El trasfondo del aumento de la nafta: el bioetanol

El trasfondo del aumento de la nafta: el bioetanol

Hace poco, el Gobierno nacional definió el aumento del bioetanol, derivado de la caña de azúcar y el maíz. Además, por ley obligó a que hasta mayo próximo este deba mezclarse con la nafta, mientras que el biodiesel (soja) tiene que ir añadido al gasoil.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

Desde las petroleras explican que el aumento en los precios de los combustibles (1% en nafta y 1,9% en gasoil) se deben principalmente al aumento que el Gobierno nacional definió sobre el bioetanol, elaborado a partir de maíz y caña de azúcar.

"El aumento de 90,6% que la Secretaría de Energía de la Nación otorgó de manera escalonada hasta mayo al precio de la tonelada de biodiesel, y de 56% a la tonelada de bioetanol, impacta directo sobre el precio en los surtidores, que mensualmente, al ritmo de esos incrementos, se trasladan a los consumidores", explica el portal de noticias Infobae.

Un funcionario del ministerio de Hacienda, por su parte, sostuvo que el "esquema actual ya lleva 15 años y los números no cierran pese a que se les dio beneficios fiscales a los proyectos de construcción de las plantas productoras, se les aseguró un mercado cautivo y un precio garantizado por el Estado, que desde hace años es el que repercute en los precios de los combustibles”. Además, admitió que "lo de los biocombustibles se transformó en un gran dolor de cabeza”.

“La soja y el maíz tienen mercado externo; pueden exportarse y pagar los impuestos que la Argentina necesita recaudar, sobre todo para intentar revertir lo más rápido posible los efectos de la pandemia”, dicen en Hacienda.

Por su parte, el ex vicepresidente de Administración y Finanzas de YPF y actual director de la consultora Economía & Energía, Nicolás Arceo, explicó: “El costo de los biocombustibles ha resultado sistemáticamente más elevado que el de los combustibles fósiles, lo que ha derivado en un mayor costo de los combustibles en el surtidor”.

“Ese sobrecosto fue parcialmente compensado a través de la exención del impuesto a los combustibles líquidos a los biocombustibles, lo que generó una merma en los ingresos fiscales tanto de la Nación como de las provincias, ya que se trata de un impuesto coparticipable”, agrega Arceo.

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?