Las siete medidas que propone la UIA para enfrentar la crisis del coronavirus

Las siete medidas que propone la UIA para enfrentar la crisis del coronavirus

La Unión Industrial Argentina (UIA) presentó una serie de propuestas orientadas a enfrentar esta nueva crisis que afecta no solo al sector industrial sino también a la sociedad en su conjunto.

Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

Al igual que en otros países, la pandemia mundial de coronavirus comienza a golpear a la ya delicada economía argentina, donde la emergencia sanitaria y las medidas de aislamiento social provocan un parate en muchos sectores que, según los analistas, traerá consecuencias negativas a corto, mediano y largo plazo, especialmente en las áreas productivas.

En ese contexto, la Unión Industrial Argentina (UIA) presentó una serie de propuestas orientadas a enfrentar esta nueva crisis que afecta no solo al sector industrial sino también a la sociedad en su conjunto. Dichas acciones se encuadran en soluciones de efectividad inmediata y al futuro cercano, siendo a la vez flexibles y moldeables ante posibles cambios de escenario y la incertidumbre reinante.

Ahora "es fundamental consolidar el trabajo conjunto entre el sector empresario, los trabajadores y los gobiernos nacional, provinciales y municipales", propone la entidad en su documento que contiene siete medidas principales para aplicar en la economía argentina: financiamiento y medios de pago; laborales; impositivas; producción, transporte y logística; comercio exterior; energía; y sectores esenciales.

Financiamiento y medios de pago

En su primer punto, la UIA indica que el Estado debe impulsar medidas de financiamiento y medios de pago para las empresas y personas físicas, con el objetivo de "brindar rápidamente liquidez y mejorar condiciones de acceso al crédito (plazos, montos, tasas, requisitos, períodos de gracia) a las empresas, monotributistas, autónomos y familias para hacer frente a la menor demanda externa e interna".

Uno de los focos primordiales es la maximización de las líneas de crédito con tasa máxima del 24% que fueron propuestas hace dos semanas por el BCRA, para garantizar el pago de sueldos y sostener la cadena de pagos. En ese sentido, la UIA considera necesario "acompañar las mismas con garantías públicas" incrementando el fondeo del FOGAR (Fondo de Garantía Argentino) y FONDEP (Fondo Nacional de Desarrollo Productivo) para otorgar avales a Pymes, subsidiar préstamos con una tasa sustancialmente más baja a todos los sectores y entregar créditos a empresas en crisis o con balances con estrés financiero.

También la entidad solicita restablecer la operatoria bancaria esencial para empresas en cuanto a los depósitos de efectivo y cheques en las sucursales que todavía no lo han implementado; descuento de cheques de pago diferido en sucursales y/o aceptando fotos de los cheques; servicios de gestión de pago a proveedores y administración de valores diferidos; rechazo de cheques por fuerza mayor y no por falta de fondos; y solucionar problemáticas asociadas a los tokens físicos y accesos de seguridad digitales.

Por último, se solicita la habilitación del mercado de capitales, en particular el funcionamiento de Fondos Comunes de Inversión de bancos para garantizar liquidez de empresas para el pago de salarios.

Laborales

Respecto a las cuestiones laborales, la UIA resalta las medidas tomadas por las autoridades nacionales y provinciales en cuanto a la garantización de la seguridad sanitaria de los trabajadores y el funcionamiento de ciertas actividades esenciales para continuar con la producción de productos y servicios básicos. De todos modos, los industriales sugieren avanzar en otras acciones como:

  • Incluir la posibilidad de aplicar los beneficios del Decreto 332/20 (Asignación Compensatoria y REPRO) para los empleadores que pese a estar incorporados en las cadenas de valor de actividades esenciales, ven su actividad perjudicada por el impacto de las medidas de aislamiento en su cadena productiva.
  • Incorporar incentivos para garantizar el presentismo en las industrias vinculadas a actividades esenciales
  • Resolver las cuestiones pendientes vinculadas a las sumas no remunerativas percibidas por los trabajadores impedidos de prestar servicios por encontrarse sometidos a las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio; así como la eximición del pago de contribuciones sobre horas suplementarias y trabajadores eventuales
  • Establecer la obligatoriedad de informar al empleador de manera inmediata el resultado del test de Coronavirus.
  • En caso de sostenerse o profundizarse la crisis, exención/reducción de contribuciones patronales a todo el personal para sostener el empleo.

