El dato que muestra cómo hace la clase media para sobrevivir

El dato que muestra cómo hace la clase media para sobrevivir

El endeudamiento, a través de créditos personales, es la forma que buscan muchos sectores para poder enfrentar el aumento de gasto que se generan por la inflación. Esto afecta, especialmente, a la clase media. En los últimos doce meses, los fondos entregados por esta vía subieron 64%.

Horacio Alonso

Horacio Alonso

Con salarios que crecen menos que la inflación, poder llegar a fin de mes es cada vez más difícil. Esto provoca que una parte de la población tenga que endeudarse para cubrir sus gastos que crecen al ritmo de la suba de precios.

Un informe revela que muchas familias eligen financiarse a través de préstamos personales. Durante julio, estas líneas financieras volvieron a crecer, completando veinticuatro meses de subas consecutivas con un volumen de fondos destinados de $32.252 millones.

De esta manera, esta línea crediticia otorgó un total de $880.125 millones acumulados en los últimos doce meses con un crecimiento interanual del 64,2%. En comparación, contra los $536.102 millones al cierre del mismo mes del año anterior.

El dato curioso es que, en términos reales, la evolución de los créditos no aumenta respecto al año pasado sino que acompaña el mayor costo de vida.

Un informe de First Capital Group muestra que el crédito bancario al sector privado está estancado en valores reales, aunque en un contexto de inflación desatada la cantidad de pesos que se prestan en forma de consumos con tarjeta de crédito, préstamos personales, créditos hipotecarios y otras líneas se mantienen crecientes únicamente en cantidades nominales.

Quienes toman este tipo de crédito a través bancos representan a sectores de la clase media que no están aumentando sus niveles de consumo sino que están acompañando, vía endeudamiento, los mayores costos por la inflación. 

“Durante los períodos que se percibe el Sueldo Anual Complementario, los saldos de las carteras no crecen de manera importante, pues se reciben muchas cancelaciones de cuotas gracias a los ingresos no habituales percibidos por los deudores. En este caso particular, como el crecimiento es inferior al aumento del costo de la vida esperado para este mes, estamos en presencia de un retroceso en términos reales”, explicó Guillermo Barbero, socio de FCG.

El último mes, el saldo total de préstamos en pesos al sector privado alcanzó los $5.737.968 millones, representando una suba interanual de $2.547.146 millones, equivalente a un aumento del 79,8% anual, valores que se encuentran muy cercanos a la inflación del período. El crecimiento mensual ha sido de $303.840 millones lo que representa un 5,6%, por debajo del valor de la inflación esperada para este período.

Por su parte, las compras con tarjetas de crédito también subieron alcanzando los $1.650.615 millones, lo cual significa un aumento de un 2,5% respecto al cierre del mes pasado, unos $40.108 millones por encima de junio y seguramente muy por debajo de la inflación esperada. El crecimiento interanual, llegó al 66,8%, y en este caso no alcanzó los niveles de la inflación del período.

“Finalizado el período de promociones efectuado por el comercio electrónico y ante la suba de las tasas de interés dispuestas por la autoridad monetaria, se aprecia una caída de las ofertas de venta en cuotas sin interés, por tal motivo vemos una caída en términos reales de los saldos acumulados de este rubro”, continuó Barbero.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?