¿Necesitás aumentar el límite de la tarjeta de crédito? Así se hace

¿Necesitás aumentar el límite de la tarjeta de crédito? Así se hace

Los pesos cada vez rinden menos, y la necesidad de financiamiento aumenta. Subir los límites de la tarjeta de crédito puede ser una salida a este problema. Así se hace.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

La realidad se está llevando por delante al peso, y el dinero cada día vale menos. Es por eso que la necesidad de financiamiento aumenta y una de las formas que tienen las personas "comunes y corrientes" de hacerlo es a través de las tarjetas de crédito.

Hay muchos elementos que entran en juego a la hora de pedir que el banco nos aumente los límites de compra y cuotas de la tarjeta de crédito. Luego de hacer el pedido, hay que esperar que la evaluación sea positiva, y una vez que pasemos los diferentes filtros la entidad avisará si estamos aprobados para un aumento de límites.

Lo primero que hay que tener en cuenta, incluso antes de hacer el pedido de suba de límites, es la imagen que el banco tiene de nosotros como clientes. Si existe un historial de demoras en los pagos de las tarjetas, es probable que haya varias trabas a la hora de que prospere el requerimiento..

Otro de los ítems en los que se fijan los bancos es el ingreso de cada persona.  Sin un ingreso estable es muy poco probable que se toquen los límites de las tarjetas de crédito. Además, nunca subirán este tope mucho más allá del ingreso de cada persona, por lo que muchas veces los límites que se pretenden no se otorgan.

El trámite se puede comenzar de manera remota.

Cómo ampliar el límite de la tarjeta de crédito

El primer paso es muy intuitivo: hay que comunicarse con el ejecutivo de nuestra cuenta en el banco. Cuando esta persona maneje nuestro caso, podremos saber sin inconvenientes cuánto podemos llegar a pedir y si hay posibilidades de que nuestro pedido llegue a buen puerto.

Algo a tener en cuenta es que si tenemos varias tarjetas en un mismo banco debemos ser muy específicos con respecto a cuál queremos que sea la beneficiada. Si bien no es común, puede ocurrir un error y terminaremos con los los límites subidos para una tarjeta que no utilizamos.

El trámite también se puede realizar de manera remota, vía telefónica o home banking. Estas opciones son casi una instancia previa al pedido, ya que al realizar el primer paso lo que sucede es que un representante del banco toma el caso. De todas maneras, puede ser un comienzo rápido a un trámite que antes requería atención presencial sí o sí, y demoraba bastante más tiempo en concretarse.

Una vez realizado el pedido cabe la posibilidad de que el banco pida documentación que lo sustente. Cuando ya se realizaron todos los pasos previos, sólo resta esperar para ver si conseguimos aumentar los límites o no. En este último caso, sólo queda la opción de sacar una tarjeta de crédito en otro banco.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?