Impositivas

Con el fin de "alivianar la carga impositiva en empresas, monotributistas y autónomos afectados por la menor demanda y las dificultades para producir, para sostener el empleo y sostener la producción", la UIA pide avanzar y/o profundizar varias medidas en materia impositiva, entre las que se encuentran:

  • Prórroga para la presentación y pago de los tributos nacionales, provinciales y municipales devengados en los meses de marzo y a abril (o lo que duren las medidas excepcionales). Pueden aplicarse extensiones diferenciales para MiPyMEs y grandes empresas.
  • Prorrogar la vigencia de los certificados PyME.
  • Extensión del período de deudas comprendidas en la moratoria PyME vigente hasta el 31 de marzo e implementar un plan de pagos en condiciones equivalentes para las deudas generadas en la crisis.
  • Lanzamiento de moratoria/plan de pagos para grandes empresas, para permitir refinanciar las deudas acumuladas en el período de crisis.
  • Suspensión al impuesto a los créditos y débitos por 30 días (o lo que duren las medidas excepcionales dispuestas) para promover las transacciones electrónicas.
  • Aceleración de la devolución de los saldos a favor de las empresas (saldo técnico de IVA, reintegros, regímenes especiales)
  • Suspensión de pagos por adelantado impuestos (regímenes de anticipo, pagos a cuenta, etc.). Esto comprende: anticipo de impuesto a las ganancias, pagos a cuenta de impuestos nacionales y aduaneros, etc.
  • Suspensión de los regímenes de recaudación bancaria del impuesto sobre los ingresos brutos y devolución de saldos a favor.

Producción, transporte y logística

Para los industriales, es de vital importancia "garantizar el acceso a los insumos y logística que permita abastecer la demanda de la industria y la población en un contexto de incertidumbre global", por lo que en este apartado recomiendan implementar algunas acciones como:

  • Creación de un Comité de Logística de articulación público - privada con participación de todos los niveles de gobierno, gendarmería y cámaras empresarias, para monitorear el funcionamiento del transporte y logística, y difundir los protocolos de transporte y abastecimiento de productos esenciales y de comercio exterior durante el período que duren las medidas de emergencia.
  • Garantizar el libre tránsito de productos e insumos para la producción, por medios aéreos, terrestres, marítimos y fluviales por todo el territorio nacional y en el comercio internacional, eliminando los impedimentos totales o parciales a la carga, con el fin de asegurar el transporte y logística para garantizar la continuidad de la producción, particularmente de los sectores considerados esenciales.
  • Fomento a producción nacional para la sustitución de importaciones en áreas estratégicas y productos considerados esenciales.
  • Garantizar el transporte interno e internacional y la logística de los sectores exportadores para permitir su continuidad.

Comercio exterior

Desde la UIA se considera que el comercio internacional será no solo una fuente importante de ingresos para activar la economía argentina, sino también una "oportunidad para abastecer mercados foráneos desabastecidos por el cierre de otros productores y mercados". De todas formas, y si bien anteriormente planteó la necesidad de sustituir importaciones en ciertas áreas, la entidad cree que "también debe asegurarse la provisión del exterior, en particular de los elementos esenciales para la crisis y que no se producen localmente".

Algunas medidas propuestas son:

  • Ampliar plazo para el pago máximo anticipado de 180 días de importaciones cuando el origen del embarque se encuentre afectado por la pandemia
  • Medidas para sostener exportaciones y potenciar su incremento, incorporación de los sectores exportadores como sectores esenciales, eliminación de derechos de exportación e incremento de los reintegros y lanzar líneas para prefinanciación de exportación.
  • Extender los plazos vigentes para la liquidación de exportaciones por 30 días adicionales en cada caso (o lo que duren las medidas excepcionales dispuestas)
  • Suspensión del cobro de la tasa estadística mientras dure la situación de emergencia a las importaciones de insumos para dar liquidez financiera a productores locales.
  • Agilizar plazos en Aduana, para ello se podrían realizar mayores controles ex post y que los contenedores tengan canal verde.
  • Exportaciones de alimentos a nuevos mercados que hoy no son abastecidos debido al covid-19 en sus países de origen.

