruta condiciones externas muy beneficiosas, "sólo se explica por políticas internas diferentes a las que aplican los países vecinos", según ese análisis.

"El rasgo que distingue a la Argentina es la paupérrima calidad con la que se gestiona el gasto público. La presión tributaria alcanzó un nivel récord, llegando casi a 40% del Producto Bruto Interno computando todas las imposiciones nacionales, provinciales y municipales", dijo IDESA.

A pesar de ese panorama, el gasto público está muy próximo a alcanzar el 45% del Producto Bruto, por lo que el desequilibrio del sector público consolidado ronda el 5% del PBI.

"Este desbalance se financia fundamentalmente con emisión monetaria generando una alta tasa de inflación que induce a la población a comprar dólares como refugio de valor", explicó IDESA en un informe.

Y aclaró que el problema se potencia porque la mayor parte del crecimiento del gasto público es "despilfarro", dando cuenta que "testimonios extremadamente ilustrativos son los cortes de electricidad, crecientes niveles de inseguridad, retrocesos en la calidad educativa y empresas públicas inviables".