Energía

Otra preocupación del sector industrial es la provisión de energía, por lo que sus propuestas procuran "disminuir el impacto y suavizar la carga de las tarifas energéticas durante la crisis":

  • Reglamentación del Decreto 311/20 que suspende los cortes de servicios públicos a empresas PyMEs, de modo de clarificar los sectores alcanzados e incrementarlo a la totalidad de sectores alcanzados por la crisis.
  • Suspender el cobro de punitorios que gravan al sector energético para todos los usuarios que compran en el Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), así como al sector distribuidor. Aplicar un plan de pagos de al menos 6 meses, para los Grandes Usuarios que compran a CAMMESA, cuyas facturas vencen las próximas semanas.
  • Permitir a las PyMEs y empresas energo-intensivas a realizar el pago de las tarifas en cuotas o prorrogar vencimientos por 30 días.
  • Eliminación/reducción de los impuestos que gravan a las tarifas de gas y energía eléctrica, tanto nacionales como provinciales y municipales, en el período que dure la emergencia, al menos para los sectores más golpeados por la crisis.

Sectores esenciales

Básicamente, este último punto de la serie de medidas propuestas por la UIA reclama la ampliación progresiva de la lista de industrias exceptuadas de las medidas de aislamiento, "considerando en primer lugar a aquellas proveedoras de insumos de la de las cadenas de valor de sectores esenciales y sectores exportadores que pueden/desean operar".

En principio, propone incluir en las excepciones a las empresas que proveen insumos para los sectores esenciales, incluso para aquellos que se encuentran más de un eslabón aguas arriba. Algunos ejemplos son:

  • Fabricación de envases de vidrio
  • Fabricación de hojalata
  • Extracción de arcilla y caolín
  • Extracción de arenas, canto rodado y triturados pétreos
  • Aluminio para hacer envases o base para instrumental médico, respiradores, etc.
  • Filtros de aire industriales y de alta eficiencia
  • Productos de backup de energía, que soportan telecomunicaciones y redes de datos, equipos de manejo de materiales
  • Empresas fabricantes de aromatizantes, conservantes, tintes, colorantes para las industrias esenciales y para sus envases.

Además pide que sean excluidas del aislamiento las empresas con fuerte orientación exportadora y que cumplan con órdenes de pedidos:

  • Minería
  • Algunos sectores de alimentación que hoy están ralentizados (alimentos envasados, golosinas, frutos secos, a granel, alimentos para animales)
  • Fundición, siderúrgica y metalmecánica (tubos, maquinaria agrícola, bienes de capital, aluminio y sus derivados, otros productos metalúrgicos)

Otro sector que para criterio de la UIA necesita mayor actividad es el de la industria autopartista vinculada con el transporte de carga, para evitar incumplimiento de órdenes de pedidos internacionales y abastecer la cadena logística:

  • Recambios de repuestos, ya sea por mantenimiento o por roturas, sin los cuales muchas unidades seguramente se verán impedidas de rodar, afectando fuertemente la actividad a la que están afectados.
  • Neumáticos: centros de servicios por la misma razón.

Junto con estos grupos, la entidad considera a otras industrias como primordiales para garantizar los productos y servicios esenciales que necesita la población:

  • Artículos de papelería, librería y juguetería al por menor,
  • Comercio Digital PyME: Las micro y pequeñas empresas que realicen ventas a través de comercio electrónico de bienes considerados esenciales y/o de consumo habitual o cotidiano podrán acudir al lugar donde se encuentre la mercadería, exclusivamente con el fin de despachar sus ventas realizadas y/o entregar mercadería para ser almacenada y posteriormente despachada desde un centro de almacenamiento.
  • Gestión, transporte y tratamiento de materiales reciclables para empresas y barrios cerrados.
  • Fábrica de ataúdes
  • Producción de cigarrillos
  • Empresas productoras de pintura y sus insumos; al igual que ferreterías, y los materiales para la construcción provistos por corralones, las pinturerías ofrecen artículos de reparación de los hogares y su venta se distribuye en locales de proximidad del hogar. Sería necesario incluir todos los eslabones de la cadena en producción, distribución y venta.

Finalmente, la UIA señala que "algunas empresas o actividades disponen de la capacidad de reconversión rápida para la producción de elementos considerados esenciales en esta etapa (textiles de seguridad, alcohol en gel, equipamiento médico, respiradores)". Por ende, sugiere "realizar un monitoreo de las empresas que dispongan de esa posibilidad para incluirlas entre las exceptuadas del aislamiento, y dotarlas del financiamiento necesario a través de una línea de crédito blando para poder asumir en corto plazo el desafío de esa rápida reconversión"

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?